jueves 20 de febrero de 2020
Ocio |

El kiwi: sus propiedades y beneficios para la salud

Contrariamente a la creencia popular, el kiwi no es nativo de Nueva Zelanda, sino de los bosques de China, donde se consumía desde millones de años atrás

El kiwi es una baya procedente de China que se introdujo en los años 70 en el mercado mundial. Con un sabor característico y potente, el kiwi guarda algunos beneficios y propiedades desconocidos para gran parte de sus consumidores.

Esta fruta es cosechada a mano, entre octubre y diciembre, antes de alcanzar su madurez. Lo anterior, con el fin de llegar al punto perfecto de consumo antes de comercializarse en las exhibiciones de Francia y de todo el mundo.

El kiwi francés es ideal para el desayuno o la merienda. Además, es muy fácil de consumir, pues no es necesario pelarlo, con una cuchara pequeña es suficiente para disfrutar la fruta, cortándola a la mitad.

Beneficios del kiwi

1. Mantiene un tránsito intestinal bueno

El kiwi tiene una cantidad moderada de fibra, tanto soluble como insoluble. La primera reblandece las heces y la segunda acelera el paso de los alimentos a través del intestino, además de agregar volumen a las heces. La combinación de ambas ayuda a mantener un buen tránsito intestinal y evitar el estreñimiento.

Respecto al mito de tomar un kiwi en ayunas para ir al baño, no es cierto. Según comenta Ana Molina, no por tomar el kiwi en ayunas se va a acelerar el proceso digestivo, aunque comer fruta con fibra sí afecta de forma positiva, sea la hora que sea.

2. El sistema inmune

El kiwi, debido a su alto nivel de vitamina C, es un alimento fantástico para mantener el sistema inmune fuerte, sobre todo para aquellas personas que han salido de una operación o se encuentran convalecientes. Así, la experta recuerda que es más importante la adecuada nutrición durante la convalecencia que durante la enfermedad.

3. La piel

La vitamina C que contiene el kiwi también está involucrada en los procesos de cicatrización y, junto con sus antioxidantes, ayudan a “amortiguar el proceso de envejecimiento”, tanto interno como externo, de la piel, afirma la especialista.