domingo 18 de abril de 2021
Internacionales Inglaterra | Boris Johnson |

Inglaterra evalúa flexibilizar algunas medidas de la cuarentena, mientras bajan las cifras diarias

Boris Johnson considera la posibilidad de flexibilizar algunas medidas en Inglaterra. Sin embargo, pese a la presión por parte de sus parlamentarios, no considera prudente la reapertura de las escuelas.

El primer ministro británico, Boris Johnson, dijo el lunes que están evaluando la posibilidad de que en Inglaterra se flexibilicen algunas medidas de la cuarentena a mediados de febrero, ya que las cifras empezaron a descender. Sin embargo, no garantizó la reapertura de las escuelas.

El Reino Unido entró en una cuarentena total en diciembre pasado con el cierre de escuelas y tiendas no esenciales, para contener la propagación del coronavirus que se agravó con la variante de la cepa británica. "Vamos a ver adónde llegamos el 15 de febrero. Donde, como saben, esperamos haber vacunado a 15 millones de personas en todo el Reino Unido", aseguró Johnson esta mañana en un centro de vacunación en el norte de Londres.

Además, hizo hincapié en que las escuelas serán una prioridad y dijo que entiende totalmente las frustraciones de los padres y agradeció a los educadores por los esfuerzos para enseñar a los niños de forma online.

Según el primer ministro británico ahora Inglaterra tiene el ratio de contagio por debajo de 1, lo que es un gran logro, pero no quiere ver un gran aumento de casos justo cuando el programa de vacunación va tan bien, por lo que están analizando los datos y tratando de averiguar cuándo se podrán levantar las restricciones.

REINO-UNIDO-BORIS-JOHNSON
Pese a la presión de sus parlamentarios por la reapertura de escuelas en Inglaterra, Boris Johnson planea que permanezcan cerradas.

Pese a la presión de sus parlamentarios por la reapertura de escuelas en Inglaterra, Boris Johnson planea que permanezcan cerradas.

Se estima que las escuelas que permanecieron cerradas con clases online para la mayoría de los alumnos desde el 5 de enero no reabrirían antes de Semana Santa, y sólo los hijos de trabajadores esenciales y los niños considerados vulnerables pueden ir a la escuela todos los días.

Johnson está bajo una enorme presión por parte de sus propios parlamentarios, quienes insisten en reabrir las escuelas en Inglaterra, ya que advierten que los niños se convirtieron en "víctimas olvidadas" en la pandemia de coronavirus.