lunes 6 de julio de 2020
Ocio |

Las personas más olvidadizas suelen ser las más inteligentes

¿Con frecuencia olvidas dónde dejaste las llaves? Puede que seas más inteligente que el promedio.

Cuando ya teníamos asumido que éramos un desastre, que lo nuestro no tenía remedio y que teníamos que hacer un sobreesfuerzo para no olvidarnos de las cosas importantes, llega este estudio de la Universidad de Toronto que argumenta que, en realidad, nuestra inteligencia podría estar por encima de la media.

Una respuesta más elaborada sería que estas personas olvidadizas solo se deshacen de lo insignificante, siendo observadoras y reteniendo lo que es relevante, para luego tomar decisiones importantes.

Los autores de la investigación aseguraron que ser más inteligente que el promedio es producto de poder observar, retener lo importante y olvidar lo secundario para tomar las decisiones realmente relevantes para nuestras vidas. El equipo de Frankland y Richards estudió durante mucho tiempo en qué consistía la memoria selectiva y el funcionamiento del cerebro tanto en humanos como en animales.

Según los científicos, olvidar los detalles que no son importantes ayuda a que se tomen mejores decisiones en la vida diaria. Además, incrementa la posibilidad de que las conexiones neuronales superpongan conocimientos nuevos sobre los ya adquiridos. Es decir, este mecanismo permite incorporar nuevas habilidades y adaptarse con mayor facilidad a situaciones inesperadas.

El profesor Blake Richards, defiende que "el objetivo real de la memoria es optimizar la toma de decisiones, hacer que las personas puedan tomar decisiones inteligentes en determinadas circunstancias. Y para eso, olvidarse de las cosas sin importancia puede ser fundamental".

Algo así como que para retener la información que realmente nos será útil, necesitamos deshacernos de todo aquello que no.

De hecho, otro estudio reciente realizado por el laboratorio de Frankland, demuestra que el crecimiento de nuevas neuronas en el hipocampo parece promover el olvido.

Una teoría muy interesante, pues este área del cerebro genera más células en las personas jóvenes, lo que podría justificar el motivo por el que los adultos tenemos pocos recuerdos de nuestra vida antes de los cuatro años.

Por lo tanto, a partir de ahora, recordemos que olvidar cosas, no nos convierte en una calamidad, sino que probablemente lo que nuestro cerebro esté haciendo es eliminar información inútil para ayudarnos a tomar mejores decisiones.