La obra del Desagüe Espora destruyó la plaza de barrio San José

“El lugar era un pulmón verde, lleno de árboles y aire fresco. Ahora es un aguantadero y un foco de infección”, reclamó uno de los vecinos.


Los daños causados por el Desagüe Espora en el norte de la ciudad de Santa Fe parecen no tener límites ni final. A los innumerables trastornos que ocasiona a todas las familias que viven sobre las calles que atraviesa, ahora se suma el estado deplorable en el que se encuentra la plaza de barrio San José, que hace muchos meses se encuentra literalmente enterrada debajo de montañas de tierra extraída de la excavación para la obra.

Atrás quedaron los tiempos en que los niños del barrio jugaban en las hamacas y los grupos de adolescentes tomaban mates en los bancos del lugar. Hoy, la realidad es sombría: al observar las gigantescas acumulaciones de tierra, parece imposible algún día pueda volver a surgir una plaza que sea utilizable por parte de la comunidad.

Las montañas de tierra propician la formación de minibasurales, la presencia de alimañas y la acumulación de agua estancada, que favorece la proliferación del mosquito del dengue. También se convierten en un escondite ideal para los delincuentes. “Ese lugar era un pulmón verde, lleno de árboles y aire fresco. Ahora es un aguantadero y un foco de infección”, dijo un oyente que envió su audio a través del whatsapp de Aire de Santa Fe.

Un calvario en vida

Desde que comenzó la ejecución del Desagüe Espora, empezaron también los problemas para quienes viven sobre las calles que la obra atraviesa. Los inconvenientes habituales que generan los proyectos de esta magnitud se vieron potenciados por la paralización de la construcción, a raíz de las diferencias entre la empresa concesionaria de la misma y la Municipalidad de Santa Fe. En el medio quedaron los vecinos, que deben lidiar día a día con este calvario en la puerta misma de su casa.

Servando Bayo y Obispo Boneo, barrio Cabal

“Nos sentimos completamente abandonados. La obra es necesaria pero empezó hace dos años, quedó abandonada y nos arruinó la vida. No podemos seguir así”, habían expresado tiempo atrás los vecinos de barrio Cabal en diálogo con el móvil de Aire de Santa Fe.

Leer más ► Vecinos de Cabal reclaman contra la obra inconclusa del Desagüe Espora: “Nos arruinó la vida”

Los damnificados plantearon una a una las problemáticas que sufren. Hay zanjas llenas de agua y sin ningún tipo de protección o cerca. El agua estancada se pudre, generando olores nauseabundos. “Las cámaras sépticas y los caños están todos rotos. Las calles están destrozadas. Rompieron calles, veredas, sacaron los árboles. Destrozaron todo lo que teníamos y desaparecieron, nadie se hace cargo de nada. Queremos que por lo menos nos dejen la calle y las salidas como estaban antes”, enumeraron.

NOTICIAS DESTACADAS