viernes 21 de febrero de 2020
Ocio | dieta | Salud |

Bajar de peso sin quedarte con hambre es justo lo que promete la dieta mediterránea

Una alimentación balanceada es un punto clave para poder bajar de peso y mantenerte saludable. Pero a veces es difícil saber qué régimen seguir y por dónde empezar

Si quieres ver resultados efectivos y rápidos, la dieta mediterránea podría ser la respuesta. Te decimos en qué consiste y cómo sumarte a ella.

¿Qué es la dieta mediterránea?

Se trata de una rutina que mezcla comidas saludables, basadas en la pirámide alimentaria, con sabores típicos de la cocina tradicional mediterránea. Se compone de ingredientes básicos como pescado y legumbres, así como vegetales y frutas de temporada.

También permite el consumo de otros alimentos como carnes rojas, carbohidratos e incluso postres. Es avalada por diversas instituciones de salud, como la Organización Mundial para la Salud (OMS) y la Dietary Guidelines for Americans.

¿Qué es lo que hace tan especial a la dieta mediterránea?

Uno de los contras de la mayoría de las dietas es que tienden a ser restrictivas, pues prohíben muchos alimentos, por lo que es común que se abandonen al poco tiempo.

Con la dieta mediterránea es difícil que esto pase, debido a que se permite comer de todo, aunque el truco está en la cantidad de lo que se ingiere de cada cosa.

¿En qué consiste?

El objetivo de la dieta mediterránea es comer de todo, pero con ciertas restricciones. Estas son las recomendaciones que se deben seguir:

#1

Consumo diario de verduras, frutas, granos enteros y grasas saludables (incluidas en alimentos de origen vegetal, como el aceite de oliva, girasol o maíz).

#2

Una vez a la semana, comer pescado, aves y huevos. La carne de pescado y aves debe evitar prepararse frita o empanizada, es mejor asada u horneada.

#3

Porciones moderadas de productos lácteos (no te emociones con el queso).

#4

Comer carnes rojas de manera esporádica (una o dos veces a la semana es más que suficiente).

#5

Otros alimentos, como los postres y carbohidratos, deben comerse únicamente en ocasiones especiales y evitarlos lo más que se pueda. La dieta mediterránea también permite el consumo moderado de vino tinto.

¿Cuáles son sus beneficios?

Se ha descubierto que la dieta mediterránea tiene múltiples efectos positivos en el organismo. Un estudio realizado por investigadores del New England Journal of Medicine reveló que las personas que siguieron este régimen durante dos años perdieron más peso que otras personas que mantuvieron una dieta baja en grasas.

Así podes sumarte a la dieta mediterránea

1. Consume de 7 a 10 porciones diarias de frutas y verduras.

2. Cambia el uso de la mantequilla por aceite de oliva.

Temas