menu
search
Policiales | Hospital Cullen | abuso sexual |

Denuncian un presunto abuso a una paciente en la Guardia del Hospital Cullen

La madre de la paciente aseguró que un estudiante avanzado de Medicina, que hace prácticas en el hospital, manoseó a su hija mientras la atendía. Quedó demorado por la policía y se le abrió una causa por posible "abuso sexual simple".

Un estudiante avanzado de Medicina que se desempeña en el área de Guardia del hospital Cullen terminó en la Seccional Cuarta de la Policía este martes por la madrugada, luego de que una paciente de 23 años lo denunciara por manosearla en el momento en que la revisaba.

La paciente, que fue intervenida de una operación de mamas hace apenas dos semanas, comenzó a sentirse mal y a sufrir taquicardia, por lo que la madre decidió trasladarla al Cullen de urgencia. Ingresó a las 2.30, y fue atendida por este estudiante avanzado que tiene 53 años.

En el móvil de AIRE, visiblemente compungida, la mamá relató lo sucedido: "Yo estuve con ella continuamente y observé que el médico actuaba en forma muy rara. Pensé que estaba cansado".

Hospital Cullen_MG_1955-1200_MTH.jpg
En el hospital Cullen funciona un destacamento policial. Allí se realizó la primera denuncia durante la madrugada de este martes.

En el hospital Cullen funciona un destacamento policial. Allí se realizó la primera denuncia durante la madrugada de este martes.

"En un momento -prosiguió- me hizo salir porque supuestamente iba a hablar con mi hija para preguntarle qué le estaba pasando. Me dijo que no me quedara cerca de la puerta, que me corriera, que estuviera un poco más alejada. Pero yo no le hice caso".

"Mi hija me hacía señas con los ojos"

La mamá de la paciente explicó que cuando el médico cerró la puerta, ella se acercó a oír lo que pasaba: "Estuvo hablando con ella bastante tiempo. Hasta que me dijo que entrara. Pero cuando lo hice, vi que mi hija me hacía señas con los ojos. Le puso el estetoscopio en el cuello, mientras yo estaba ahí. Ella me seguía haciendo señas, hasta que el médico salió un momento para buscar los elementos para tomarle la presión".

"Mientras él no estaba, mi hija me contó que el médico le había tocado los senos. Que le decía que así se iba a sentir bien y que se le tiraba arriba, abrazándola. Que se iba a sentir mejor si le tocaba el otro seno", continuó la madre.

Cuando el médico regresó a la sala, la madre comenzó a reclamarle por lo que había sucedido: "El me dijo que lo disculpara, que no lo denuncie. Se puso detrás de la puerta y no nos dejaba salir... me agarró del brazo".

Embed

"Le dije que no lo iba a denunciar y así pude salir por el pasillo. Estaba descontrolado. Nos decía que nos acompañaba, que nos fuéramos, pero yo conozco el hospital y les pedí ayuda a los enfermeros. Ellos me dijeron que no podían hacer nada y me sugirieron que denunciara lo ocurrido en el destacamento de la Policía", prosiguió.

La mamá contó que mientras denunciaban lo sucedido ante los efectivos del destacamento, el médico "llegó sin el ambo puesto y con la mochila como para escaparse. La gente del destacamento lo detuvo, porque se quería ir".

El personal que trabaja en el destacamento que funciona en el Cullen se comunicó con la seccional Cuarta, desde donde partió un móvil policial. Los policías informaron de la situación a la Fiscalía en turno, desde donde ser ordenó que el estudiante de Medicina fuera trasladado a la Comisaría para ser identificado y en una causa por posible "abuso sexual simple".