viernes 15 de noviembre de 2019

Las mujeres del Mercosur, en busca de la ocupación de espacios de liderazgo

En una jornada de doble turno, más de 15 mujeres expusieron en torno al rol de las mujeres en espacios de liderazgo empresarial, sindical y laboral, como así también acerca de la situación de las mujeres en Argentina y el mundo.

Redacción Aire Digital

En simultáneo a la Cumbre del Mercosur donde cuatro presidentes hombres debaten en torno a un cercano acuerdo económico-comercial con la Unión Europea, se desarrolló la Cumbre de Mujeres del Mercosur, en busca de generar espacios de concientización, intercambio de experiencias y acciones en pos de la igualdad de oportunidades para hombres y mujeres líderes.

Con notables referentes empresariales, sindicales y de organizaciones civiles, la sala de conferencia de Banco Voii lució completa, al igual que la sala anexa donde se transmitieron las conferencias en pantalla gigante.

La conferencia tuvo una referente internacional como la española Paula Mattio, Licenciada en Periodismo y Máster en Igualdad, Conciliación y Comunicación Empresarial. Abordando conceptos referidos a la igualdad de oportunidades, Mattio aseguró que la situación de las mujeres españolas y argentinas se asemejan en conceptos laborales. En base a índices de trabajo formal, los salarios de las mujeres están un 25% por debajo del de los hombres, pese a desarrollar las mismas actividades en un mismo puesto o cargo laboral y pese a tener una misma profesión. Así, la brecha salarial entre España y los países del Mercosur ronda el 23 y 25%.

Paradójicamente, en las universidades donde esos mismos profesionales -hombres y mujeres- estudian, la mayor parte de los alumnos son mujeres, aunque los cargos docentes son ocupados en un 11% por ellas.

Para la directora de Diversidad Mehrs y CEO de Aleph Comunicación, las claves para la igualdad en las empresas se encuentran en, básicamente, un compromiso por parte de los directivos, lo que luego se transformará en creación de comités y grupos de trabajo en pos de garantizar la equidad entre hombres y mujeres.

Un espacio históricamente ocupado por hombres y asociado a la masculinidad tradicionalmente conocida, es el sindicato argentino. Pero las mujeres están haciendo historia en los espacios de conducción, como es el ejemplo de la Unión de Trabajadores de Entidades Deportivas y Civiles (Utedyc). La secretaria de Cultura y Derechos Humanos, Dra. Ana María Núñez, aseguró que el 40% de los espacios de toma de decisiones son ocupados por mujeres.

¿Cómo pisar fuerte en un terreno varonil? Para Ana María, quien también fue secretaria administrativa de la Confederación General del Trabajo (CGT), la clave está en la construcción de políticas internas en el sindicato y la creación de lazos y poder colectivo entre las mujeres que lo conforman. Un ejemplo de ello es la ley de cupo femenino sindical, un hito para la historia de las mujeres en los gremios.

Por su parte, la Dra. María Inés Costilla, secretaria de Asuntos Legislativos del Sindicato de Empleados de Comercio, señaló la necesidad de generar un convenio de trabajo sin violencia, acorde a los principios de la Organización Internacional del Trabajo (OIT).

El sindicato de los trabajadores gastronómicos (Uthgra Santa Fe) también tuvo su representante en la mesa de panelistas. La Dra. Raquel Landaburo, secretaria adjunta y líder de Iplido (Instituto para la Igualdad de Oportunidades de la Uthgra) aseguró que las mujeres conforman el 40% del padrón. Sin embargo, como vemos a diario, los reconocimientos nacionales e internacionales en el mundo de la gastronomía son para los hombres.

Según datos de la secretaría de Trabajo de la Nación, las mujeres dirigen el 3% de los sindicatos argentinos.

La situación de la igualdad y equidad entre los géneros y en referencia al mundo laboral, empresarial y profesional está aún lejos, pese a los destacados avances que resuenan en cada rincón del globo.

Según estimaciones de la ONU Mujeres, faltan 217 años para que haya igualdad de género en el ámbito laboral mundial.

En este sentido, la Licenciada en Ciencias Políticas y Gobierno, Carolina Villanueva, destacó un plan estratégico implementado desde la Organización de las Naciones Unidas y el Pacto Global de Naciones Unidas en 2018 con el fin de acelerar este proceso. Se trata del Plan empresarial Ganar-Ganar, que contiene los Principios de Empoderamiento de las Mujeres (WEPs) y que ya tiene el aval de 2.000 empresas en todo el mundo y 66 en Argentina. La intención es también incorporar a las Pymes.

Es que los estudios muestran que a las empresas les conviene incorporar mujeres. “La igualdad de género es un buen negocio”, advierte la co-fundadora de Grow y especialista en Género, al señalar que las empresas más eficaces y productivas son aquellas cuyo recurso humano está repartido entre hombres y mujeres por igual.

La Ingeniera Georgina Sticco, co-fundadora de GROW e Ingeniera en Sistemas, compartió cifras estimadas por la ONU y que advierten una clara desventaja de las mujeres en el mundo laboral.

Mientras la mayoría de las tareas no remunerativas son llevadas a cabo por mujeres, la participación de ellas en el mercado formal es de un 30%. Y el desempleo afecta más a mujeres que hombres. La situación no difiere demasiado en ámbitos laborales públicos y privados, en general. Un dato alarmante en este sentido, es el del nivel de participación de mujeres en el sector privado, el que lejos de mejorar, continúa igual que hace 14 años.

Al término de la jornada matutina de la Cumbre de Mujeres del Mercosur, tres mujeres expusieron sus experiencias en ámbitos empresariales y sociales. La Ingeniera química Gabriela Zogby, quien junto a su familia forma parte del directorio de la empresa Plastilit S.A; Lorena Picasso, creadora del almacén didáctico Somno, empresa de gran posicionamiento local y regional; e Inés Larriera, quien además de asumir como concejal de la ciudad el próximo 10 de diciembre, es fundadora y presidenta ejecutiva de la Fundación Hoy por Mañana.

Dejá tu comentario