Fuga en autopista: aseguran que los presos tenían copia de la llave de las esposas

Aire Digital pudo acceder al testimonio de un agente penitenciario, que pidió no ser identificado. Aseguró que los reclusos que se fugaron tenían una copia de la llave de las esposas. Es coincidente con los datos que contó el periodista Juan Peratitis en Aire de Santa Fe.


Redacción Aire Digital

El testimonio de un penitenciario, que pidió no ser identificado, es importante para esclarecer lo que pasó dentro del colectivo del Servicio Penitenciario y cómo se dio la fuga de nueve presos. El agente aseguró que los reclusos que se fugaron porque tenían una copia de la llave de las esposas. Los dichos son coincidentes con la declaratoria de uno de los cuatro internos que quedaron en el minibus  y con la versión del periodista de Coronda Juan Peratitis quien aseguró en Aire de Santa Fe que nueve presos no estaban esposados. Al mismo tiempo trascendió que los cuatro presos que quedaron en la unidad de traslado decidieron no participar del plan que se presume estaba planificado de antemano.

Continúa la búsqueda

Mientras sigue la búsqueda de los seis presos que continúan prófugos tras escapar de una unidad del traslado del Servicio Penitenciario, comienzan a conocerse detalles insólitos sobre lo ocurrido a bordo del vehículo. Juan Peratitis, periodista de Coronda especializado en temas policiales y judiciales, reveló por Aire de Santa Fe que, según información que pudo recabar, el enfrentamiento entre los presos y los guardias se habría iniciado por un cigarrillo de marihuana y que nueve de los reclusos no estaban esposados, lo que abre varios interrogantes.

Leer más: Escape en la autopista: ¿un “porro”, la mecha que detonó la fuga?

Los trece reos que viajaban en el ómnibus son rosarinos, cumplen condena en la cárcel de Coronda por graves delitos -desde robo calificado hasta homicidio- y habían sido beneficiados con la posibilidad de ser trasladados a la Unidad Penal 3 de Rosario para mantener encuentros íntimos con sus parejas y familias. En el viaje de regreso, ocurrió el desastre.

Leer más ► Cumplió años “en libertad” uno de los presos que se fugó en la autopista

En diálogo con Luis Mino, Juan Peratitis contó que eran nueve los agentes penitenciarios a bordo del ómnibus: el chofer, una efectivo mujer que había viajado para hacer los cacheos femeninos durante la visita, dos uniformados fuera de servicio que habían terminado su guardia en Rosario y volvían a su casa en Coronda y cinco que estaban a cargo del operativo.

Hasta el momento, no se sabía qué situación ocurrida en el colectivo había derivado en el enfrentamiento y la evasión de los reclusos. Ahora, empiezan a revelarse datos insólitos que echan luz sobre el episodio: “Todo se inició por un cigarrillo de marihuana, denominado comúnmente ‘porro’. La unidad de traslado es como un micro común pero dividido en dos por una reja, que tiene una puerta. En la parte trasera van los presos y en la delantera los agentes. Uno de los internos estaba fumando marihuana, y cuando los guardias le llamaron la atención no les hizo caso“, indicó el periodista en el comienzo de su relato.

“Ante la desobediencia, el guardia que estaba al mando envía a otro a poner orden. Éste se acerca a la reja, la abre y entra con la intención de quitarle el cigarrillo, pensando que todos los reclusos estaban esposados. Pero en ese momento, nueve se abalanzan sobre ese penitenciario, lo golpean y lo usan de escudo humano para salir de la celda. En medio de la confusión, agreden brutalmente a los demás oficiales y al chofer, que detiene el colectivo. Toman las armas, empiezan a disparar y se dan a la fuga”, agregó.

Sobre la situación actual de los efectivos penitenciarios, Peratitis dijo que todos están golpeados y lesionados, y también muy afectados anímicamente por lo ocurrido. Por el momento, están separados de sus tareas habituales. Uno de ellos, que recibió un disparo a la altura de la rodilla, tuvo que ser intervenido quirúrgicamente en un sanatorio privado de la ciudad de Santa Fe, donde se recupera. Además, enfrentan un proceso administrativo y también son investigados por el Ministerio Público de la Acusación.

Leer más ► Los penitenciarios que viajaban en el micro de la fuga, en la mira de la Justicia

Interrogantes

Ante estos datos que se revelan, se abren varias preguntas en torno a lo ocurrido:

– ¿Por qué al menos nueve de los presos no estaban esposados durante el traslado?

– ¿De qué manera habían ingresado estupefacientes al colectivo? ¿Cómo tenían en su poder un encendedor para encender el cigarrillo de marihuana?

– ¿La cantidad de agentes que viajaron en funciones era suficiente para custodiar a ese número de reclusos?

– ¿Las condiciones de las unidades de traslado son suficientemente seguras para movilizar a los presos en largas distancias?

– ¿Con qué argumentos los jueces consideran necesario autorizar este tipo de viajes para encuentros familiares e íntimos en Rosario, siendo que en la cárcel de Coronda hay días de visita estipulados y espacios acondicionados para tal fin?

A pesar de la incertidumbre, desde el gobierno provincial confirmaron que no habrá cambios en la cúpula del Servicio Penitenciario; Juan Manuel Martínez Saliba continúa siendo el Subsecretario de Asuntos Penitenciarios. Asimismo, fuentes oficiales informaron que se revisarán todas las áreas y se adoptarán las medidas necesarias para corregir determinadas cuestiones con el fin de optimizar el funcionamiento. En esta revisión, podría haber cambios en las cadenas de mando con seguridad.

NOTICIAS DESTACADAS