Alta mortalidad: el 86% de los choques protagonizados por motos tienen saldo fatal

Desde la APSV manifiestan preocupación por esta problemática: indicaron que en el 75% de los accidentes que se produjeron en la ciudad de Santa Fe en 2018 participó al menos una moto. Llamaron a trabajar en conjunto en materia de prevención y concientización.


Por Romina Elizalde

El número de accidentes de tránsito, tanto dentro como fuera de las rutas santafesinas, son materia de preocupación para los actores vinculados a la seguridad vial. Es por esto que desde la Agencia Provincial de Seguridad Vial se llevan adelante un importante número de acciones en materia de prevención centradas en la concientización, educación y capacitación.

No es para menos, ya que las estadísticas elaboradas por el Observatorio de la APSV contabilizó un total de 540 muertes en 2017 en accidentes de tránsito, mientras que en el 2018 la cifra provisoria que se maneja es de 552 fallecidos.

La preocupación de las autoridades está puesta en el protagonismo que tienen hoy los motociclistas en los siniestros. “Cuando se realiza el análisis sobre la siniestralidad en moto, vemos que el 86% de los siniestros termina teniendo una víctima fatal. Cuando se estudia la ciudad de Santa Fe en particular se observa que en el 75% de los accidentes participó una moto”, afirmó Sebastián Kelman, director de Formación y Comunicación de la APSV.

Hace diez años la siniestralidad vial estaba fuertemente ubicado en las rutas, hoy la tendencia se revirtió. Esto puede verse reflejado en el mapa de siniestralidad de la APSV, en donde se refleja que el problema es urbano y en el que las motos son el vehículo que mayor protagonismo cobra ya que el 96% de los incidentes se registran en el ejido urbano.

“Es un tema que nos preocupa, porque la mayor cantidad de siniestros viales se producen en las ciudades”, afirmó Kelman.

Traducidas las cifras esto quiere decir que de los accidentes viales que se registran en la ciudad 7,5 (siete veces y media) hay una moto involucrada. “Todos esos números nos arrojan un panorama preocupante en cuanto a la siniestralidad vial en motos.— reiteró el funcionario— Necesitamos diferentes políticas públicas y medidas que desalienten el mal uso de este vehículo, que en la actualidad es una forma de transporte económica, cómodo, fácil de obtener y muchas veces se cae en la problemática de su uso indebido“.

El no uso de casco es la causa más común de siniestralidad afirmó Kelman.  “Como bien dice el eslogan “el casco salva vidas”, usando un casco homologado, bien colocado, nos va a salvar la vida.— evaluó el funcionario— Vamos a tener otro tipo de lesión, con heridos graves, pero el uso de casco es fundamental”.

Por otro lado mencionó otros factores vinculados a la informalidad que brinda el rodado, ya que en muchas ocasiones se tiene la creencia de que este vehículo “es un juguete” y no se toman los resguardos necesarios. “La moto es un vehículo, necesitamos tener la licencia de conducir que habilita a manejarlo, necesitamos que funcione con las luces que posea espejos , son una serie de medidas pero la más importante es el uso del casco”.

Por todo esto, desde la APSV llaman a trabajar en conjunto entre los distintos niveles de gobierno (comunas e intendencias), en tanto se avanza con los programas de educación, vial, concientización y capacitación.

Leer más ► En la provincia de Santa Fe mueren más de 440 personas por año en accidentes de tránsito

Medidas

Santa Fe es la única provincia que cuenta con una ley provincial de tránsito propia, es por esto que desde hace diez años la APSV trabaja en conjunto con el Ministerio de Educación capacitando a docentes y a alumnos del nivel primario y secundario. En lo que va del año un total de 2.500 docentes fueron capacitados en materia vial.

Otra de las herramientas preventivas es el programa “Conduciendo conciencia vial” , donde se trabaja con docentes de escuelas en quinto año.

Independientemente a estos programas la APSV ya entregó 14 mil cascos en 99 centros de emisión de licencia, en donde las personas entre los 18 a 20 años que tramitan por primera vez su licencia de moto, se les otorga un casco homologado.

NOTICIAS DESTACADAS