martes 17 de mayo de 2022
Policiales policía |

Condenaron al policía "Tripa" Celer por enriquecimiento ilícito 

Oscar Adrián Celer fue condenado a dos años de prisión, que fueron unificados con otra pena anterior y deberá cumplir un total de cinco años y seis meses de prisión. El fiscal Hernández estuvo a cargo de la investigación.

El expolicía Oscar Adrián “Tripa” Celer, de 44 años, fue condenado a dos años de prisión de cumplimiento efectivo por enriquecimiento ilícito. Sin embargo, deberá cumplir un total de cinco años y seis meses de prisión a raíz de que la pena fue unificada con otra anterior (ver Falsos allanamientos y “mejicaneadas”).

La condena a Celer fue impuesta por la jueza Susana Luna en el marco de un juicio en el que se abreviaron los procedimientos que se desarrolló en los tribunales de la ciudad de Santa Fe, informo la oficina de prensa del MPA. La investigación estuvo a cargo del fiscal de la Unidad de Violencia Institucional y Delitos Complejos, Ezequiel Hernández.

Además de la condena, Celer fue inhabilitado de por vida para ejercer cargos públicos y deberá abonar 830.268 pesos al MPA en concepto de multa. Esta suma de dinero equivale al 50 por ciento del incremento patrimonial que el uniformado admitió que no estaba en condiciones de justificar.

Parte de la multa será pagada con una lancha marca Delfín que era propiedad del condenado y que fue secuestrada oportunamente; un automóvil marca BMW que fue rematado por la Agencia Provincial de Registro, Administración y Destino de Bienes y Derechos Patrimoniales (APRAD); y uno marca Volkswagen modelo Gol que tendrá el mismo fin; el saldo restante de la multa serán 80.734,52 pesos que deberá pagar en efectivo.

Leer más ► "Tripa" Celer: la historia del primer expolicía que será juzgado en Santa Fe por enriquecimiento ilícito

Ezequiel hernández.jpg
Hernández, el fiscal a cargo del caso.

Hernández, el fiscal a cargo del caso.

Entre 2013 y 2017

Celer se enriqueció de manera ilícita mientras trabajaba como agente de la policía santafesina. A principios de 2019, el área de Asuntos Internos de la secretaría de Control provincial le solicitó la justificación de un desmedido incremento patrimonial que tuvo entre 2013 y 2017 y había sido advertido a raíz de una denuncia anónima.

Por su condición de funcionario público, el condenado estaba obligado a brindar información sobre el origen de sus ingresos económicos, sin embargo Celer no pudo explicar de dónde había obtenido el dinero para adquirir un inmueble ubicado en Sauce Viejo, tres autos, dos camionetas, dos embarcaciones, un cuatriciclo y una motocicleta.

A partir de informes de entidades públicas y privadas y de allanamientos realizados en propiedades de Celer en el marco de la investigación comandada por Hernández, se determinó que, en total, el monto de dinero no justificado era de 1.660.536 pesos. “En diferentes etapas de la investigación, tres contadores emitieron dictámenes distintos que coinciden en que hubo enriquecimiento ilícito”, detalló el fiscal.

Auto de Adrian Celer.jpg
El auto de Celer fue encontrado a pocas cuadras de donde fue detenido cuando con cuatro efectivos irrumpió de manera ilegal en una casa.

El auto de Celer fue encontrado a pocas cuadras de donde fue detenido cuando con cuatro efectivos irrumpió de manera ilegal en una casa.

Falsos allanamientos y “mejicaneadas”

El nombre de Tripa Celer tomó relevancia a fines de 2017, cuando en el mes de noviembre una familia de barrio Barranquitas fue víctima de una violenta entradera. Cuatro policías irrumpieron en la vivienda, simulando un allanamiento, y les exigían a los moradores (una pareja y su hija bebé) que les entreguen “el dinero, las armas y las drogas”. Después se disculparon: "perdoná loco, nos equivocamos de casa".

Leer más ► Entradera de barrio Barranquitas: “Perdoname loco, nos equivocamos de casa”

A los pocos días del hecho Celer quedó en prisión preventiva en el marco de la investigación –que también encabezó el fiscal Ezequiel Hernández– por la cual fue condenado en mayo de 2019. Esa condena se le impuso a él y a otros tres policías (Cristian Basilio Gutiérrez; Exequiel Sebastián Romero y Leonardo Abel Velázquez).

En aquella oportunidad, fue condenado por la coautoría de los delitos de tentativa de robo calificado (por ser en poblado y en banda; por el uso de arma de fuego; y por ser miembros de una fuerza de seguridad). Además, Celer y Gutiérrez también fueron condenados como autores del delito de portación ilegítima de arma de fuego de guerra.

Además, en noviembre de 2019, la Justicia federal procesó al exagente policial, sospechado de haber pergeñado durante 2017 un plan para traficar a Santa Fe cargamentos de marihuana y cocaína y armas de fuego provenientes de una organización narcocriminal con base en Paraguay y cuyo lazo conector fue un santafesino radicado en el país limítrofe, apodado “Gordo Pascuala”.

Leer más ► Expolicía de la URI fue procesado por vínculos con una organización narco de Paraguay

Temas

Dejá tu comentario