Aire de Santa Fe Digital Aire de Santa Fe Digital

Dos nenes de 9 y 11 años fueron sometidos a eutanasia

Dos chicos de nueve y once años se convirtieron en las personas más jóvenes del mundo en recibir muerte asistida. Las inyecciones letales se las dieron en Bélgica, donde la eutanasia es legal independientemente de la edad de una persona. Las identidades de los niños no fueron reveladas.

►Leer más: Carlos Vives se comprometió a ayudar a una mujer que desistió de la eutanasia

Sus muertes salieron a la luz después de que el CFCEE -la comisión que regula la eutanasia en el país- publicara un nuevo informe. Un funcionario confirmó que el nene de nueve años tenía un tumor cerebral y que el de 11 años padecía fibrosis quística, según informa el Washington Post.

Los chicos deben ser examinados por psiquiatras infantiles para garantizar que son lo suficientemente inteligentes como para tomar la decisión y “no están influenciados por un tercero”. Sin embargo, los padres pueden anular los deseos de sus hijos.

Los nenes recibieron la inyección entre 2016 y 2017, junto con una chica de 17 años con distrofia muscular.

Bélgica modificó su ley de eutanasia en 2014 para que sea legal que los médicos pongan fin a la vida de un niño, por muy joven que sea, a petición suya.

►Leer más: Se suicidó el científico de 104 años que había solicitado eutanasia

Luc Proot, miembro del CFCEE, defendió la decisión de autorizar los casos de eutanasia joven y dijo: “Vi un sufrimiento mental y físico tan abrumador que pensé que habíamos hecho algo bueno”.

Para que la eutanasia proceda en Bélgica, los médicos primero deben verificar que un niño se encuentra “en una situación médica sin esperanza, de sufrimiento constante e insoportable que no se puede aliviar y que causará la muerte a corto plazo”.

Fuente: www.tn.com.ar