lunes 6 de julio de 2020
Ocio | Receta | zapallo | Sopa

Sopa crema de zapallo con queso: una receta deliciosa

Paulina Cocina nos enseña cómo hacer una deliciosa sopa de zapallo y mucho, pero mucho queso. La receta elegida para el otoño.

Es un plato que la adorable Mafalda difamó entre los niños. Quizá haya sido ese el único pecado de la niña que enamoró al mundo entero a pura genialidad. Pero vale la pena rescatar a las sopas de ese feo lugar, porque es un alimento súper saludable que, a la vez, puede ser muy pero muy rico. Te compartimos una receta deliciosa de la mano de Paulina Cocina para reconfortar el cuerpo y el espíritu.

¿Qué necesitamos?

2 trozos de zapallo hermosísimos

1 cebolla

1 diente de ajo

Caldito 1 cubo

1 buen trozo de queso que se derrita, tipo mantecoso.

3 cdas. de crema de leche (opcional)

Sal, pimienta y aceite de oliva

Paso a paso

1. Hervir el zapallo con cáscara hasta que esté bien cocido. No sacarlo al dente sino bien bien cocido, que se desarme.

2. Retirar la cáscara y reservar la pulpa del zapallo. Dejarla destapada para que se evapore el líquido.

3. Picar la cebolla y el ajo. Rehogarlos en aceite de oliva hasta que la cebolla esté transparente.

4. Agregar la pulpa de zapallo y rehogar unos minutos, deshaciéndola con una cuchara de madera.

5. Incorporar 3 vasos de agua, el caldito (si tenés caldo hecho, mejor, claro) y llevar a hervor.

6. Retirar del fuego y pasar por la minipimmer hasta que la crema de zapallo esté completamente lisa.

7. Preparar los cuencos: poner unos cuantos trocitos de queso mantecoso debajo y, si le pusiste, un chorrito de la crema de leche en cada cuenco.

8. Verter la crema de zapallo bien caliente sobre el queso. Es fundamental que esté bien caliente, ya que esto es lo que hará que se derrita el queso. Puede mezclarse bien para que quede integrado o, como a mi me gusta, dejar que algún trocito a medio derretir se suba a la cuchara cuando quiera.

Bonus track: pan casero en 3 minutos para acompañar la sopa

pan casero.jpg
Pan casero.

Pan casero.

Qué necesitamos?

  • 2 cucharaditas de polvo de hornear
  • 2 huevos a temperatura ambiente
  • 12 cucharadas de leche en polvo
  • Semillitas de sésamo, opcional

Paso a paso

Primero vamos a batir los huevos a temperatura ambiente (si estaban en la heladera sacarlos un rato antes para que tomen su temperatura natural) con el polvo de hornear hasta que se disuelva completamente y quede una mezcla homogénea.

Agregar a la mezcla las cucharadas de leche en polvo de a poco, mezclando bien hasta incorporar.

Hacer bollitos pequeños de pan con una cuchara y llevar a una asadera previamente humectada con aceite o harina. Opcional agregar semillitas de sésamo arriba para decorar y darle un gusto especial. Recomendamos dejar espacio entre las cucharadas porque el pan dobla su tamaño aproximadamente. Mantener en horno medio diez o veinte minutos, o hasta que estén dorados.