domingo 17 de octubre de 2021
Ocio

Se hizo un test de ADN por "diversión" y se enteró que no es el padre biológico de su hijo de 12 años

Los padres del niño tuvieron a este por medio de la fertilización in vitro pero la fecundación no salió como esperaban y lo descubrieron 12 años después. 

Vanner y Donna Johnson en 2007 decidieron apostar por la fertilización in vitro para tener un segundo hijo. 9 meses después nació su bebé, pero el tratamiento no salió como esperaban y recién se enteraron 12 años después.

El desencadenante de esta sorpresa inesperada fue una prueba de ADN que esta familia de Utah (Estados Unidos) quiso hacer como algo divertido, pero terminó cayendo como una bomba que dejó a todos dolidos. Es que este niño nacido gracias al tratamiento médico, finalmente no tenía los genes de su padre.

No te olvides de seguirnos en Google Noticias para mantenerte informado

Se trataba del kit de ADN '23andMe', que lo adquirieron como un juego que haría toda la familia. Sin embargo, cuando recibieron sus resultados un mes después, la familia quedó en estado de shock. "Cuando miré esa página y vi la frase: 'padre desconocido' pensé '¿qué quieres decir con padre desconocido, si yo soy su padre?'", contó Vanner Johnson al recordar la sorpresa que le generó aquella verdad inesperada. "Cuando vimos esos resultados supimos que debía haber algo mal", agregó Donna.

image.png
Lo que empezó como un juego acabó en una noticia que ha revolucionado a la familia Johnson.

Lo que empezó como un juego acabó en una noticia que ha revolucionado a la familia Johnson.

¿Qué fue exactamente lo que sucedió? Lo que la prueba de ADN reveló es que Vanner no es el padre biológico de su hijo y que el óvulo de Donna fue fertilizado por el esperma de otra persona durante el proceso de Fertilización In Vitro. "Yo entendía que existe la posibilidad de algún error durante los tratamientos, pero realmente no es común, es muy remota", dijo el padre frustrado.

Lo que vino fue un terremoto que obligó a los padres a ordenarse la mente: "Hubo muchas emociones que tuvimos que superar. Tuvimos que separar lo que es el amor por nuestro hijo, que no ha cambiado ni por un segundo, del problema que estábamos tratando. ¿Cómo pudo suceder y qué hacemos ahora?", describió el hombre.

Leer más ►Mini influencers: bebés ganan hasta 4500 dólares por cada posteo en sus redes sociales

Los padres esperaron un año para darle la noticia a su hijo

image.png
Los padres esperaron un año para darle la noticia a su hijo.

Los padres esperaron un año para darle la noticia a su hijo.

Los Johnson esperaron más de un año para darle la noticia a su hijo, que ahora tiene 12 años. "Lo llevé a dar un paseo en nuestro coche, en realidad íbamos a tomar un helado. Quería asegurarme de que su atención estuviera solo en nuestra conversación". "Él sabía que su nacimiento fue producto de un tratamiento de fertilización así que le dije: 'Resulta que cuando lo hicimos, sucedió algo y no estamos seguros de lo que ocurrió, pero en realidad no soy tu padre biológico'".

El chico se quedó helado, miró hacia adelante, después se dio vuelta y miró a su padre directamente a los ojos: "¿En serio?". Una charla dura, emotiva, en la que el chico simplemente se limitó a decir lo único que importaba: "Me dijo que me quería".

La familia se puso a buscar al papá biológico del nene

Mientras la familia lidiaba con la impactante noticia, decidieron hacerse otra prueba de ADN a través de un laboratorio para averiguar quién es realmente el padre biológico. A través de la investigación, Vanner creyó que Devin McNeil era su padre biológico. Encontró su número de teléfono y decidió llamarlo. Devin dijo que ignoró ambas llamadas porque pensó que eran spam, pero en la tercera llamada, finalmente respondió. "Nos contó la historia, obviamente, no fuimos muy crédulos al principio, pero mientras más detalles salían, más evidente era que había sucedido algo que nos involucraba", dijo Devin.

image.png
La familia se puso a buscar al papá biológico del nene.

La familia se puso a buscar al papá biológico del nene.

Ansiosas por obtener algunas respuestas, las dos familias comenzaron a reconstruir los tiempos y lugares en los que ambos estuvieron en el Centro de Medicina Reproductiva de la Universidad de Utah. "Hubo una fecha en la que estuvimos en la clínica al mismo tiempo. Yo estaba haciendo transferencias, así que fue entonces cuando ellos volvieron a poner los embriones dentro y ella estaba haciendo la recuperación cuando tomaron sus óvulos y los recuperaron y fue ese mismo día... pensamos aproximadamente a la misma hora, hace 14 años", dijo Kelly McNeil.

“Realmente no hay un manual para lo que estamos tratando de hacer. El proceso es continuo, cuando pides un consejo no hay realmente un consejo que se pueda dar y entonces, ¿qué haces?", admitió Vanner. Ambas familias se apoyan mutuamente. Los McNeil viven en Colorado y los Johnson viven en Utah. Finalmente, llegó el día en que ambas familias se reunieron en un parque en Utah para encontrarse en persona.

Si bien la conversación fue difícil para los McNeil con sus otros hijos, Kelly dijo que sus hijos respondieron bien: "Solo quería que aceptaran que tienen un medio hermano ahí afuera y alguien más a quien amar, pero ellos enseguida se pusieron a jugar en el parque y simplemente convirtieron esta difícil situación y algo que nunca debería haber sucedido en algo bueno".

image.png
La familia McNeil.

La familia McNeil.

La familia se arrepiente haberse hecho el test de ADN

Mientras los cuatro procesan este giro de los acontecimientos, surge una pregunta difícil de responder: ¿Se arrepienten de haberse hecho aquella prueba de ADN? "Sí, a veces. Pero ya sea ahora o en 20 años… se habría sabido. No creo que hubiera habido una forma en la que hubiéramos evitado no saberlo", dijo Donna.

Ambas familias se están preparando para presentar dos demandas por separado contra el Centro de Medicina Reproductiva de la Universidad de Utah. "Es tremendamente inaceptable lo que estamos sufriendo. Y a medida que pasamos por ese proceso... pensé que debido a lo que estamos lidiando, sería tratado de manera diferente o con más cautela y no está pasando eso en absoluto", dijo Vanner. "Te hacen sentir que es todo tan seguro y protegido y que hay una verificación triple y estás verificando física y visualmente todo lo que estás proporcionando. Te hacen sentir y pensar que los controles y contrapesos están en su lugar cuando es probable que lo estén, pero obviamente somos un caso entre algunos otros donde suceden cosas y hay algunos errores", dijo Devin.

La Universidad de Utah emitió la siguiente declaración a ABC4: "Aunque no podemos comentar los casos de pacientes sin consentimiento o sin un litigio en curso, la seguridad y la atención de nuestros pacientes es nuestro objetivo principal. Si los pacientes acuden a nosotros con preguntas o inquietudes sobre su atención, evaluamos nuestra atención y procedimientos y, si es necesario, hacemos cambios para evitar que otros pacientes sufran daños. Nuestros proveedores y personal se esfuerzan por brindar una atención excelente y trabajamos constantemente para realizar mejoras ".

Leer más ►Pathé'O, el sastre africano que le diseñó camisas a Nelson Mandela y trabajó para Dior