martes 5 de julio de 2022
Ocio TikTok | WhatsApp |

Escuchó ruidos íntimos en el edificio, le avisó a la vecina equivocada y se armó lío: "¡Me gorrió!"

En las redes sociales se viralizó una conversación de una mujer con su vecina luego de que escuchara fuertes ruidos de sexo en el edificio. Pero como se confundió, causó un desastre.

Un chat entre una mujer y su vecina se hizo viral en TikTok porque casi provoca que una pareja- que nada tenía que ver- se separe. Todo esto se dio por los fuertes ruidos a sexo que venía de un departamento. La señora que escuchó todo le advirtió con buena onda que sea más cautelosa, pero resultó que estaban teniendo relaciones en otra vivienda. Entre ellas las cosas terminaron mal.

Por la mañana, Sonia le mandó un mensaje a su vecina en el que le decía: “Hola, ¿cómo te va? Perdoná que te moleste por privado. Che, no te iba a decir nada porque no sé cómo lo vas a tomar, pero anoche se escuchó todo desde acá. No quiero meterme en tu vida, pero te lo digo para que lo sepas y tengas más cuidado. Besos”.

No te olvides de seguirnos en Google Noticias para mantenerte informado

image.png
 Sonia le mandó un mensaje a su vecina 

Sonia le mandó un mensaje a su vecina

La vecina, desconcertada, le preguntó quién era y le contestó que compartían el grupo de WhatsApp del consorcio. “¡Ah! Ya sé quién sos. Es que no tengo agendado a ninguno. ¿Cómo estás? ¿Ruido de qué?”, consultó con ingenuidad. “De eso, ya sabés... La cama, los gritos”, le respondió para explicarle que oyó cómo tenían sexo.

Sin embargo, no era esta mujer quien había gozado, por lo que le agradeció por avisar, “pero ha sido en otro depto”, indicó. No obstante, Sonia insistió: “Si te escribo a vos es porque estoy segura de que fue en tu departamento”.

Ante esto, la vecina le contó que había estado en Salta y recién llegaba de viaje. Como no le cerraba, le volvió a preguntar si estaba segura de que esa era la vivienda en cuestión, a lo que Sonia se dio cuenta del lío que estaba armando. “Mirá, te escribí para que no tengas quilombo con los vecinos y metí la pata hasta la mierda”.

“¡Qué hijo de puta que es! ¡Me gorrió! Gracias por avisar”, expresó al pensar que su pareja le había sido infiel. Fue en ese momento que las fichas comenzaron a caer.

“Tranquila, Gaby, no hagas locuras”, le dijo Sonia, a lo que la vecina saltó: “¿Qué Gaby? Yo soy Sandra”. Así se dio cuenta de que se equivocó, pero entre ellas quedó todo mal. “A vos te voy a cagar a trompadas civilizadamente, ¡eh! Y después te escucho, ¿te parece? La recalcada concha de la tal Gaby también”, concluyó.

image.png