jueves 29 de octubre de 2020
Ocio |

El truco del vinagre que usan en Francia para tener el cabello perfecto

Se trata de una solución sencilla para el cabello opaco y grasoso

Muchos pasan la vida tratando de hallar la manera perfecta de lavar su cabello para minimizar la oleosidad en las raíces o conseguir un poco de brillo adicional, por lo que recurren a múltiples técnicas diferentes.

Si eso te sucede a ti, tenemos buenas noticias: puedes obtener estos beneficios a base de un ingrediente que todos tenemos en casa, que es muy barato y fácil de convertir en un remedio contra la grasa y el cabello opaco.

Lo único que necesitas es vinagre mezclado con un poco de agua. Así lo indica Christophe Robin, colorista y estilista parisino que tiene clientes de la talla de Catherine Deneuve, Inès de la Fressange y Tilda Swinton. A continuación, te contamos el secreto para tener esas hermosas melenas francesas.

El vinagre, tanto blanco como de manzana, es un tónico excelente para el cuero cabelludo que te ayudará a eliminar el aceite de las raíces, disolver las impurezas y aligerar el peso del pelo.

Los efectos del tratamiento con vinagre son los siguientes:

  • Restaura el pH del cuero cabelludo
  • Remueve los restos de productos para el cabello
  • Hidrata de raíz a puntas
  • Previene o trata un cuero cabelludo irritado o reseco
  • Restaura el brillo
  • Previene la caída

Cómo aplicarlo

Nunca debes usarlo directamente sobre tu cabeza, ya que hacerlo sería contraproducente. Lo que tienes que hacer es preparar una solución de vinagre con agua.

Solo necesitas 140 mililitros de agua y 5 gotas de vinagre de manzana o blanco. Luego, vierte el líquido en un recipiente y agrega el acondicionador que utilizas cada vez que te lavas el cabello.

Simplemente aplica la mezcla en tu cabello mojado, dando un masaje suave de unos minutos desde la raíz a la punta. Si puedes, envuelve tu cabello en una gorra de baño para que la mezcla actúe por 5 a 10 minutos.

Para terminar, solo debes retirar la mezcla con agua como lo harías con tu champú de siempre. Puedes hacer esto una o dos veces por semana.