menu
search
Ocio Reino Unido |

Estaba en un recital, la picó una araña y casi pierde la pierna: "Fue aterrador"

Ocurrió en Southend, Essex, Reino Unido. Una mujer casi pierde la pierna tras ser picada por una araña en un festival de música.

El hecho ocurrió en Southend, Essex, Reino Unido. Una mujer llamada Stacey Grimes casi pierde la pierna tras ser picada por una araña en un festival de música, lo que derivó en una infección tan grande en la herida que los médicos debieron cortarle una parte mientras estaba despierta.

La protagonista de 33 años creyó que se trataba de la consecuencia de algún golpe sufrido durante el evento al aire libre, y que derivó en un hematoma. Sin embargo, al pasar los días, su pierna comenzó a presentar ampollas que se infectaban. Entonces recurrió a los antibióticos, pero tampoco hacían efecto alguno.

En ese contexto, la mujer fue al médico y finalmente le dijeron que era una picadura de araña. Tras analizar la herida, los profesionales se vieron obligados a cortar el tejido infectado de la pierna de Stacey de inmediato, mientras estaba despierta.

No te olvides de seguirnos en Google Noticias para mantenerte informado

image.png
Stacey Grimes, de 33 años, dice que casi pierde la pierna después de que una araña la picara en un festival de música.

Stacey Grimes, de 33 años, dice que casi pierde la pierna después de que una araña la picara en un festival de música.

Según informó The Mirror, la situación se volvió más compleja de lo esperado y le tuvieron que hacer un injerto de piel. Además, le advirtieron que, de lo contrario, podría perder la pierna debido a la infección. Las imágenes muestran cómo la pequeña mordedura se convirtió en una llaga abierta infectada antes de que tuviera que ser cortada y reemplazada con piel sana.

image.png
Los médicos se vieron obligados a cortar el tejido infectado de la pierna de Stacey.

Los médicos se vieron obligados a cortar el tejido infectado de la pierna de Stacey.

Por su parte, la mujer cree que la araña subió por su pantalón y en medio del ruido y tumulto jamás se dio cuenta. “Después de probar varios antibióticos sin suerte recetados por teléfono, un fin de semana largo mi pierna empezó a palpitar y doler. Por eso decidí ir a Urgencias, y me mantuvieron allí porque la situación era delicada”, destacó.

Asimismo, sostuvo que en parte tuvo suerte, dado que si lo hubiera dejado por más tiempo podría haber terminado con sepsis y perder la pierna. “Fue aterrador escuchar eso porque no pensé que podría ser tan malo”, cerró.

image.png

Temas