Caso Baraldo, día 13: la Junta de Salud Mental dejó más dudas que certezas

caso baraldo

Esta tarde declaró la segunda profesional que conforma la junta que emitió un informe favorable al imputado, y que dirigía la atención hacia la pareja de la denunciante.


En la jornada 13 del juicio contra tres personas acusadas de abusar sexualmente de un menor en Esperanza declaró la licenciada en psicología Analía Ferrer. Junto a la dra. Bielsa, que declaró ayer, y a un abogado que todavía debe declarar, realizaron un informe sobre el perfil psicológico del abuelo del menor a pedido de la fiscalía.

Leer más ► Caso Baraldo, día 12: bochornoso exabrupto de una testigo con el fiscal

El informe fue cuestionado desde un primer momento, al punto tal que no forma parte de las pruebas de la fiscalía y fueron convocados al juicio como testigos de la defensa.

Este informe determinó que el imputado “disminuye sus rasgos inhibitorios ante el consumo de alcohol, pero no al punto tal de perder la inhibición como implica el delito que se le atribuye”. En la misma conclusión realizaban una alerta sobre “rasgos perversos” detectados en la personalidad del padrastro del niño.

La profesional explicó que el dictamen se realizó a través de tres entrevistas realizadas con el acusado “que brindaba respuestas encriptadas, dos o tres entrevistas realizadas a su esposa –luego coimputada-,  una entrevista realizada a la denunciante y una entrevista realizada a la pareja de la denunciante.

Esta última entrevista fue grabada por el hombre y aportada como evidencia a la investigación. Incluso fue exhibida y reconocida en el juicio. La profesional explicó esta tarde que la pareja de la denunciante “reducía a objeto al niño, y eso es rasgo de una personalidad perversa. Lo notamos cuando dijo que el niño estaba mal antes porque no obedecía y estaba bien ahora porque hacía caso”.

Leer más ► Caso Baraldo, día 7: polémica por una prueba de la defensa

Luego cuestionó también la veracidad del relato del niño, al considerar que “la verdad sólo puede ser dicha a medias”. Luego intentó aclarar que no desacreditaba los dichos del niño, pero ponía en duda el sujeto al que acusaba como autor de los abusos “para no perder el lugar que había recuperado al lado de su madre”.

En el contrainterrogatorio, el fiscal intentó determinar con qué herramientas se realizaban las entrevistas para determinar el perfil psicológico. Si se utilizaba algún test, si se seguía algún protocolo, a lo que la testigo explicó que se realiza una escucha y “tenemos discusiones entre los integrantes” de la junta especial.

El fiscal también le preguntó si conocía la causa en profundidad, si lo conocía al niño, si alguna vez había hablado con él o había visto las Cámaras Gesell. No, respondió la testigo.

La querella retomó lo dicho por la pareja de la denunciante, y que la junta especial alertó como “rasgo perverso” y le preguntó si sabía que los docentes del niño habían destacado la misma situación: que el menor antes se portaba mal y era desobediente, y que desde que se fue a vivir con la madre y su pareja había mejorado su conducta. La testigo respondió que no lo sabía. –“Eso quiere decir que las docentes son perversas? – no”.

Leer más ► Caso Baraldo, día 6: importantes declaraciones de las maestras del niño

El juicio continuará el próximo 18 de septiembre a las 14 horas.

Noticias Destacadas