viernes 27 de noviembre de 2020
Policiales | Homicidios |

"Churrito" seguirá detenido por el ataque al comerciante de La Recoleta

El juez Gustavo Urdiales impuso la medida cautelar a pedido de la fiscal Cristina Ferraro. Kevin Espíndola está imputado de tentativa de robo calificado y tentativa de homicidio criminis causae.

En una audiencia desarrollada este mediodía en la sala 1 del subsuelo de tribunales, el juez Gustavo Urdiales impuso la prisión preventiva para Kevin “Churrito” Espíndola, el joven de 18 años imputado por el ataque a Gabriel Otte.

La fiscal de homicidios Cristina Ferraro le atribuyó la autoría de los delitos de robo calificado en grado de tentativa en concurso real con homicidio criminis causae en grado de tentativa.

En la audiencia la fiscal expuso la evidencia que vincula a Espíndola con el violento robo ocurrido el pasado miércoles al mediodía en el local comercial de Otte, ubicado en Obispo Gelabert entre 25 de Mayo y San Martín, en plena Recoleta santafesina y a metros de la delegación de la policía federal.

Embed

Leer más ► Robo e intento de homicidio, los cargos contra "Churrito", el joven detenido por el robo en la Recoleta

Acuchilló y huyó

La fiscal Ferraro explicó que “Churrito” ingresó cerca de las 12.30 del mediodía al local de Gama Sport y se probó una serie de prendas de vestir. Seguidamente, dijo que iba a llevarse las prendas y cuando se estaba por realizar la operación comercial, sacó un arma blanca y mediante amenazas exigió a Otte y la empleada del local (JA) ingresar al probador.

Como Otte se negó a ser robado, el asaltante le asestó un total de tres puñaladas: abdomen, ingle y pierna derecha, que causó que el muchacho deba ser intervenido de urgencia en el hospital José María Cullen donde en la actualidad se encuentra internado.

Según relató la fiscal, Espíndola huyó del local en dirección al este hasta llegar a la calle 25 de Mayo donde giró en dirección al norte. Dos cuadras después, fue detenido por personal de la Brigada Motorizada en la playa de estacionamiento que se encuentra en las calles 25 de Mayo y San Martín (entre Cándido Pujato y bulevar).

Reducido y esposado, los policiales que procedieron a detenerlo secuestraron de las prendas de “Churrito” un cuchillo tipo faca con un mango de acrílico –color madera- y cuya hoja tiene una longitud de 16 centímetros. El mismo se entiende que utilizó para llevar a cabo el acto criminal.

Temas

Dejá tu comentario

La muerte de Diego