La frase premonitoria de Martín Foresto a su agresor: “Manejando así vas a matar a alguien”

La frase fue parte de la declaración del cuñado de la víctima durante la segunda jornada del debate. El imputado, por su parte, pidió disculpas.


 

Por Andrea Viñuela

En la segunda jornada de juicio por el crimen de Martín Foresto, ocurrido en avenida Perón e Iturraspe en febrero de 2017 tras una discusión por una maniobra de tránsito, declararon los testigos presenciales del hecho y además el propio imputado, Juan Carlos Gorosito. El debate comenzó el martes ante un tribunal conformado por los jueces José Luis García Troiano, Rodolfo Mingarini y Nicolás Falkenberg. En la audiencia, la Fiscalía -a cargo de Martín Torres- y la querella -con el abogado Juan Sebastian Oroño-, solicitaron 15 años de prisión efectiva por el delito de “homicidio simple”.

Como era previsible, quienes iban a bordo del Honda Civic -que era conducido por Foresto- responsabilizaron a Gorosito de haber sido quien realizó las maniobras imprudentes en autopista y que derivaron luego en la pelea. Del mismo modo, apuntaron a uno de los hijos del imputado como quien golpeó primero a la víctima, a metros de calle Iturraspe.

Por el contrario, tanto la esposa de Gorosito como el yerno declararon lo contrario tras sostener que el suboficial Foresto fue quien realizó las maniobras imprudentes en la autopista -cuando ambos vehículos regresaban de los carnavales de San Agustín- que después derivaron en el primer golpe.

Leer más ► En el crimen del suboficial Foresto, las cámaras de seguridad complican la versión del imputado

La frase clave

Los primeros en declarar fueron los tres jóvenes que venían a bordo del vehículo de Foresto. Se trata de su pareja, la hermana hermana de ésta y su novio. Los tres brindaron un relato coincidente sobre lo ocurrido en autopista, en el tramo entre el peaje de la ruta provincial 19 y el acceso por Iturraspe. Es que según indicaron al tribunal, las maniobras imprudentes -de no otorgar el paso- las había realizado Gorosito, quien conducía un Fiat Palio color blanco. En la misma sintonía, ratificaron que el ataque en el acceso a la ciudad ocurrió porque el imputado siguió a Foresto y causó una riña generalizada.

En este sentido, el concuñado de Foresto, dijo que la víctima descendió de su auto para reprocharle a Gorosito su manera de conducir y le dijo una frase que resultaría premonitoria: “Manejando así vas a matar a alguien”. Los tres testigos también destacaron que todos los ocupantes del Fiat Palio agredían a la víctima, mientras que ellos intentaban separar y evitar que siga la agresión. Por último, expresaron que Foresto le pidió a su concuñado que ponga en marcha el auto para retirarse del lugar, y fue entonces cuando se produjo el desenlace fatal.

“Escuché que la señora le dijo ‘mirá lo que hiciste, vámonos’, entonces bajé del auto y lo vi a Martín en el piso” relató el concuñado de la víctima, quien aclaró que no vio el momento del ataque pero sí vio cuando Gorosito abrió el baúl y sacó el cuchillo.

Por último, relataron que a pesar de ser policía, el joven “no portaba su arma reglamentaria ni ningún otro tipo de arma o elemento contundente dentro del vehículo”.

“Abrió el baúl, sacó un cuchillo y le clavó una puñalada”

Tras la declaración de los familiares de la víctima, pasaron por la Sala 2 del subsuelo de Tribunales otros tres adolescentes que transitaban por la zona del crimen al momento de la pelea. Los mismos expresaron que vieron la pelea y cómo Gorosito buscó el cuchillo desde el baúl y agredió a Foresto.

De hecho, uno de ellos expresó que en ese momento ya no había pelea, e incluso varios de los protagonistas ya estaban a bordo de los respectivos vehículos. Además indicaron que sólo vieron el cuchillo de Gorosito en el lugar, y que ninguna otra persona estaba armadaMartín Foresto

Arrepentimiento

La segunda jornada del debate contó también con la palabra del imputado Juan Carlos Gorosito también declaró pero sin aceptar preguntas de la Fiscalía ni de la defensa. Según sostuvo, las maniobras imprudentes en la autopista fueron ocasionadas por Foresto, y que al momento de de llegar a Perón e Iturraspe se puso a la  par de Foresto, ya con el vehículo detenido, “para ver qué pasaba”.

El imputado señaló además que Foresto descendió de su auto, se acercó a su lado y le arrojó una trompada a través de la ventanilla mientras él todavía estaba dentro del vehículo. Tal situación motivó que su hijo baje del auto “a pedirle que se calme” pero la respuesta fue un golpe de Foresto que le provocó un corte en la ceja.

En relación al momento de la pelea, el acusado manifestó que sólo intentaba defender a sus hijos porque Foresto “estaba sacado, lo buscaba para pegarle”. Seguidamente, relató que tanto la víctima como su concuñado lo golpeaban permanentemente y que en un momento “ya no daba más, entonces fui al baúl a buscar el gato, o algo así. Saqué el cuchillo, me di vuelta y ahí es cuando lo toqué. Me asusté, me subí al auto y me fui”.

“Nunca me pasó eso, estoy muy arrepentido de lo que hice y pido perdón, fue algo horrible” admitió Gorosito, quien al final manifestó: “Yo no lo quería matar, lo quería asustar porque estaba empecinado con mis hijos”.

Parte final

Con la etapa probatoria culminada, estaba previsto que el próximo viernes se realice la reconstrucción del hecho, a pedido de la defensa, la cual tendrá lugar en la esquina de Perón e Iturraspe. Sin embargo, al final la segunda audiencia de juicio, las partes desistieron de la medida por lo que el juicio se reanudará el próximo lunes a las 8:30 con los alegatos de clausura.

Por último, la Oficina de Gestión Judicial fijó para el próximo miércoles 14 agosto, el día para que el tribunal de jueces de a conocer el veredicto final.

NOTICIAS DESTACADAS