jueves 26 de noviembre de 2020
Policiales | Mercedes | Recreo | allanamientos

Detallan cómo fue la maniobra que tiene en vilo a los vecinos del barrio Las Mercedes en Recreo

La Fiscalía expuso esta mañana la evidencia que sostiene la hipótesis acusatoria sobre la asociación ilícita para intentar apoderarse del loteo ubicado en el kilómetro 479 de la ruta 11.

A través de un cuadro sinóptico, una línea de tiempo y de numerosa documental, las fiscales de Delitos Complejos Barbara Ilera, Mariela Jiménez y Laura Urquiza desentrañaron la maniobra defraudatoria que le atribuyen a, hasta el momento, nueve personas implicadas en la causa que intenta definir quién es el dueño del loteo Barrio Las Mercedes, ubicado en Recreo.

La Fiscalía sostiene que las cinco personas que se encuentran detenidas, y los demás sospechosos que tramitarán la causa en libertad, conformaron una asociación ilícita que tenía como objetivo darle apariencia legal a la estructura jurídica del fideicomiso creado bajo el nombre de “Barrio Las Mercedes de Recreo”.

La acusación sostiene que los imputados se valieron de documentación alterada para llevar al engaño a la Inspección General de Personas Jurídicas y Registro Público de Comercio, y obtuvieron así la inscripción de la sociedad ‘Las Mercedes de Recreo SA”.

Para esto, los imputados “simularon ser socios, mediante el uso de actas de contenido falso, perjudicando el patrimonio de la sociedad y de los accionistas, mediante la administración y disposición del inmueble que es el único capital social de la empresa”.

Leer más ► Las Mercedes de Recreo: la estafa inmobiliaria que investiga la Justicia ya tiene cuatro imputados

Las Mercedes de Recreo audiencia tribunales.jpg
La audiencia se desarrolló en la sala 2 del subsuelo de tribunales.

La audiencia se desarrolló en la sala 2 del subsuelo de tribunales.

Línea de tiempo

Las fiscales ubicaron el origen de las maniobras a principios del 2000. Arquímides P., padre de uno de los imputados, había firmado un contrato de compra de acciones a la sociedad Las Mercedes, el año anterior, hasta el momento propiedad de los hermanos Clucellas.

Al no concretarse el pago, en junio de 2000, Arquímides fue intimado a pagar la suma de 230.000 dólares que debía, para que se concrete la venta de las acciones. La misma se concretó entonces una reunión entre las partes, y al momento de firmar el acta, el hombre se descompensó y debió recibir atención médica. La Fiscalía sostuvo que los imputados se valieron de esa acta, agregaron la firma faltante y presentaron una fotocopia.

Según sostuvo la Fiscalía, dos años después los imputados firmaron un convenio con los Clucellas para saldar esa deuda con un terreno en la provincia de Santiago Del Estero. Otra vez la documentación que avala esta operatoria consta de fotocopias, sin haberse encontrado originales. No hay registro de que los Clucellas hayan participado de esa transferencia, e incluso ese campo fue vendido a otras personas oriundas de Córdoba.

Ese acto dio lugar, según explicó la acusación, a una asamblea extraordinaria a través de la cual los Clucellas transfirieron las acciones a los imputados, y renunciaron a la presidencia de la sociedad. De esta asamblea sólo se secuestró una fotocopia del acta con las firmas certificadas, sin que conste en ningún libro, ni registro, ni foja…”Es un acto falso, no existió”, sostuvieron desde la Fiscalía.

Sobre ese punto las fiscales se remitieron a la investigación existente, expuesta al inicio de la audiencia por uno de los imputados: “El juez De La Torre se dio cuenta en 2014 de la maniobra por la documentación aportada el propio denunciante (hoy imputado), quien habría adquirido el paquete accionario en tres oportunidades según la documentación que él mismo aportó a la causa”, explicó la fiscal.

Tras ese supuesto acto de transferencia de acciones y renuncia de los Clucellas a la sociedad, en el año 2004 el hoy denunciante Ruiz Moreno recibió parte de las acciones de su madre, y al poco tiempo heredó la totalidad cuando esta falleció. Ruiz Moreno quedó como presidente de la asociación por un lado, realizando las tareas necesarias para concretar el loteo del terreno, mientras que los imputados continuaron con las maniobras para hacerse del terreno, por otro. En 2010 Ruiz Moreno fue denunciado y se originó la investigación referida más arriba, en la que finalmente fue sobreseído en el año 2014 y el juez De La Torre advirtió la maniobra.

Mientras tanto, los imputados siguieron intentando obtener la conformación del fideicomiso ante el organismo de Inspección de Personas Jurídicas, a quien en un plazo relativamente corto de tiempo le presentó como sede social varias direcciones tanto en la ciudad de La Plata, como en Recreo e incluso una dirección en la ciudad de Santa Fe que era un terreno baldío.

Leer más ► Pausa y suspenso en la causa que investiga una estafa inmobiliaria en Las Mercedes de Recreo

Manifestación Recreo Barrio Las Mercedes.jpg
Los vecinos de Recreo reclaman la escritura de los terrenos

Los vecinos de Recreo reclaman la escritura de los terrenos

Finalmente, un viernes 24 de diciembre “con el pan dulce debajo del brazo y como por un tubo, el fiscal adjunto firmó la resolución para el nuevo estatuto de la Sociedad Las Mercedes. Fue esta resolución la que le dio forma a la sucesión de actos fraudulentos”, sostuvo la Fiscalía.

En 2016 Arquímides P. cede todas sus acciones “que no poseía” a sus hijos y éstos forman el fideicomiso Las Mercedes S.A. en el año 2018. Es en ese año cuando uno de los imputados denuncia el extravío de los libros societarios, libros de actas, etcétera, “libros que no existían”, para que el registro público de comercio le otorgue una nueva rúbrica.

Con esto, las fiscales consideraron acreditada la existencia tanto de la asociación ilícita entre los nueve implicados, a quienes les atribuyó también las estafas reiteradas.

Pedido de detención

Para sostener el pedido de prisión preventiva de los cinco imputados detenidos, las fiscales expusieron las maniobras para intentar entorpecer la investigación desplegadas. Por ejemplo, uno de ellos le envió a fines de octubre un mensaje al fiscal regional Carlos Arietti, en el que tildaba de “bestialidad” al trabajo de la Fiscalía, de “bagre” a uno de los abogados querellantes”, y que si “esto no se normaliza a la brevedad va a arder Troya”. Y el mensaje, según leyeron las fiscales, terminó con una “moraleja: mis clientes la van a pasar mal, pero vos y el MPA la van a pasar peor”.

Finalmente, las fiscales se refirieron también a las cientos de familias que hoy tienen su futuro (y su presente) incierto, ya sea porque le compraron los lotes a Ruiz Moreno o porque lo hicieron al fideicomiso denunciado.

Por último, sostuvieron que de los informes requeridos a la Afip y al Banco Central no se han detectado cuentas a nombre del fideicomiso y sólo se logró el secuestro de 100 mil pesos en los allanamientos, por lo que “el camino del dinero tampoco está claro”.

El juez Gabriel Candioti dispuso un receso hasta las 15 horas para la exposición de los querellantes Alejandro Otte y Matías Lassaga, y para las respuestas de los abogados defensores Néstor Oroño, Martín Durando y Raúl Sánchez Lucumberri.

Dejá tu comentario