Vuelven insistir en que la banda de “Los Gitanos” debe quedar en prisión

La fiscal Urquiza insistió con que se revoque la resolución que ordenó liberar a los cuatro detenidos acusados de hacer estafas bajo la modalidad del cuento del tío en Santa Fe y la región.


 

Redacción Aire Digital

El juez de la Cámara de Apelaciones, Sebastián Creus, deberá resolver en los próximos días si revoca el fallo de juez de primera instancia, Jorge Pegassano, que el pasado 31 de julio dejó en libertad a los cuatro gitanos detenidos, en el marco de la causa que investigó estafas en la ciudad de Santa Fe y la región bajo la modalidad del cuento del tío.

 

El pedido de revocatoria fue realizado el pasado martes en una audiencia que tuvo lugar en la Sala 5 del primer piso de tribunales y que estuvo a cargo de la fiscal del caso, Laura Urquiza -del área de Delitos Complejos- y Jorge Nessier y que contó además con la participación de los cuatro imputados, los cuales aún permanecen detenidos y su abogado defensor, Raúl Berizzo.

 

Leer más ► El controvertido fallo que liberó a la banda de “Los Gitanos” será revisado por un juez camarista

 

En sus fundamentos, la fiscal Urquiza valoró que la resolución que excarceló a los gitanos “carece de fundamentos y que el magistrado no tuvo en cuenta al momento de otorgar la libertad a los imputados los motivos expresados” por los fiscales en la audiencia. En esa linea, repasó la resolución en crisis y puntualizó que Pegassano “vaticinó una pena de ejecución condicional por tratarse de delitos excarcelables” pero no proyectó la pena con los elementos que aportó la Fiscalía, y que la hacen de cumplimiento efectivo”, manifestó Urquiza.

 

Sobre esos elementos, la funcionaria judicial, reiteró la vulnerabilidad de las víctimas, la reiteración de hechos y el sostenimiento de la actividad ilícita por años, como así también, el daño a resarcir ya que según consideró, las estafas cometidas superaron este año “los seis millones de pesos”. “La Fiscalía vertió estos elementos en la audiencia y el juez no los valoró para su resolución”, insistió Urquiza.

 

En junio la banda fue desbaratada en un procedimiento en el centro.

 

Urquiza insistió además ante el camarista lo dificultoso de establecer los verdaderos datos filiatorios de los imputados, al igual que sus lugares de residencia, que fluctúan por todo el territorio nacional, ya que todos los imputados son gitanos y varios de ellos no cuentan con una identidad aún definida debido al complejo entramado familiar al que pertenecen.  “Cambiaban vehículos, los jefes operaban desde otros territorios, usaban teléfonos distintos, hacen todo esto para eludir el accionar de la Justicia”, expresó la fiscal. “Y todo esto no fue atendido por el juez al momento de resolver”, destacó.

 

 

Tras el alegato de Urquiza,  la fiscal Mariela Jimenez tomó la palabra e hizo hincapié en la problemática de definir la identidad de los imputados: “no sabemos los verdaderos nombres. El juez se refirió en el fallo a todos con el apellido <<Treico>>, y recién han dicho tres apellidos distintos: Treico, Traico y  Miguel, y esa confusión se plasma en la resolución”, sostuvo la funcionaria.

 

 

Por último, señaló que hay tres personas que permanecen prófugas, una de ellas con alternativas a la prisión preventiva. “Es un claro entorpecimiento, no podemos avanzar con la acusación para llevarlos a juicio”, expresó y concluyó en que es necesario solicitar que se revoque la resolución del juez Pegassano.

 

 

 

Leer más ► Estiman que la banda de los gitanos cometió estafas por más de cinco millones de pesos

Rechazo

 

En contra posición a lo planteado por las fiscales, el defensor de cuatro de los imputados, Raúl Berizzo, respondió los agravios y cuestionó la detención de las personas y además se preguntó “cómo se puede sostener la autoría de las estafas: ¿se puede detener sin saber a quién se está deteniendo?”, cuestionó.

 

 

Por su lado, el otro abogado, German Corazza solicitó que se rechace lo planteado por las fiscales, como así también que se declare nula la imputación y todos los actos siguientes. Es para el defensor la imputación no fue bien realizada ya que no se precisó qué rol tuvo cada uno de los detenidos en las estafas atribuidas.

 

NOTICIAS DESTACADAS