Black Mirror de Netflix temporada 4: top de los mejores episodios

Black Mirror

Una serie de antología compuesta por episodios dispares en tono, estilo y género, Black Mirror parece exigir algún tipo de clasificación que los reúna más que la mayoría de los shows.


Acá te dejamos un top en orden inverso de los mejores episodios de la temporada 4:

6. ArkAngel

El ‘ArkAngel’ dirigido por Jodie Foster tiene una trama sencilla: a un niño le dan un implante que le permite a su madre controlar su vida a través de una tableta: rastrear su ubicación, ver a través de sus ojos y poner restricciones de edad en escenas que a algunos les pueden parecer molestas.

La hija, interpretada por Brenna Harding, se asusta con el descubrimiento de que su vida es como Gran Hermano y la golpea casi matarla con la tablet. Luego la madre se tambalea hacia la calle cubierta de sangre.

5. Cocodrilo

“Cocodrilo” tiene todas las características de un clásico de Black Mirror : una apertura devastadora, un fondo impresionante, Islandia.

El episodio es sobre una exitosa empresaria llamada Mia Nolan que, en su habitación de hotel, asesina a un hombre de un golpe .

El episodio nos llevará a descubrir con dos líneas argumentales muy bien hiladas, qué pasó una cierta noche en una calle con un dulce olor a cerveza. Transeúntes atropellados por tranvías pizzeros eléctricos y una aseguradora que buscará la respuesta.

Sin dudas es uno de los episodios más violentos de toda las serie.

4. USS Callister

 

“USS Callister” comienza un homenaje a Star Trek, protagonizado por Jesse Plemons, el héroe de estilo Kirk del Capitán antes de su repentina aparición en una crítica de la cultura de los fanáticos en todas sus extremidades.

Este capitulo puede desfilar como a gran escala, ciertamente es el episodio más cinematográfico hasta la fecha, pero, afortunadamente para los fanáticos, sigue siendo una historia de advertencia no muy familiar centrada en una tecnología escalofriante. El cambio de géneros ofrece un montón de diversión: las escenas que ven cómo las versiones simuladas de los colegas de Daley cambian de personaje con la llegada de su capitán son una delicia. Los snsemble se lanzaron al material, con destacados destacados Jimmi Simpson (Westworld) y Michaela Coel (Chewing Gum) destacándose como dos de los miembros de la tripulación que intentan convencer a la nueva adición de Milotti para jugar pelota.

Daley, de Plemons, una versión para adultos del vecino de Toy Story, Sid, es otra adición memorable a los créditos del actor, su llegada incita a una tensión genuina.

3. Metalhead

“Metalhead” es el episodio más corto de Black Mirror hasta la fecha, pero se siente como el más largo.

Ubicado en un desolado paisaje aparentemente apocalíptico, capturado en una pesadilla en blanco y negro. El episodio resalta la valentía de su personaje, cientos de personas más son atacadas por los perros mortíferos que asolan este mundo, y se van.

2. Hang the DJ

La romántica historia de Amy y Franke ocupa la mayoría de la trama, es solo una simulación dentro de un universo virtual creado por la aplicación, que antes de dar un veredicto a los usuarios reales prueba su compatibilidad uniendo a sus versiones virtuales un millar de veces. Si sus avatares sienten un amor tan fuerte como para desafiar las reglas del juego y tratar de fugarse, entonces significa que los usuarios reales son compatibles.

En concreto, la fuga que nosotros vemos es la número 998 de un total de 1000 simulaciones de diferentes Frank y Amy, lo cual ofrece ese 99,8% de coincidencia para sus homólogos de carne y hueso. Así, podemos suponer que esta historia, que dura más de un año para sus protagonistas, en realidad transcurriría en mucho menos tiempo, el que tardaría el sistema en comprobar la compatibilidad de los verdaderos personajes, cuya historia comienza al término del episodio con un intercambio de sonrisas mientras suena el tema Hang the DJ de The Smiths.

1. Museo Negro

Sin dudas es el mejor episodio de la serie.

La trama es gira en torno a Nish (Letitia Wright)  que se encuentra con el Museo Negro, el cual alberga «auténticos artefactos criminológicos». Se encuentra con el propietario, Rolo Haynes (Douglas Hodge), quien le ofrece un recorrido en el que narra las historias de los artefactos que ha coleccionado, que se muestran en retrospectiva durante el episodio.

Cuáles son las historias que se cuentan durante el episodio

Historia 1: El sádico

Haynes le cuenta a Nish que durante su tiempo como empleado de TCKR en el Hospital Saint Juniper de Nueva York, en una ocasión le ofreció a uno de los médicos del centro un dispositivo que le permitía sentir con exactitud lo que sentía el paciente, a través de un implante neural. El doctor Peter Dawson (Daniel Lapaine) eventualmente desarrolla un gusto extremo por el dolor y además de hacerse daños irreversibles a sí mismo, empieza a buscar víctimas. Cuando finalmente encuentra una a la cual infringir el máximo dolor, con lo que queda en un estado vegetativo de exaltación perpetua.

Historia 2: El mono

Luego Haynes le cuenta que en el mismo hospital, Jack (Aldis Hodge) ha sufrido una perdida irreparable en su familia, luego que su esposa Carrie (Alexandra Roach) quedara en coma a causa de un accidente. Haynes le ofrece a Jack la posibilidad de darle una nueva oportunidad a su esposa, transfiriendo su consciencia a su cerebro, de tal manera que ella pueda sentir exactamente lo que él siente.

La situación inicialmente estuvo bien, por cuenta de Parker, el hijo de ambos. Pero pronto la convivencia entre ambos resulta intolerable para Jack, quien termina transfiriendo la conciencia de Carrie a un mono de juguete, que sólo puede expresar dos emociones (alegría y tristeza) mediante dos frases prefabricadas.

Historia 3: El recluso

Esta es la última historia, y la más importante que le cuenta Haynes a Nish y habla de la trágica historia de Clayton Leigh (Babs Olusanmokun), un individuo afro-americano condenado a muerte por el asesinato de una mujer. Habiendo perdido su empleo en TCKR, Haynes le ofrece a Clayton un trato: comprará su imagen, para que luego de su muerte, su familia pueda obtener beneficios de ella.

Clayton acepta y Haynes monta el Black Museum, cuya principal atracción es la copia digital de Clayton, al que los turistas disfrutan torturando por 10 segundos en una silla eléctrica digital y tomando una copia en forma de recordatorio, en la que otra copia digital de Clayton sufre eternamente.

NOTICIAS DESTACADAS