jueves 21 de enero de 2021
Ocio | baño | Tiempo | Salud

Por qué tenés que dejar de usar tu celular en el baño

Muchas personas no sueltan sus teléfonos celulares ni siquiera para ir al baño. La alta tasa de adicción que generan estos dispositivos, no sólo es perjudicial para el distendimiento, sino también para la integridad de nuestra salud.

No es ninguna novedad saber que muchas personas pasar un largo tiempo con el celular en sus manos, más allá de que una última encuesta lo afirme. El problema surge si esta adicción también ocurre mientras estás en el baño, ya que podría acarrear problemas en tu salud, bienestar emocional y calidad de vida.

image.png

Según indica el sitio web Genial.guru, acá hay una lista con los puntos clave de ciertas investigaciones relacionadas con el uso del teléfono inteligente mientras estamos en el baño. Recientes investigaciones muestran que los teléfonos están más sucios que los asientos del inodoro, un hecho bastante desagradable. Durante un estudio realizado con niños de secundaria, se descubrió que sus teléfonos móviles estaban cubiertos de la bacteria escherichia coli. Una infección con esta bacteria puede causar severas diarreas u otros problemas intestinales.

Leer más►James Purefoy, el actor de "Sex Education" interpreta a un espía en "No Man's Land"

Puede aumentar la posibilidad de tener hemorroides

image.png

Esto probablemente ocurre debido a la cantidad de tiempo que pasamos en el inodoro, donde se ejerce presión sobre nuestros órganos.

Aunque se necesita realizar más investigaciones para verificar esta conexión, los casos de hemorroides han aumentado desde la introducción de los teléfonos inteligentes. Por lo tanto, aunque perderse en nuestros teléfonos mientras estamos en el inodoro es relajante a veces, puede estar causando algunos problemas de salud incómodos.

Puede limitar nuestra capacidad de pensamiento

image.png

Incluso cuando no los usamos, los teléfonos celulares realmente interrumpen nuestra concentración y nuestros pensamientos, limitando nuestra capacidad de trabajar en un problema.

Un tiempo sin distracciones es esencial para nuestra mente; por lo tanto, apagar el teléfono y pasar momentos a solas es, a veces, exactamente lo que necesitamos. Esto significa que llevar nuestros teléfonos al baño nos quita las preciosas pausas que nuestro cerebro requiere.

Leer más► Pablo Echarri contó que dejaron de contratarlo por su militancia

Puede causar una disfunción del suelo pélvico

image.png

Pasar mucho tiempo en el baño mientras nos distraemos con el celular puede acarrear problemas para nuestros músculos. En particular, ciertos órganos como el intestino, la vejiga y la vagina pueden “bajar” porque el músculo del suelo de la pelvis ya no es lo suficientemente fuerte para soportarlos.

Esto se debe en parte a nuestra postura mientras estamos sentados en el inodoro, especialmente si estamos inclinados sobre nuestro teléfono durante mucho tiempo.

Aumenta tu dependencia del teléfono

image.png

Mientras que los teléfonos inteligentes nos conectan al mundo como ninguna otra cosa, también son altamente adictivos. De hecho, 1 de cada 10 personas de la generación milénica preferiría perder un dedo que su móvil. Esto, evidentemente, no es una buena señal, ya que muestra que hemos empezado a desconectarnos de nuestro entorno.

¿Creés que la sociedad está adicta a los celulares? ¿Pensás que es perjudicial?