domingo 13 de junio de 2021
Ocio

Cómo decorar la pared del sofá

En esta nota encontrarás ideas geniales y únicas para dar vida a la pared del sofá. Con espejos, cuadros, estantes y más.

No hay nada más apagado que una pared en blanco, virgen, vacía, desangelada… ¡Y más si es en el salón! Y es que es la estancia en la que más tiempo pasas en casa, en la que te reunís con amigos y familia, donde te juntás en familia a ver una serie o una película un domingo por la tarde.

No te olvides de seguirnos en Google Noticias para mantenerte informado

4.png

Por eso, para darle vida, devolverle esa importancia que tiene y enmarcar tu sofá, en esta nota conocerás algunas ideas para decorar la pared del sofá.

Una composición de cuadros tradicional

De tres, cuatro o seis. Lo que prefieras. Podés hacerlo de dos maneras. O bien eligiendo una serie o creando la composición vos mismo. Empleá láminas decorativas de la misma serie, del mismo tamaño y, después, elegí para todas un marco igual. Los de madera clara no fallan y lo mejor es que no pasarán de moda. En cualquier caso, antes de empezar a hacer agujeros en las paredes, poné cinta de carrocero simulando la posición de los cuadros. ¡Así no fallarás!

2.png

Leer más► Ideas de decoración para balcones y terrazas

Con estantes en la pared

Una pared estrecha y alta pide con ganas unos estantes que potencien la horizontalidad. Además, si te falta espacio para guardar los libros es una idea genial para aumentar el almacenaje de tu casa. También podés utilizar esas baldas para colocar unos cuadros apoyados, una opción muy en tendencia. Y, cómo no, añadir unas plantas de interior que den vitalidad y alegría al ambiente. Si, incluso, la pared está pintada de un color llamativo, los estantes adornados destacarán, aumentando el dinamismo del ambiente.

1.png

Leer más► Los mejores ejercicios de gimnasia para los mayores de 40 años

Un gran cuadro que acoja las miradas

Tal vez parezca la opción más fácil, aunque la elección del cuadro que vas a poner es básica. Elige uno que tenga la misma gama cromática que el resto de la decoración del salón y encajará perfectamente. Debe ser más bien grande para que no parezca que la pared siga vacía. Al elegirlo, tené en cuenta siempre el tamaño de la pared y medí siempre antes de colgarlo. Al hacerlo, recordá que lo mejor es que la mitad del cuadro se sitúe a la altura de los ojos. Y más cerca del sofá que del techo, o parecerá que está flotando en medio de la nada.

2.png

Los versátiles espejos

Lo cierto es que para decorar la pared del sofá o en cualquier otra, los espejos son un recurso decorativo que no falla. La clave está en hacerlo como cuando la decoras con un cuadro: el tamaño importa. Así que no pongas un espejo pequeño. Lo mejor es que sea grande, para que multiplique la luz y ayude a ampliar el espacio. Para que el efecto sea doble, ponelo allí donde el reflejo multiplique la imagen que entra por la ventana.

Unos adornos originales y únicos

3.png

Las bandejas de fibras son una de las últimas tendencias en la decoración de paredes. ¡Salte de la norma! Además, las fibras naturales son un recurso muy decorativo para dar calidez y frescura a las paredes, sea del color que sea que estén pintadas. Podés combinarlas con unos espejos, también redondos, que formen un dinámico conjunto. También podés colocar las bandejas un poco separadas, pero no demasiado, o parecerá que están nadando solas en un océano blanco que es la pared. ¿Más objetos que pueden decorar la pared de tu sofá? Unos sombreros, elegir unas pequeñas macetas, unas baldas geométricas… Apuesta y gana.