miércoles 3 de junio de 2020
Ocio | consumo | deporte | dieta

El café: curiosidades que quizás no conocías

Es una de las bebidas más habituales en la dieta de millones de personas y está entre los cien productos más comercializados del mundo.

El café es una de las bebidas más universales que existen. Complemento de desayunos, meriendas y tentempiés, esta taza se consume en numerosos países del globo y se ha convertido en la aliada perfecta de muchas personas antes de comenzar el día. Si bien forma parte de nuestra dieta, aún hay detalles desconocidos de este producto que lo convierten en más emblemática si cabe. Más allá de las variedades que se encuentran en las diferentes regiones productoras, existen otros detalles que merece la pena conocer.

Aunque la historia de cómo llegó este fruto a ser tomado como bebida no está clara, sí existen algunas historias antiguas sobre el tema. La leyenda cuenta que un pastor de cabras lo descubrió en Etiopíacuando detectó que algunos de los animales se comportaban de forma ‘extraña’ después de haber ingerido los frutos de su árbol.

Leer más►

El árbol del café puede vivir durante muchos años. Se han detectado algunos ejemplares que han llegado a cumplir los 200 años en perfectas condiciones. Sin embargo, lo habitual es que lleguen solo a los tres y cuatro años porque en muchos lugares deciden talarlos con esta edad con el fin de que crezcan fuertes y tengan una nueva vida.

A la hora de aumentar el rendimiento mientras se realiza una actividad física el café puede ser un aliado perfecto ya que la cafeína que contiene actúa en las tres fases que comprenden el ejercicio: aumentando la adrenalina antes del entrenamiento, favoreciendo la contracción muscular durante el ejercicio y activando la recuperación y tonificación muscular tras hacer deporte.

Las barritas energéticas son un artículo contemporáneo y un aliado en el día a día. Se trata de un alimento moderno, no obstante, el concepto de ‘complemento que aporta energía’ surgió mucho antes del consumo masivo de estas barras. En concreto, en Etiopía, crearon una mezcla a base de bayas de café -sin tostar, puesto que este proceso no se dio hasta el siglo XIII- y grasa animal que ingerían para mantener fuerzas durante todo el día.

Hay diversos estudios que certifican que la siesta más sana es la que dura 20 minutos. Este es precisamente el tiempo que la cafeína tarda en hacer efecto en nuestro organismo por lo que, tomar un café justo antes de acostarse a descansar después de comer puede ser el mejor despertador natural.

Entre las propiedades de la cafeína está la de ejercer de antiinflamatorio natural. Es por esto que numerosos analgésicos cuentan con este ingrediente en su composición y que un café puede actuar como una eficaz medida ante un dolor de cabeza leve.

Las plantas de café tardan dos años en tener la medida y el crecimiento suficiente como para ser recolectadas. Para obtener una materia prima de calidad es muy importante que solo se recojan los granos que presenten la madurez suficiente. Cuando se han extraído estos frutos se realiza lo que se conoce como beneficio del café: se retira la piel y se introducen los granos en un recipiente donde serán sometidos a un proceso químico. Se le retira la cáscara y después se tuestan para ser comercializados o consumidos.

España y Portugal se consume sobre todo una tipología de café, el torrefacto. Nuestro país es uno de los pocos que forman parte de la Unión Europea que se decanta en su mayoría por esta variedad. Su antigüedad y su color oscuro, que muchos asocian a su calidad, lo ha convertido en el más popular.

Fuente: Hola

Dejá tu comentario