domingo 17 de octubre de 2021
Ocio manzana |

Peligros que se ocultan en las propiedades de la manzana

Un artículo publicado por National Geographic afirma que comer manzanas enteras con semillas incluidas, puede ser peligroso para la salud.

Si alguien nos dijera que el comer manzana puede ser peligroso, seguramente dudaríamos, y está bien que lo hagamos, pues el consumir manzanas es una de las cosas más saludables que podemos hacer, ya que es una fruta con grandes niveles de antioxidantes y vitaminas, además de contener bastante fibra.

Pero como en todos los alimentos, hay cosas que debemos saber para que esto no represente ningún riesgo para nuestra salud, a pesar de ser sumamente saludables y la manzana no es la excepción, pues también tiene unos secretos que todos deberíamos conocer.

No te olvides de seguirnos en Google Noticias para mantenerte informado

image.png
La manzana es una fruta con grandes niveles de antioxidantes y vitaminas, además de contener bastante fibra.

La manzana es una fruta con grandes niveles de antioxidantes y vitaminas, además de contener bastante fibra.

¿Qué peligro pueden ocultar las manzanas?

Un artículo publicado por National Geographic afirma que comer manzanas enteras, es decir con todo y hueso, puede ser peligroso para la salud.

La razón de dicha afirmación se debe a que en el hueso de las manzanas, específicamente en sus semillas, se encuentra una sustancia tóxica conocida con el nombre de amigdalina que se convierte en cianuro, la cual también es común encontrar en el hueso de otras frutas, como por ejemplo las cerezas, melocotones, almendras y ciruelas.

Dentro de la publicación se aclara que el consumo de esta sustancia en cantidades pequeñas puede provocar algunos síntomas de intoxicación como las náuseas y los dolores de cabeza, así como un consumo más grande puede producir una cianosis grave y convulsiones, incluso pudiendo generar la muerte.

Uno de los antecedentes de intoxicación por amigdalina se registró en Nueva Zelanda, sin embargo este se debió al consumo excesivo de huesos de albaricoque.

Leer más ► Esto es lo que sucede en el organismo con una dieta sin vegetales y frutas

¿Cuántas semillas pueden ser peligrosas?

image.png
En semillas, se encuentra una sustancia tóxica conocida con el nombre de amigdalina que se convierte en cianuro.

En semillas, se encuentra una sustancia tóxica conocida con el nombre de amigdalina que se convierte en cianuro.

Aunque todavía no se ha determinado con exactitud la cantidad de semillas de manzana que puede ser peligrosa, el doctor Miguel Lurueña afirma que se necesitaría un aproximado de 170 para que una persona adulta notara los primeros síntomas, así como se necesitan entre 4.300 o 5.700 para que pudieran provocar la muerte.

Aunque por otro lado, existen instituciones de salud que aseguran que el cianuro, aun en pequeñas dosis, puede ocasionar daños en el funcionamiento de distintos órganos, como por ejemplo el corazón y el cerebro, lo que a la larga puede resultar irreversible para el funcionamiento del organismo y puede provocar la muerte.

Leer más ► Beneficios que se obtienen al comer frutas

¿Cuáles son las recomendaciones?

image.png
El cianuro de sus semillas, aun en pequeñas dosis, puede ocasionar daños en el funcionamiento de distintos órganos. 

El cianuro de sus semillas, aun en pequeñas dosis, puede ocasionar daños en el funcionamiento de distintos órganos.

A pesar de que un consumo mínimo de semillas de manzana no represente un gran riesgo, lo mejor es desecharlas y comer solo la pulpa de la fruta, además es probable que el sabor de dichas semillas no sea del agrado de la gente.

Del mismo modo, siempre recomendaremos no consumir manzanas en exceso, no porque se encuentre alguna sustancia como el cianuro, sino porque la ingesta exagerada de cualquier alimento puede ser contraproducente para la salud, incluso la manzana. La manzana consumida en grandes cantidades puede aportar muchas calorías y puede contribuir con el aumento del azúcar en la sangre, elevando el riesgo de padecer obesidad y diabetes, dentro de muchos otros problemas de salud.

Lo mejor para cuidar nuestra alimentación es contar con la compañía de nuestro médico de cabecera y de un nutricionista que nos ayude a planificar un régimen alimenticio adecuado para nuestro caso.

Temas