4 hacks mentales para potenciar tu concentración y ser más eficiente

La incapacidad para retener información se está convirtiendo en un epidemia, y así es como puedes combatirla.


La falta de memoria y la capacidad reducida para concentrarse es un problema muy común que muchas personas padecen diariamente alrededor. Si bien puede ser un indicador de alguna enfermedad seria, no necesariamente tiene que ser así.

A veces lo único que necesitamos es poner en práctica algunas estrategias para recuperar nuestras capacidades de retención de información. Por eso hoy queremos ofrecerte 4 consejos para concentrarte mejor y ser más eficiente en tu trabajo y vida cotidiana.

Leer más La historia detrás del Año del Cerdo y quiénes pertenecen a este signo del horóscopo chino

Elimina el “multitareas”

El multitareas o multitasking es el principal enemigo de la concentración. Ese deseo de hacer varias cosas al mismo tiempo no es más que un pensamiento nulo, ya que el cerebro no es capaz de hacer tal cosa efectivamente.

Lo único que a veces logramos es pasar de una tarea a otra con gran rapidez, no ejercer ambas al mismo tiempo. Lo que sí puede hacer el cerebro es interconectar varias regiones de sí mismo para enfocarse en una sola tarea.

Dedicarle media hora ininterrumpida a una tarea es una habilidad por encima de la media a la que todos debemos aspirar, y que se gana con el tiempo y la dedicación.

Leer másEscoge unos de los 7 mensajeros de luz y descubre el mensaje que tiene para tu vida

Silencia los dispositivos electrónicos

Se estima que una persona, en promedio, revisa su celular cada 5 a 10 minutos. Esto rompe tu concentración y te distrae. Especialistas europeos aseguran que el coeficiente intelectual ha retrocedido hasta los niveles promedio de hace 100 en solo 37 años. Es decir, nos hemos vuelto menos inteligente muy rápidamente, y se cree que gran parte de la culpa la tienen los aparatos tecnológicos.

En un trabajo promedio, sobre todo los trabajos de entorno colectivo, la actividad del personal se ve interrumpida cada 11 minutos por el chequeo constante del celular. Sin embargo, las empresas parecen enfocarse más en la inteligencia emocional que en la intelectual, valorando la seguridad en sí mismo, la resolución creativa de problemas, la adaptación al entorno y la flexibilidad para adaptarse a los equipos de trabajo.

Independientemente de las habilidades de adaptación de diferentes personas, es mejor silenciar estos aparatos durante el tiempo en el que necesitamos estar profundamente concentrados.

Crea un espacio cálido con espacios verdes

Los estudios científicos aseguran que la naturaleza relaja y reconforta, relacionándola con el desarrollo cerebral. Por esta razón, es recomendable interrumpir por un momento una lección o aprendizaje para ir a un espacio en el que la naturaleza es abundante con la intención de incrementar la agilidad mental.

En su defecto, podrías llenar tu espacio de trabajo con plantas, esencias aromáticas o cualquier elemento natural que tranquilice tu cerebro y active la percepción.

Crea músculo cerebral

Los científicos aseguran que aquellos que ejercitan su memoria con juegos como puzzles, tests de memoria, etc., tienen mayores capacidades de concentración y memoria que el promedio.

Otra forma de mejorar la capacidad intelectual se consigue procurando que las dietas sean equilibradas en cantidad y calidad. Hacer ejercicio físico de manera regular también activa nuestro cerebro.

Si además puedes realizar ejercicios de mente-cuerpo (yoga, mindfulness, meditación, respiración controlada, etcétera), estarás potenciando considerablemente tu capacidad mental.

La capacidad de concentración ha ido disminuyendo considerablemente en las últimas décadas, y es nuestra labor combatir esta tendencia con las estrategias apropiadas. Pon en práctica estos hacks mentales y seguro que obtendrás buenos resultados.

Fuente: www.bioguia.com

NOTICIAS DESTACADAS