Polémica por la custodia municipal a la mujer del parrillero Horacio Borda

Borda

En diálogo con Aire de Santa Fe, Luciana Díaz -esposa del parrillero- aseguró que no contaba con custodia policial para su familia y que por eso aceptó la “protección” de la GSI del municipio, que también le ofreció las trafics para movilizar personas a la protesta en Tribunales. La interna política, al rojo vivo.


Este lunes, Luciana Díaz, la mujer del parrillero Horacio Borda que fue golpeado por punteros políticos, se presentó en tribunales para constituirse como querellante en la causa y dialogó con Aire de Santa Fe. En la entrevista aseguró que nunca dispuso de custodia policial para su familia y que esa fue la razón que la llevó a aceptar que la “cuidaran” los agentes de la Guardia de Seguridad Institucional (GSI) del municipio.

La entrevistada aclaró que a días del hecho consumado sólo contó con una persona que se quedó una hora en la puerta. “Como todo era pelea doméstica dijeron que no había argumento para poner custodia”, dijo que le explicaron (en ese sentido sirve como aclaración, la custodia puede solicitarla la Justicia y también disponerla el Ministerio de Seguridad provincial). También criticó que estando identificados los agresores en los registros fílmicos hayan tardado 21 días en detener al agresor de Borda.

Díaz también contó que el intendente Corral le ofreció las dos traffics que esta mañana podía utilizar para transportar personas a la protesta que se realizó en Tribunales, en la que se reclamó que se detenga a las otros cuatro punteros que participaron de la pelea en la parrilla. Finalmente no usaron esos vehículos.

“Fue Corral el viernes y me dijo que me iba a prestar dos trafics para que la gente pueda viajar a una manifestación a tribunales. Cuando yo necesité ayuda, Corral fue el único que me tendió una mano cuando todos se lavaron las manos. Nosotros llevamos vianda a mucha gente de tercera edad que anda con bastón y no puede subirse a un colectivo. Por eso las traffics”, explicó.

Luciana vive momentos de mucha angustia y siente la impotencia propia de ser protagonista de un hecho semejante; violento, injusto y teñido de cuestiones políticas oscuras que dejaron a su marido al borde de la muerte.

Para la esposa del parrillero, el detenido es el principal agresor, el hijo de Toledo. “Que pague por lo que hizo. Faltan otros cuatro pero que haya un imputado es positivo. Es uno menos que no puede lastimar uno menos que no puede hacer daño”, planteó.

Díaz también contó que cuando pasó lo de Borda no durmió durante 6 días. “Escuchaba un ruido y salía a mirar”, aseguró. También comentó que desde ese día cayeron las ventas y que el comercio está diezmado porque los clientes tienen miedo. “La gente de Jatón no quiere que yo salga a hablar. Me dijeron que lo que le pasó a mi marido le pasó por meterse, que Jatón es una persona honesta”, aseguró.

El actual concejal y precandidato a intendente, por su parte, condenó lo sucedido y desmintió categóricamente tener cualquier tipo de vínculo personal con el acusado. Pero además repudió “la utilización política del hecho”, haciendo alusión a la inédita situación surgida en los últimos días, cuando el intendente José Corral ofreció custodia y movilidad a la familia del parrillero, una actitud que nunca antes había tenido con otras víctimas de hechos violentos en Santa Fe.

Leer más ► Jatón: “Repudio la agresión al parrillero y también cualquier utilización política del hecho”

La salud de Horacio Borda

Horacio Borda está estable, escucha y  mira. “Se hace entender porque nos escucha y nos aprieta la mano. Yo lo hablo y él llora”, contó Díaz. Los médicos explicaron que el paciente continuará con sonda de alimentación.

 

NOTICIAS DESTACADAS