Un japonés descubrió la mejor forma de usar las curitas

curitas

En Japón las tiritas, banditas o curitas son un objeto de “fascinación”, a tal punto que se organizan foros para discutir sobre los diseños más adecuados y los que mejor se adapten a las heridas y al lugar en donde estas están.

En uno de esos foros, un japonés descubrió una sencilla pero útil forma de colocarse una bandita en el dedo y que quede muy bien agarrada. Su invento le ha dado rápidamente la vuelta al mundo gracias a las redes sociales.

El hombre descubrió que haciendo dos sencillos cortes en la zona pegajosa (sin cortar el área acolchonada), todo se volvía más simple.

NOTICIAS DESTACADAS