jueves 21 de enero de 2021
Ocio | Breaking Bad | Lost | Series

Cuáles son los 10 mejores capítulos de la historia de la televisión 

En la actualidad, las series son las producciones más consumidas por el público. Este fenómeno se acrecentó con la llegada de las plataformas de streaming.

Hace algunos años que las películas debieron darle lugar a otras súper producciones, las series. Debido a la gran variedad y cantidad de estas, la critica especializada y el público decidió elegir los 10 de los mejores episodios de algunas de estas historias, entre las que destaca "Lost", "Game of Thrones" y "Breaking Bad".

Los Simpson – Y con Maggie son tres (6×13)

Embed

Con tantos años al aire y tantas risas aseguradas, tal vez es un poco difícil elegir un solo episodio de Los Simpson como "el mejor". Sin embargo, toda la audiencia coincide en que no hay episodio tan emotivo y que genere tantas sensaciones como "Y con Maggie son tres".

En este episodio nos encontramos con un Homero humillado, que tiene que rogar por su antiguo puesto en la Central Nuclear, así renunciando a su soñado trabajo en los bolos tras enterarse de que Marge está embarazada otra vez. A raíz de esto, el señor Burns le pondrá una placa para recordarle su derrota en la que se lee “Don’t forget: you’re here forever” (“No lo olvide: Usted está aquí para siempre”). Cuando Bart y Lisa le pregunten porqué no hay fotos de Maggie en el álbum familiar, Homero les responde que sí hay pero están en un sitio especial. Al final del episodio, la audiencia descubre finalmente donde están las imágenes: en el escritorio de trabajo de Homero. Con las fotos de su bebé, en la placa solo llega a leerse «Do it for her» (“Hazlo por ella”).

Los Soprano – Pine barrens (3×11)

Embed

La serie que marcó el inicio de lo que se conoce como edad de oro de la televisión. 'Los Soprano' es una de esas maravillas que marcan un antes y un después en sus medios y lo hace gracias a capítulos tan geniales como este 'Pine barrens' en el que su mezcla de humor negro y drama es perfecta. Un episodio en el que Chris y Paulie (una pareja más extraña que la formada por Jack Lemmon y Walter Mathau) tienen que hacerse cargo de las "recolecciones" de Silvio. Tras parar en casa de un miembro de la Mafia rusa, la cosa se pone tensa por una tontería de Paulie y terminan matando al ruso... o eso creen. Tras llevárselo al parque de Pine Barrens para enterrarlo descubren que está vivo y, tras intentar matarlo otra vez, vuelve a escapar dejándolos en una situación comprometida. Perdidos en el bosque, la situación sacará lo peor de cada uno. Nada mejorará tras una entrecortada conversación telefónica con Tony en la que este les informa que el ruso es en realidad un antiguo miembro de las fuerzas especiales rusas que una vez mató a 16 terroristas chechenos él solo. Algo que Paulie entiende como que es un decorador de interiores que ha matado a 16 checoslovacos, solo para ser contestado por Chris con un "pues su casa estaba hecha una mierda". Tras ser rescatados por su jefe, la relación entre Chris y Paulie quedará marcada para siempre, pero el mafioso ruso nunca volverá a aparecer. Es difícil encontrar 60 minutos de televisión más perfectos que estos.

Lost – Piloto (parte 1 y 2)

Embed

Lost es una serie que siempre genera controversia. Están aquellos que la aman y otros que la odian. Pero si hay algo que no se puede negar, es que el episodio piloto dejó a más de uno con la boca abierta y con ganas de mas. En dicho piloto ya aparecían muchas de sus señas de identidad: flashbacks, osos polares, un misterio tras otro, cosas que no son lo que parecen.

Nunca antes una serie había logrado que el espectador tenga tanta necesidad y desesperación de ver el siguiente episodio, ya que era imposible no querer saber qué iba a suceder. Los primeros episodios de Lost fueron pura adrenalina, y por eso se convirtió en una serie tan famosa.

Leer más: WandaVision: su director dio a conocer cuál fue la inspiración para la serie

The Wire – Middle Ground (3×11)

Embed

David Simon logró cinco temporadas de The Wire que deslubraron al público. Pero hay un episodio en particular que los fans recuerdan con mucho respecto. En Middle Ground, la organización Barksdale se viene abajo, con sus dos líderes traicionándose mutuamente y, finalmente, con la muerte de su personaje más icónico, Stringer Bell. Desde el principio de la serie, se comprende lo diferente que eran Avon Barksdale y su mano derecha Stringer Bell.

Timado por políticos y banqueros, Stringer pide permiso para matar al Senador Davis solo para obtener la reprimenda de Avon. Su encuentro final, en lo alto de un rascacielos, hablando de sus inicios; es uno de los grandes momentos que dejó la televisión. Los dos son conscientes de haber traicionado al otro, Stringer lo delató a la policía y Avon lo vendió al Hermano Mouzone y Omar. Aun así se nota que los dos se quieren y se respetan, es una despedida agridulce que estuvo a la altura de la serie.

Game of Thrones – The Rains of Castamere (3×9)

Embed

El episodio que dio paso a una lluvia de videos y memes sobre la reacción de los propios espectadores al verlo. 'Juego de Tronos' ya había jugado con las expectativas de los espectadores cuando mató a su protagonista, Ned Stark, al final de la primera temporada, pero lo que nadie esperaba es que en la boda de Edmure Tully y Roslin Frey, la serie decidiera acabar con un baño de sangre que incluía a dos de los personajes protagonistas, Robb Stark y su madre Catelyn, además de la mujer embarazada del primero, su lobo y unos cuantos cientos más de seguidores de los Stark. Los ejecutores fueron Lord Walder Frey, el perfecto anfitrión, y Roose Bolton, el hombre que decidió cambiar de bando, pero el cerebro de todo ello fue Tywyn Lannister que se confirmaba, una vez más, como el mejor cerebro de Poniente, asegurando la posición de su familia sin tener que mancharse personalmente las manos. Pocas veces un capítulo de televisión ha visto reacciones más extremas que este.

Breaking Bad – Ozymandias (5×14)

Embed

Y en el listado no podía faltar Breaking Bad. Este episodio, tal vez, es uno de los favoritos de los fanáticos de la serie. Desde su comienzo, este capítulo no se va por las ramas, y ya en sus primeros minutos vemos el momento en que Walter White suplica por la vida de su cuñado Hank al mafioso Jack, solo para escuchar por boca de Hank que éste ya había tomado su decisión hace diez minutos, justo en el momento en el que recibe un tiro en la cabeza y nos damos cuenta que ya no hay posibilidad de redención para Walt.

Después de eso, Walter White, ya en modo Heissenberg, le delata a Jesse a sangre fría que estuvo presente cuando Jane sufrió su sobredosis mortal y decidió no ayudarla.

True Detective – ¿Quién anda ahí? (1×04)

Embed

La primera temporada de True detective nos brindó grandes momentos, y el episodio "¿Quién anda ahí?" es uno de ellos. Cary Joji Fukunaga fue el encargado de dirigir un plano secuencia de 6 minutos, que quedó en el recuerdo de los espectadores. Sin embargo, este episodio va más allá de su brillantez técnica, siendo, según su creador Nic Pizzolato, una reflexión sobre la identidad y las máscaras que la gente decide ponerse, en este caso sus dos protagonistas, Rust Cohle y Martin Hart.

Mad Men – Person to person (7×07)

Embed

Mad Men tuvo un final que le quedó como anillo al dedo. La serie logró no traicionarse a sí misma, otorgándole a la audiencia un final muy cínico para su personaje principal. Así Don Draper, incapaz de salir de su propia paradoja, no sabe cómo ser feliz pero en cambio es perfecto haciendo creer a la gente que un determinado producto les hará felices.

La inclusión del anuncio de Coca-Cola es la cereza del pastel de un episodio que también da satisfactorios finales al resto de personajes de la serie, como Peggy, Joan, Roger, Pete, Betty o Sally Draper.

The Leftovers – International assassin (2×08)

Embed

Damon Lindelof se superó a sí mismo con una segunda temporada absolutamente magistral, que combina el mundo de David Lynch con las películas de James Bond. De esta manera, el episodio "International assasin" fue una grata sorpresa dentro de una serie llena de ellas, un capítulo arriesgado, valiente y original.

Fargo – Loplop (2×08)

Embed

La segunda temporada de Fargo fue, tal vez, mejor que su primera entrega. Una temporada más fiel al espíritu de los Coen, que logró conjugar con maestría el humor negro y el drama. Dentro de un reparto prácticamente impecable, la pareja formada por Kirsten Dunst y Jesse Plemons, dando vida al matrimonio Blumquist, se merecen una mención especial.

Esta pareja tiene su particular momento de gloria en el octavo episodio, centrado casi en su totalidad en la cabaña donde mantienen retenido al mayor del clan Gerhardt, Dodd. Aquí es donde Peggy (el personaje de Dunst) da rienda suelta a toda su locura, acuchillando al matón un par de veces con un cuchillo de cocina por su mal lenguaje, para luego pedirle perdón por haber matado a su hermano y darle de comer amablemente unas judías caseras. Para cuando aparece Ed, el psicópata de los Gerhardt pedirá (con toda la razón) que no le dejen solo con aquella loca.

Leer más: Esperando la Carroza: los fanáticos de la película van a tener su documental, Carroceros

BONUS: The Office -Stress Relief (Parte 1 y 2)

Sin lugar a dudas, The Office da cátedra de comedia. En este episodio de la quinta temporada, que fue dividido en dos partes, Jeffrey Blitz y Paul Lieberstein, nos irán adentrado de a poco en una situación que no hará más que ir subiendo y nunca bajar en picada. Un hito dentro de la serie, que es imposible de olvidar por los fanáticos.

Todo comienza con el simulacro de incendio ideado por Dwigt. Dado que ninguno parece prestarle demasiada atención cuando habla de seguridad contra incendios, decide darles una lección a sus compañeros, provocando un “incendio accidental” en la oficina y encerrando a todos en el lugar. Como era de esperar, todos entran en pánico. Al verse atrapados sin salida, los empleados de Dunder-Mifflin empiezan a romper todo: Jim estrella la fotocopiadora contra una puerta, Oscar intenta escapar por el techo, Angela le lanza su gato para que le salve la vida y finalmente, Stanley casi se muere de un ataque cardíaco.

Embed

Este suceso da comienzo al mejor episodio de la historia de The Office, y a uno de los mejores capítulos de comedia en la televisión. Tras el ataque cardíaco de Stanley, Michael decide que sus empleados y él necesitan que alguien les enseñe primeros auxilios (por si ocurre nuevamente). Para ello llama a la Cruz Roja, quienes le envían a una instructora con un muñeco para que los ayude.

Los empleados de la oficina no son los mejores para prestar atención y tienden a dispersarse bastante, por lo que, cuando la instructora comete el error de decirle a Michael que la mejor forma de reanimar a alguien es seguir el ritmo de la canción “Staying Alive” de los Bee-Gees… todo se descontrola.

Embed