menu
search
Ocio Homicidio | Crimen | Argentina

Quienes fueron los asesinos más famosos de Argentina

Los casos policiales que están en el inconsciente colectivo argentino tiene estos apellidos: Puccio, Godino, Laureana y Murano.

En Argentina se han conocido muchos crimínelas, los cuales se quedaron grabados en la memoria de las personas. A continuación se presenta 3 de los homicidas que llenaron las primeras planas de los diarios y aterrorizaron a la Argentina.

image.png

Cayetano Santos Godino

Conocido como el Petiso Orejudo, Cayetano Santos Godino es uno de los asesinos argentinos que más llama la atención porque comenzó de muy joven, a sus 8 años había realizado su primer crimen. Con el tiempo, su figura fue convirtiéndose en un mito que los padres usaban para asustar a sus hijos.

Con nueve hermanos y siendo hijo de inmigrantes italianos, vivió en primera persona el abuso en manos de su padre y sus hermanos, quienes lo golpeaban constantemente. Desde muy chico desarrolló rasgos de personalidad violentos que lo llevaron a intentar matar a golpes a Miguel de Paoli, Roberto Carmelo Russo, Ana Neri y a Severino Gonzales.

A sus 15 años, el Petiso Orejudo mataría a sus primeras víctimas: Arturo Laurora de 13 años, asesinado por golpes y estrangulación, y Reina Bonita Vainicoff de 5 años, a quien prendió fuego. Unos meses después fue el turno de Jesualdo Giordano, a quien estranguló con un piolín.

image.png

Francisco Antonio Laureana

Francisco Antonio Laureana, conocido como el “Sátiro de San Isidro”, asesinó a 13 mujeres entre 1974 y 1975. Un factor distinguido de este criminal fue la puntualidad. Durante un lapso de 6 meses desaparecieron mujeres o niñas los días miércoles y jueves al rededor de las 6 de la tarde y sus cuerpos sin vida fueron encontrados en terrenos baldíos. El modus operandi del asesino era siempre el mismo: las violaba antes de estrangularlas o dispararles con su revolver calibre 32.

Fue finalmente atrapado porque una niña pudo reconocerlo en la calle gracias a un identikit realizado con la descripción de un testigo que lo vio escapar de una de las escenas del crimen. Tras ser perseguido por la policía, el sátiro fue acribillado.

image.png

Yiya Murano

Probablemente, uno de los casos más famosos de la historia criminalística del país es el de “la envenenadora de Monserrat”. Acusada de al menos tres cargos por homicidio y estafa, el modus operandi de Yiya Murano se repitió en sus tres víctimas mortales. La criminal presentaba “oportunidades de inversión” a sus amigas para mantener un estilo de vida ostentoso y cuando estas comenzaban a preguntar por su dinero las envenenaba poniéndoles cianuro en el té.