viernes 17 de junio de 2022
Policiales |

Compró un departamento y lo usurpó una mujer que dice estar en la calle: el drama de una docente en barrio Las Flores

Se trata de Viviana Barreto quien adquirió un inmueble en el barrio Las Flores I hace dos años y desde hace mes lo tiene ocupado ilegalmente por una mujer que dice estar en situación de calle. "Yo me siento avasallada en mis derechos", dijo a AIRE.

Angustia, desesperación e incertidumbre. Con esas tres sensaciones se encuentra Viviana Barreto, una docente que desde hace un mes vive un calvario en torno a su departamento del monoblock del barrio Las Flores I, el cual fue ocupado ilegalmente por una mujer que dice estar en situación de calle.

El suceso ocurrió el pasado 13 de mayo, cuando la propiedad estaba a punto de ser entregada a Viviana (luego de haber sido alquilada). Sin embargo, unos días antes, una mujer entró a la vivienda -se estima que por la fuerza y con la ayuda de un grupo de personas- y se apropió del domicilio.

Enterada por la situación, la propietaria fue hasta su departamento y se encontró con el peor de los escenarios: la puerta presentaba signos de haber sido violentada, mientras que la cerradura había sido modificada.

Sorprendida y con mucha impotencia, Viviana fue hasta la Subcomisaría Tercera que atiende por jurisdicción y radicó la denuncia, por lo que uniformados de la dependencia se dirigieron hasta el departamento a constatar la situación. A partir de ahí, comenzó una trama judicial que hasta el momento sigue sin resolverse.

Monoblock Las Flores 111.jpg
El departamento fue usurpado el pasado 13 de mayo y desde entonces se encuentra ocupado ilegalmente.

El departamento fue usurpado el pasado 13 de mayo y desde entonces se encuentra ocupado ilegalmente.

Por el caso, intervino la fiscal del Ministerio Público de la Acusación, Yanina Tolosa, quien dio inicio a una investigación que fue derivada a los agentes de la AIC (Agencia de Investigación Criminal), los cuales realizaron una serie de trabajos para constatar el suceso, entre ellos, tomar entrevistas a vecinos del edificio y recopilación de documental.

Un mes después, los investigadores llevaron los elementos recolectados a la fiscal, por lo que la funcionaria judicial descartó que haya existido una “usurpación” en el departamento de Barreto, ya que -según la investigación- la puerta no presentaba signos de violencia y que la ocupación no se había dado en la clandestinidad, los cuales son requisitos para configurar tal delito.

usurpación en Las Flores 12.jpg
La dueña de casa sostiene que la puerta fue violentada, tal cual lo evidencia la foto.

La dueña de casa sostiene que la puerta fue violentada, tal cual lo evidencia la foto.

En consecuencia, Tolosa determinó que en el domicilio de Viviana no hubo una usurpación sino una ocupación ilegal, por lo que le recomendó a la propietaria convocar a un abogado particular y tramitar el caso en la Justicia Civil para iniciar un juicio por desalojo.

Disconformidad

La decisión de la fiscal cayó como un baldazo de agua fría a Viviana, que tenía esperanza de recuperar lo que era de ella. “Estoy en una situación desesperada. Necesito desocupar y no tengo a donde ir", contó en diálogo con AIRE.

La propietaria además mostró su disconformidad con la fiscal en turno que actuó inicialmente en el caso, cuando los vecinos llamaron al 911 el día que el departamento fue usurpado. Es que, según indicó, aquel día una fiscal (Milagros Parodi) dispuso que la mujer usurpadora se quede en el domicilio, ya que la misma se encontraba en situación de calle y con un botón antipánico que se le brindó en el marco de un caso de violencia de género. “La chica no es reubicada en un refugio de protección para la mujer, sino que libremente se decide que permanezca en mi domicilio”, cuestionó. “Yo me siento avasallada en mis derechos”, acotó.

Viviana Barreto Usurpacion las flores DSC06348_MTH.jpg
Viviana intentó por medio del MPA lograr recuperar su propiedad, pero desde el organismo judicial le dijeron que active el caso en la Justicia civil.

Viviana intentó por medio del MPA lograr recuperar su propiedad, pero desde el organismo judicial le dijeron que active el caso en la Justicia civil.

Viviana también cuestionó la forma en que la Agencia de Investigación Criminal tomó entrevistas en el edificio en el marco de la investigación encabezada por Tolosa. "Entrevistaron a la familia de la planta baja y son tíos de la chica (la usurpadora). También hay familiares en el primer piso y la mamá vive en la otra escalera", explicó para demostrar que la mujer que le ocupó el departamento no está situación de calle.

"La fiscal Tolosa al ver la testimonial de los vecinos y al no poder corroborar si realmente esta chica rompió la puerta, cambia la carátula de usurpación a ocupación ilegal, pasando de lo penal a lo civil", agregó la docente que adquirió el inmueble hace dos años tras el fallecimiento de su padre.

"Me siento muy mal, muy angustiada porque yo necesito recuperar mi propiedad”, sentenció.