menu
search
Ocio |

Ciudad de México: la ruta del arte de Frida y Diego

Con sus cejas pegadas, el moño trenzado, su colorida ropa y bigotito, la artista mexicana Frida Kahlo se ha convertido en una figura de culto. En México, su ciudad natal, su rostro decora de todo, desde bolsos y joyas hasta tapices y delantales. Su esposo, el muralista Diego Rivera, era el más conocido entre los dos cuando estaban vivos, pero la fama de ella lo ha eclipsado desde que murieron en la década de 1950.

Alrededor de la capital mexicana, fanáticos de Frida y Diego pueden encontrar obras de la pareja en más de una docena de museos y espacios públicos. Aquí algunas paradas en la ruta de arte Kahlo-Rivera:

Casa Azul. El Museo Frida Kahlo, también conocido como la Casa Azul por sus muros azul cobalto, fue el lugar de nacimiento de Kahlo y la casa de su infancia. Más tarde vivió ahí por varios años con Rivera durante su matrimonio.

Abrió como museo en 1958 y se mantiene igual a como era en la época. Es uno de los museos más populares en la Ciudad de México, con unos 25.000 visitantes mensuales.

Entre las piezas exhibidas hay algunas obras de arte de Kahlo, incluyendo una naturaleza muerta con sandías titulada “Viva la vida”. Pero el verdadero atractivo es el conjunto de recuerdos y artículos personales, como las ollas de barro en la cocina, los corsés de Kahlo y su colorida ropa. Está ubicado en Londres 247, Colonia del Carmen, Coyoacán.

Museo Casa Estudio Diego Rivera y Frida Kahlo. Kahlo vivió a ratos en otra casa azul en el barrio sureño de San Ángel, una estructura más pequeña conectada con un puente a una casa-estudio blanca y rosa que una vez ocupó Rivera.

La pareja vivió allí a partir de 1934. Las casas, diseñadas por el pintor y arquitecto Juan O’Gorman, están rodeadas por grandes cactus y quedan a una cuadra del San Angel Inn, un popular restaurante. Un enorme esqueleto de papel maché y figuras de Judas habitan el luminoso estudio de Rivera. Está ubicado en la Avenida Altavista y Diego Rivera, Colonia San Ángel.

Museo Dolores Olmedo. Este museo fue antiguamente residencia de una famosa patrocinadora de la pareja. Alberga una de las colecciones más importantes de obras de ambos artistas, incluyendo unas dos docenas de pinturas de Kahlo. Entre las más conocidas están “La columna rota” y “Autorretrato con changuito” de Kahlo (nótese que esta colección de Kahlo se encuentra en Italia hasta junio).

En el extenso complejo de edificios de piedra que data del siglo XVI también se exhiben las obras de otros artistas mexicanos. Luminosos pavos reales verdes y azules y perros xoloitzcuintle deambulan por el terreno del museo, en la Avenida México 5843, Hacienda La Noria, Xochimilco.

Museo Anahuacalli, un museo con forma de pirámide construido de roca volcánica negra para albergar 50.000 estatuas y arte prehispánico (AP Photo/Anita Snow).

Museo Diego Rivera Anahuacalli. Esta pirámide de roca volcánica negra fue construida para albergar unas 50.000 estatuas y otras obras prehispánicas coleccionadas por Diego Rivera, pero también pueden verse varios bocetos de sus murales. Queda en Museo 150, San Pablo Tepetlapa 04620, Coyoacán.

Museo de Arte Moderno. Aquí se exhiben varias obras de la pareja, entre ellas el conocido oleo de Kahlo “Las dos Fridas”. Queda en Paseo de la Reforma y Gandhi, Bosque de Chapultepec.

Museo Mural Diego Rivera. Este pequeño museo es casa del conocido mural de Rivera “Sueño de una tarde dominical en la Alameda Central”. Inicialmente creado para un restaurante en el Hotel Prado, el mural fue trasladado al nuevo museo luego que el hotel fue casi destruido durante el terremoto de 1985. Se ubica en Balderas y Colón, Colonia Centro.

Palacio de Bellas Artes. El Palacio de Bellas Artes cuenta con varios murales de Rivera, incluyendo “El hombre controlador del universo”, que muestra a un trabajador rodeado de maquinaria. Otros importantes murales de Rivera pueden verse adentro del palacio, junto a trabajos de artistas como David Alfaro Siqueiros y José Clemente Orozco. Juárez y Eje Central, Centro Histórico.

Palacio Nacional. Rivera pintó una serie de murales en los muros de las escaleras y pasillos del Palacio Nacional, algunos representando la conquista de México por españoles como Hernán Cortés. Otros murales muestran culturas prehispánicas, incluyendo las civilizaciones zapoteca y mixteca. Queda en la Plaza de la Constitución, Centro Histórico.

Antiguo Colegio de San Idelfonso. El mural de Rivera “La Creación” puede verse en este museo y centro cultural, considerado la casa natal del movimiento muralista mexicano. Obras de otros muralistas que incluyen a José Clemente Orozco también pueden verse en esta institución. Justo Sierra 16, Centro Histórico.

El Cárcamo de Dolores. Dentro de un monumento al sistema hidráulico de la Ciudad de México llamado el Cárcamo de Dolores, Rivera pintó un mural poco conocido, “El agua, origen de la vida”, en una piscina. La obra fue diseñada para ser vista bajo el agua, pero la piscina fue vaciada al quedar claro que el mural se arruinaría poco a poco. Rivera también diseñó una fuente con el dios azteca de la lluvia, Tlaloc. Avenida Rodolfo Neri Vela, 2da sección del Bosque de Chapultepec.

Y algo más. Un restaurante que lleva el nombre de Kahlo, La Fonda de Frida, en la lujosa colonia (vecindario) Condesa. Murales adicionales de Rivera en el Centro Médico Nacional La Raza y las paredes externas de la sede de la Secretaría de Educación Pública, en el centro de la ciudad. Los sábados y domingos, la Casa Azul vende boletos para un bus que va del Museo Frida Kahlo al Museo Diego Rivera Anahuacalli. El bus sale de la Casa Azul a las 12.30 pm, 2:30 pm y 3.30 pm. Los boletos cuestan 150 pesos (unos 8 dólares) e incluyen entrada a ambos museos.

www.Clarin.com

Dejá tu comentario