lunes 6 de julio de 2020
Ocio | Receta |

Ravioles fritos: paso a paso de la receta más rica y original

Para preparar pastas de una manera divertida y diferente, que se puede comer con la mano: la receta de los ravioles fritos.

Las pastas tienen miles de variantes, por su relleno (o no), si tienen huevo en las masa, o cómo se preparan. Además, las posibilidades que se abren todas con las salsas que las acompañen. Por eso esta receta de ravioles fritos es una muestra de la ductilidad de este tipo de comida.

Para comer como snack, con la mano, los ravioles fritos son ideales: en una reunión de amigos, una comida suculenta sin ensuciar tanta vajilla. Se pueden utilizar toda clase de ravioles, pero los mejores son los de paquete. Cualquier relleno sirve, pero los que mejor quedan son los de cuatro quesos, por su sabor intenso.

Ingredientes:

  • 1 limón
  • Aceite de oliva virgen
  • 2 cucharadas de queso parmesano rallado
  • 250 ml de leche
  • Pan rallado
  • Pimienta
  • 1 paquete de ravioles de pasta fresca
  • Sal

Preparación:

1. Exprimir el limón.

2. Añadir el jugo a la leche y dejar reposar.

3. Cuando la leche esta cortada, retirar y reservar el suero.

4. Calentar el aceite en una sartén.

5. Pasar los ravioles por el suero, y luego por pan rallado.

6. Freír de ambis lados, hasta que estén bien dorado.

7. Retirar con espumadera, y dejar escurrir en papel absorbente.

8. Servir espolvoreados de queso rallado, y acompañar con salsa de tomates.

Para comer los ravioles fritos como snack, se puede colocar la salsa aparte, y que cada comensal moje el raviol, como si fueran dips. También se pueden tostar en el horno, para que resulten más livianos. Se colocan sobre una fuente forrada con papel aluminio, y se cocinan en horno precalentado a 200º hasta que se doren.

Bonus track: salsa bolognesa

¿Qué necesitamos?

  • 1/2 cebolla
  • 1 diente de ajo
  • ¼ de carne picada
  • 1 trozo de pimiento morrón rojo
  • 1 tomate
  • 1 chorro de vino
  • 1 lata de de puré de tomates
  • 1 vaso de caldo
  • 1 trozo de zanahoria
  • Orégano (una pizca)
  • Laurel
  • Sal, pimienta y aceite de oliva

Paso a paso

1. Picar la cebolla, el ajo y el morrón.

2. Dorar en aceite de oliva hasta que la cebolla esté transparente. Agregar el tomate picado y saltear un par de minutos.

3. Agregar la carne picada. Ir deshaciendo con cuchara de madera. Remover continuamente hasta que la carne esté hecha completamente separada, y haya cambiado de color. En este paso yo subo un poquito (un poquito nomás) el fuego. Es para que la carne se dore y no largue sus jugos, cosa que pasa cuando hay poco calor. Si por casualidad te pasa esto, si la preparación se vuelve aguachenta, subí el fuego y seguí hasta que veas que el agua se secó. No es lo ideal, ya que la carne quedará poco jugosa, pero salvás la preparación igual. Otro tip importante en este paso es no tapar nunca la olla.

4. Agregar el chorro de vino y cocinar unos 2 minutos, revolviendo, hasta que deje de salir olor a alcohol.

5. Agregar los condimentos: sal, pimienta, orégano (solo un poquito) y la hoja de laurel. Incorporar el puré de tomates y el caldo. Revolver y tapar.

6. Dejar hervir a fuego medio una media hora, 45 minutos. ¡Y listo! Ya sabés cómo hacer salsa bolognesa.

FUENTE: la cien radios

Temas