sábado 15 de enero de 2022
Policiales abusos sexuales | barrio Yapeyú | Cámara Gesell

Abusos en el Ceferino Namuncurá: se suspendieron tres cámaras Gesell tras un nuevo planteo de la Fiscalía

Los fiscales Matías Broggi y Alejandra Del Río Ayala presentaron un "recurso de reposición" ante la jueza que días atrás les declaró inadmisible el pedido de revisión del fallo que ordenó que tres entrevistas de menores sean tomadas por una psicóloga de la defensa del caso.

La causa que investiga a un docente del jardín Ceferino Namuncurá, identificado como Juan T., sumó durante las últimas horas un nuevo planteo judicial que dilató la realización de las cámaras gesell a tres menores cuyos padres denunciaron que sus hijos sufrieron abusos sexuales en el establecimiento educativo del barrio Yapeyú.

Durante la tarde del miércoles, la jueza penal Rosana Carrara suspendió las entrevistas luego de que la Fiscalía del caso, a cargo de Matías Broggi y Alejandra Del Río Ayala presentaron, a las 11.20, un escrito en donde solicitaron la suspensión de las gesell por haber interpuesto un “recurso de reposición” ante la jueza de la Cámara de Apelaciones, Marta Feijoó. Dicha magistrada fue justamente la que le rechazó a ambos fiscales, el pasado 10 de noviembre, la revisión del fallo que designó a la psicóloga convocada por el abogado defensor del caso, Marcelo Barceló, para tomar las entrevistas a las presuntas víctimas.

Al no quedar conformes con esa resolución, los representantes del Ministerio Público de la Acusación interpusieron un nuevo recurso que tiene como eje que la jueza analice su propio fallo judicial. Tal medida nuevamente provocó la suspensión de las cámaras gesell a tres niñas, las cuales debían asistir con sus madres o padres el miércoles en horas de la siesta y así ser entrevistadas por la psicóloga María Lucía Farray.

jardín Ceferino abusos sexuales (3).jpeg
Cuando el caso salió a la luz, a principios de octubre, el frente del jardín terminó con pintadas.

Cuando el caso salió a la luz, a principios de octubre, el frente del jardín terminó con pintadas.

La intrincada situación sobre quien tomará las testimoniales a tres presuntas víctimas del caso surgió a partir de un fallo resuelto el 27 de octubre pasado cuando el juez, José Luis García Troiano, dispuso que dichas entrevistas sean tomadas por la psicóloga Farray. Tal resolución se dio en el marco de una audiencia que se llevó a cabo en tribunales y en donde la Fiscalía se opuso a tal medida y pidió que sean integrantes del equipo interdisciplinario del MPA o de la Agencia de Investigación Criminal quienes tomaran las gesell.

Sin embargo, el magistrado entendió que no existían elementos para no hacer lugar al pedido del defensor y además valoró la trayectoria de la psicóloga propuesta por Barceló, la cual inclusive trabajó en el Ministerio Público de la Acusación de Rosario desde la puesta en funcionamiento del organismo judicial, en 2014, hasta este año.

Leer más ► Un equipo intermedio para hacer las Cámaras Gesell, la deuda pendiente del sistema acusatorio

Aquellas tres entrevistas fueron agendadas luego por la Oficina de Gestión Judicial para la semana siguiente, pero cuando llegó la fecha terminaron suspendiéndose debido a que la Fiscalía apeló el fallo del juez García Troiano tras argumentar que las mismas debían ser tomadas por una psicóloga del MPA o de la AIC.

El pasado 10 de noviembre, la jueza camarista Feijoó declaró inadmisible el recurso de apelación que interpuso por la fiscal Del Río Ayala tras sostener que los planteos sobre el fallo de García Troiano “carecen de impugnabilidad objetiva específica”. De hecho, la magistrada le recomendó a la funcionaria judicial que el planteo podrá ser discutido en un futuro, cuando la causa ya tenga presentada la acusación y se lleve a cabo la audiencia preliminar de juicio que es en donde las partes acuerdan las pruebas para ir a debate.

Los idas y vueltas sobre quien tomará las cámaras gesell hizo además que los tiempos se dilaten y se incumplan, en cierta manera, los protocolos que establece la guía de Unicef de Buenas Prácticas para el abordaje de niños, niñas y adolescentes víctimas o testigos de abuso sexual. Dicho informe, sostiene en uno de sus incisos que “las entrevistas de declaración testimonial a menores y adolescentes deben efectuarse lo más rápido posible, preferentemente durante la primera semana posterior al develamiento”.

Por el caso se encuentra detenido, con prisión preventiva, el docente Juan T., el cual fue imputado por el fiscal Broggi que le endilgó "abuso sexual gravemente ultrajante agravado porque, al momento de los ilícitos, era el encargado de la educación y de la guarda de cinco víctimas". El mismo fue acusado de haber cometido los presuntos abusos cuando realizaba las clases de educación física dentro de las instalaciones del establecimiento educativo del norte de la ciudad.

Casa docente jardín ceferino namuncurá 1.jpg
Tras salir el caso a la luz, un grupo de personas violentas ingresó a la casa del docente, mató a sus mascotas e incendió el inmueble.

Tras salir el caso a la luz, un grupo de personas violentas ingresó a la casa del docente, mató a sus mascotas e incendió el inmueble.

Tras ser imputado, el profesor de educación física quedó preso por orden del juez penal Gustavo Urdiales, quien en sus fundamentos sostuvo que la libertad del acusado habría “conspirado contra la investigación”, ya que en ese entonces, la Fiscalía había pedido la detención del imputado porque era necesario que las "víctimas lleguen a las cámaras gesell con total tranquilidad".

“La única medida que aseguraría hoy no la influencia sobre las víctimas, las medidas alternativas propuestas implican todas las posibilidades del imputado de al menos comunicarse por medio de allegados o terceros pues es muy difícil coartar comunicación a alguien liberado provisoriamente”, destacó el juez. A más de un mes de esa resolución, tres de las seis cámaras gesell previstas aún no fueron tomadas.