jueves 13 de enero de 2022
Ocio

Salió de comprar ropa, sonó la alarma y al revisarla no le encontraron nada: le dejaron una nota indignante en el ticket

El particular suceso tuvo lugar en la Ciudad de México, donde Lorena había concurrido a comprar normalmente. Posteando la desagradable nota que le dejaron en el ticket, se volvió furor en las redes.

Una mujer vivió una desagradable situación en el local de una reconocida marca de ropa y su experiencia fue compartida en Facebook y causó indignación: el posteo que se volvió viral muestra el indignante mensaje que le escribieron en el ticket.

No te olvides de seguirnos en Google Noticias para mantenerte informado

Cómo ocurrieron los hechos

El episodio ocurrió en un shopping ubicado en el centro de la Ciudad de México y además sucedió en el medio de un creciente enojo de los consumidores por las pésimas experiencias de compras que se vivieron durante los últimos días de promociones en ese país, conocidos como El Buen Fin. El hecho fue exhibido en las redes por una usuaria de Facebook, cuyo nombre de perfil es Toshio, quien relató que el pasado 15 de noviembre, su amiga, identificada como Lorena M., visitó el local para comprarle prendas a sus hijas, aprovechando las rebajas que tenía la cadena en esos días.

image.png

Tras realizar las compras, la mujer salió con sus dos hijas y comenzó a sonar la alarma del establecimiento, por lo que regresó para que el guardia y el cajero del lugar la revisaron. Al no encontrar nada sospechoso le permitieron retirarse, pero casi de inmediato un seguridad la alcanzó y le pidió revisar su mochila. "Ella le dijo que no, que ya le habían revisado sus cosas y que no tenían derecho a molestarla, el de seguridad la insulto y le dijo que era una pinche ratera y que abriera la mochila o hablaba a la policía", relató su amiga en el posteo.

Leer más ► Increíble: un auto saltó sobre los rieles de un tranvía en Rusia

Según informa el sitio web Crónica, pero el enojo de la mujer creció al descubrir le rayaron el ticket y le pusieron "ROBO" en grande, a pesar de que ella habia pagado por las dos prendas. A continuación, Toshio subrayó que este tipo de prácticas son comunes por parte de esta marca: "No tienen un poquito de criterio para tener personal, discriminaron a mi amiga por no ir 'arreglada', la acosaron sin importar que iba con sus hijas, sin importar que traia sus dos tickets y las cosas que pago coincidían, no entiendo porque el maltrato".

Mintió en su trabajo para irse de vacaciones y la pescaron por sus fotos

Ella Griffith de 25 años, trabaja en una escuela como asistente de enseñanza y enfrenta una audiencia por mala conducta. Todo sucedió gracias a que mintió para poder irse de vacaciones, pero lo que parecía ser un buen plan, falló debido a que la descubrieron por las diversas fotos que compartió en Facebook.

La joven obtuvo una licencia, luego de hablar con la directora de la institución debido a que tenía un asunto personal en su casa. Rhian Grieve, dijo: “Habló conmigo el 17 de septiembre de 2020 y pidió irse temprano al día siguiente y regresar el 23 de septiembre”.

image.png

Luego agregó: “La situación parecía crítica en el sentido de que la familia de Ella Griffith la necesitaba y ella solicitó un permiso compasivo”. De esta forma, pudo viajar a Roma con su novio. Sin medir las consecuencias, su novio publicó una serie de fotos, en diversos lugares como el Coliseo, la Fontana di Trevi y el Vaticano, que llegaron a los ojos de una maestra, quien no dudó en alertar sobre lo que estaba sucediendo.

Leer más ► Un perro subió las escaleras del Chichén Itzá y contempló el paisaje desde la cima

Griffith fue confrontada por su ausencia al regresar, donde inicialmente mintió diciendo que había volado a Italia durante el fin de semana. Luego de ello, se le pidió que proporcionara sus boletos de avión como prueba, pero luego “confesó que había mentido durante el tiempo que estuvo fuera”.

image.png

Quienes estaban a cargo de la audiencia, también se enteraron que no se presentó a la escuela durante los siguientes dos días, enviando mensajes de texto a los jefes para decirles que no podía ir. Finalmente, afronta cinco acusaciones de mala conducta relacionadas con su ausencia y los días posteriores. Ella no presentó ningún alegato a las acusaciones y no está presente. Si se la declara culpable de conducta profesional inaceptable, se enfrenta a la expulsión del registro de profesores.