¿Cómo impactan las lluvias del norte del país en el norte santafesino?

Llegará más agua proveniente de los excesos de lluvias en la vecina provincia de Santiago del Estero. Qué repercusión tendrá en el lastimado norte santafesino, por qué ocurre esto y cuáles son los pronósticos a corto y largo plazo.


Por Mavi Martínez Sichar.

El norte provincial está atravesando una situación crítica a causa de las inundaciones en una vasta zona que comprende más de 300 mil hectáreas. Hasta este viernes, hay más de 200 evacuados y las condiciones climáticas no son alentadoras.

Las precipitaciones en el norte acumuladas en enero alcanzaron los 400 milímetros y en el último mes llovió, en determinadas zonas, el promedio anual. Las abundantes lluvias registradas se suman al agua que se escurre desde Chaco y Santiago del Estero, lo que complica, aún más, la situación. Así lo asegura un informe del INTA que advierte sobre el riesgo que implican estos excesos hídricos superficiales en los cultivos y ganado en la zona.

Leer más ►Lugares para colaborar con los damnificados del norte provincial

“Se trata de zonas planas, de muy lento escurrimiento y acompaña esta lentitud, que hubo muchos días continuos con poca irradiación solar que permita evaporar el agua”, explicó el Ingeniero Pablo Mercuri, director del Centro de Investigación de Recursos Naturales del INTA.

En diálogo con Aire Digital, el investigador expresó que el principal sistema hídrico que podría impactar en el lastimado norte provincial trayendo más agua, es la cuenca del río Salado (agua que ingresa desde Santiago del Estero hacia Santa Fe y atraviesa toda la provincia hasta su desembocadura en nuestra ciudad). “La principal previsión es ver cómo evolucionan las lluvias en la zona afectada y cómo impactan en el caudal del río Salado“, sostuvo.

De acuerdo con Mario Basan Nickisch (especialista del INTA Reconquista, Santa Fe), “estos  excesos hídricos superficiales afectan directamente al norte de Santa Fe, en donde las localidades de Santa Margarita, Nochero, San Bernardo y Villa Minetti presentan una situación grave”.

En un mes llovió el promedio anual

“En los últimos 30 días, llovió lo que llueve en un año, lo que no es menor”, explicó Basan quien detalló que a esta situación hay que sumarle el agua que se escurre desde Santiago del Estero y Chaco.

De acuerdo con el reciente informe del INTA, la zona oeste del distrito Gregoria Pérez de Denis (El Nochero) es una de las más complicadas, al igual que la zona de Las 500 y el Cuadrado. En estos últimos dos lugares hay familias evacuadas y se registran pérdidas considerables de animales menores y en el 90 % de la agricultura.

Las lluvias provocan el anegamiento casi total de los cascos urbanos. El escurrimiento es lento al estar los desagües colapsados. El agua entra además desde las provincias vecinas, Chaco y Santiago del Estero, región que conforma la cuenca de los Bajos Submeridionales.

Una situación natural

Para el director del Centro de Investigaciones, el escenario del norte es natural. Hay que recordar que “estamos en un verano completamente distinto a lo que fue el verano del año pasado, en el que hubo sequía, irradiación, calores continuos y falta de humedad en el territorio”, explicó el experto. En cambio, este verano estamos en presencia de una fuerte masa de humedad sobre el territorio continental, especialmente en el área del norte del país, que es zona subtropical. “La baja presión atmosférica genera mucha inestabilidad en el norte de Santa Fe, Chaco y este de Santiago del Estero. Ésta situación genera que las tormentas sean convectivas, muy intensas y frecuentes”.

Leer más ►Los productores inundados denuncian que no hay creatividad en las obras

Hay un segundo factor influyente y es el proceso de calentamiento anómalo del Océano Pacífico, lo que genera el fenómeno conocido como ‘El Niño’. “Ésto repercute en patrones de lluvias y vientos en todo el mundo”. Y particularmente en nuestro país, “hace hincapié en el este y zona del litoral, ocasionando mayores probabilidades de lluvias”, argumentó Mercuri.

Pronósticos y tendencias

Los pronósticos para el corto plazo, no son los mejores. Según los informes a los que accede el INTA, los modelos meteorológicos indican que podrían ocurrir lluvias este fin de semana y en el inicio de la semana próxima. Luego, la inestabilidad volvería a presentarse los días jueves, viernes y sábado.

En cambio, a largo plazo, las tendencias son más alentadoras. Los modelos muestran que, luego de las continuas lluvias, éstas comenzarían a retirarse hacia el sur de Brasil y hacia el sur de nuestro país, precisamente al área pampeana. Así, la zona del litoral tendría un ‘descanso hídrico’ hasta, al menos, el 25 de enero.

“En caso de que el fenómeno de El Niño evolucione sobre el Pacífico avanzado el verano, uno de los escenarios posibles es que se incrementen las precipitaciones en la cuenca alta del río Paraná y eleve las cotas en índices importantes para la provincia de Santa Fe”, pronosticó Mercuri.

Trabajos de prevención a corto y largo plazo

El gobierno de la provincia de Santa Fe, se abocó en los últimos días, a los trabajos de fortalecimiento de defensas en las zonas afectadas. Para el Ingeniero Mercuri, este trabajo es “una decisión acertada”. “Creo que la provincia de Santa Fe trabaja mucho en emergencia y es muy previsora porque ha tenido, lamentablemente, experiencia en situaciones de exceso de agua”, sostuvo.

No obstante, lo más importante es el trabajo en obras de infraestructura. El experto recomienda en todo momento que “una vez que el agua se va y llegue el año seco, hay que pedir que se continúen las obras. Nosotros mismos, desde el lugar donde estemos, exijamos al gobierno de turno que solucione un problema que hoy es continuo”, concluyó.

Obras en los Bajos Submeridionales

Con motivo de la emergencia hídrica que afecta a las provincias de Santiago del Estero, Chaco y Santa Fe, este jueves se reunió el Comité Interjurisdiccional de la Región Hídrica de los Bajos Submeridionales (Cirhbas).

Fuente: Argentina.gob

Los representantes de las tres provincias acordaron la necesidad de desarrollar el proyecto y la posterior ejecución del Canal Interprovincial de la Ruta 35, en el límite que separa a Santa Fe y Santiago del Estero. Se trata de una obra esperada por toda la región desde hace muchos años y para la cual ya se realizaron estudios técnicos.

El canal interprovincial, que tiene una extensión de más de 100 kilómetros, drenará desde la localidad Las Arenas (en jurisdicción de Santiago del Estero) hacia el norte, a la Cañada de las Víboras. Mientras que hacia el sur lo hará hacia el río Salado, para derivarlo a los escurrimientos naturales y así evitar que el agua llegue a la línea de Santa Margarita, Villa Minetti y El Nochero, entre otras.

Cabe explicar que el área conocida como la cuenca de Bajos Submeridionales, presenta un relieve de muy escasa pendiente en el que no existe una red de escurrimiento definida y
organizada. Acorde con ello, se producen escurrimientos mantiformes y grandes cumulaciones de agua en superficie durante los períodos húmedos. Ese escurrimiento mantiforme termina siendo drenado a través del sistema de arroyos Golondrinas.

La palabra del Ingeniero Pablo Mercuri

NOTICIAS DESTACADAS