jueves 26 de noviembre de 2020
Policiales | Policía | robo |

Avanza la investigación a una banda comandada por un policía que hacía violentas entraderas

La cámara de Apelaciones confirmó la prisión preventiva de uno de los implicados, y el fallo avaló la investigación realizada hasta el momento

La cámara de apelaciones confirmó la prisión preventiva para un joven implicado en una banda comandada por un policía, investigada por realizar violentas entraderas utilizando un automóvil Citroen C4 propiedad del líder. La investigación comenzó a ser tramitada por la fiscal Gabriela Arri, quien luego remitió la causa a la Unidad Fiscal de Delitos Complejos y quedó a cargo de la fiscal Laura Urquiza.

La causa cuenta con cinco personas imputadas de las cuales dos pertenecían a la policía de la provincia. Los uniformados son Walter P., personal del Comando Radioeléctrico y titular del C4 utilizado en los ilícitos, y Fabiana D. Los consortes de causa son dos hermanos identificados como Gastón y Lucas C., y Néstor G.

Los imputados quedaron en prisión preventiva por decisión del juez Leandro Lazzarini el 29 de noviembre de 2019, y la resolución del juez de Cámara Roberto Prieu Mántaras avala toda la evidencia recabada en la investigación hasta el momento.

Leer más ► Un Citroen C4, la clave para desarticular una banda de violentos ladrones liderada por un policía

roberto prieu mantaras.jpg
Prieu Mántaras, juez de la cámara de apelaciones, confirmó el fallo del juez Lazzarini y mantuvo la prisión preventiva

Prieu Mántaras, juez de la cámara de apelaciones, confirmó el fallo del juez Lazzarini y mantuvo la prisión preventiva

Banda de ladrones

La investigación se originó en octubre de 2019, tras una violenta entradera ocurrida en una vivienda del sur de la ciudad, en calle Francia entre Jujuy y Uruguay. La mañana del 4 de octubre Fabiana D. llegó a la casa de una familia amiga. Golpeó la puerta y cuando la hija de la dueña abrió la puerta ingresaron dos hombres armados, que las redujeron y las encerraron en el baño.

Tras el robo, Fabiana D., manifestó que había llegado a la casa en colectivo, y que se había bajado en la parada de J.J. Paso y Urquiza. “Esta fue la primera contradicción que nos hizo alertar”, expresó en su momento la fiscal Arri: el relevamiento realizado por la PDI de las cámaras en el lugar muestran que la mujer nunca bajó del colectivo. Además, se detectó a un Citroen C4 gris en inmediaciones del lugar.

De la intervención telefónica de la línea de Fabiana D. se detectaron conversaciones con Walter P., y se logró precisar que el hombre era titular de un automóvil Citroen C4 gris, igual al visto en inmediaciones de la entradera a calle Francia.

A la banda se le atribuyó también haber robado en el mes de febrero una camioneta utilitaria de una distribuidora ubicada en Francia al 1300, a dos cuadras del hecho de la entradera, y en agosto haber ingresado a una vivienda de calle Crucero General Belgrano al 2600. La fiscal remarcó que Fabiana D. residía al lado de esa casa.

Leer más ► Entradera de película en Francia al 1100: las ataron con precintos y amenazaron con matarlas

allanamientos PDI para web va.jpg
Cinco personas fueron detenidas sospechadas de participar en por lo menos tres violentos robos en la capital provincial

Cinco personas fueron detenidas sospechadas de participar en por lo menos tres violentos robos en la capital provincial

Asociación ilícita

La defensa de uno de los implicados, Néstor G., apeló la prisión preventiva impuesta ya que el imputado insistía en su inocencia: dijo desconocer al resto de los integrantes de la banda y negó ser él quien quedó filmado en uno de los ilícitos.

Para la defensora pública Virginia Balanda, el juez de baja instancia no tuvo en cuenta el beneficio de la duda a favor del imputado, ya que se acreditaron evidencias respecto a los demás imputados, pero de Néstor G. había solo una foto. Además, el imputado declaró que cuando fue el hecho estaba en otra localidad, “dicho testimonio es clave y se debe tener en cuenta, lo que el juez no hizo”, cuestionó la defensora.

El fiscal Jorge Nessier, por el contrario, remarcó que se hizo una rueda de reconocimiento donde los testigos sindicaron al imputado, si bien tenían dudas. El fiscal explicó que esto no implica que sea un reconocimiento negativo, ya que la resolución del juez que impuso la prisión preventiva está motivada en el cúmulo de evidencia. Por último, Nessier sostuvo que se valoraron las declaraciones de las víctimas, las comunicaciones telefónicas y el temor que genera saber que la "asociación ilícita" está integrada por policías.

Leer más ► Robo y asociación ilícita, los cargos contra la banda que hacía entraderas y que dirigía un policía

El juez de la Cámara de Apelaciones, Prieu Mántaras, confirmó el fallo que impuso la prisión preventiva para todos los implicados. “Todas las cuestiones a las que la defensa ha referido, han sido objeto de tratamiento por el a quo y si lo sostenido por el juez no satisface a la defensa, ello no significa que la resolución no sea motivada”, sostuvo el camarista en su resolución.

allanamiento.jpg
Los allanamientos fueron realizados por la PDI en Santa Fe, Cayastá y Alto Verde

Los allanamientos fueron realizados por la PDI en Santa Fe, Cayastá y Alto Verde

Prieu Mántaras remarcó que la participación de Néstor G. en los hechos investigados está acreditada, sin que haya dudas sobre la evidencia presentada por la fiscalía, como así también a la rueda de reconocimientos y la imagen en la que se lo ve al imputado con un arma de fuego.

El camarista concluyó que Lazzarini otorgó a la rueda de reconocimiento suficiente relevancia probatoria como para acreditar la participación de Néstor G. en los delitos atribuidos, “despejando toda duda al respecto”. También se encuentra acreditada “su calidad de miembro de una agrupación de sujetos conformada para cometer hechos ilícitos, que integraba con los demás imputados, con distribución de roles que cada uno de ellos asumiera en tales hechos”.

Los jueces, primero Lazzarini al imponer la prisión preventiva, y luego el camarista Prieu Mantaras al confirmar esa decisión, sostienen que “surge claro que entre todos ellos -incluido Néstor G.- existía al menos un acuerdo tácito de voluntades y la existencia de una organización predeterminada, para cometer delitos indeterminados y de la clase de los investigados en este proceso”.

Por último, el camarista decidió mantener la prisión preventiva sobre el imputado al remarcar la posibilidad de entorpecimiento probatorio en el caso se desprende de la probabilidad de que los testigos puedan ser influenciados y/o coaccionados, resultando ello de las manifestaciones -citadas por el juez Lazzarini- de una de las víctimas, que declaró haber sido contactada por diversas personas de parte de los imputados. El imputado Néstor G. en libertad “puede ejecutar conductas que obstaculicen la libre declaración de los mismos, máxime cuando conocen sus domicilios y aspectos relevantes de la vida de todos ellos, dadas las tareas de inteligencia que previo a los hechos realizaran”.

Temas

Dejá tu comentario