domingo 9 de agosto de 2020
Ocio |

La algarroba, la reemplazante del cacao para una alimentación sana

De la vaina de la algarroba se puede realizar su harina, útil para cocinar a grandes y chicos de manera saludable. Es ideal para reemplazar el cacao por sus grandes ventajas y beneficios

Algunos dicen que no hay nada como un buen chocolate. Pero, la algarroba viene a desterrar esa frase, porque este fruto del algarrobo ceratonia siligua, es muy similar al cacao y tiene muchísimas propiedades para el bienestar, y además es mucho más sano. Es por eso que muchos la prefieren y sustituyen en recetas y productos envasados al chocolate.

El fruto de la algarroba es una vaina de color castaño oscuro, de 5 a 8 cm de longitud, que en el algarrobo blanco contiene una pulpa gomosa. Esta vaina contiene las semillas, parecidas a una lenteja grande. Existen dos tipos de algarrobo, de vainas blancas, o de vainas negras o moradas.

algarroba.jpg

Sus beneficios son múltiples para el organismo, ya que es muy rica en mucilagos, una clase de fibra soluble que actúan contra las inflamaciones de las mucosas, eliminado la irritación de las vías respiratorias como así también para curar las afecciones digestivas.

Por muchos motivos la algarroba negra es usada como sustituto del cacao. Uno de ellos es por su sabor dulce característico, y de esa manera se evita la necesidad de añadir azúcar. Otro motivo es su bajo contenido en grasas, tiene un 3%, en cambio el cacao tiene un 40%.

También es una buena opción para personas con diabetes, por la gran presencia de fibra alimentaria y proteínas que favorecen la disminución de la glucemia –detección de los niveles de azúcar en sangre después de la comida– e incluso mejora la resistencia a la insulina. También la pueden elegir personas con intolerancia al gluten e incluso para aquellos con el colesterol elevado.

algarroba-5.jpg

Asimismo, la algarroba es ideal para prepararle recetas saludables a los más chicos, ya que tiene muchísimas ventajas. Se puede usar para hacer alfajores, brownies, budines y galletas usando la harina de algarroba. Una de las recetas que se puede hacer, para reemplazar el chocolate, es la famosa chocolatada de algarroba: se prepara con leche vegetal o animal, y tres cucharadas de algarroba; y si se busca dulzura aún más, se puede agregar miel orgánica. También es buena idea usar la algarroba para hacer de chips de algarroba para budines y tortas, para suprimir las de cacao.

Según LaBioguía, la harina de algarroba se consigue en dietéticas y en locales de venta de alimentos a granel, pero también se puede hacer al dejar las vainas de algarroba en remojo toda la noche, y luego, una vez que se hayan sacado todas las semillas, se secan las vainas en horno y se muelen hasta obtener la harina. Una vez realzada se puede disponer en un frasco de vidrio reutilizado y se puede usar para relleno de tortas, para bocaditos de avena y algarroba, torta de algarroba y tofú. Todas estas recetas pueden utilizarse para festejar cumpleaños infantiles saludables, y para armar viandas sanas para el colegio de los chicos.

Por tantos beneficios y ventajas, y por ser mucho más sana que el cacao es que la algarroba es la preferida a la hora de comer saludablemente. Es dulce sin contener azucares, es amoldable a todas las recetas para reemplazar el chocolate y es rica. Tiene todas las variables para elegirla, adoptarla en las comidas diarias y viandas escolares.