domingo 20 de septiembre de 2020
Internacionales | Venezuela |

El pequeño y lujoso ‘paraíso’ en Venezuela que resiste a la escasez

Mientras la mayor parte de Venezuela sortea como puede una crisis política y humanitaria, con el 87% de la población viviendo bajo la línea de la pobreza, el complejo turístico de El Morro parece a prueba de la escasez. En él se alzan vistosas viviendas y embarcaciones recreativas repartidas en canales donde todo está cuidado hasta el último detalle.

El Morro se encuentra en el municipio de Lechería, en el estado Anzoátegui, al norte del país. Las ciudades más cercanas son Barcelona y Puerto La Cruz, cuyas aglomeraciones urbanas sí que sufren el deterioro de una crisis que ha dejado mella en todo el país. 

Otro aspecto ofrece este barrio residencial, una suerte de ciudad custodiada por seguridad privada donde es obligatoria la invitación de uno de sus vecinos para poder acceder. Allí la vida transcurre entre prominentes jardines y cuidadas esculturas por un lado y embarcaderos por el otro, con muy poca gente recorriendo las calles. Algunas mansiones se tasan por arriba del millón de dólares.

Venezuela

 

La presidenta de la Cámara Municipal de Lechería, Ysbelsy Hernández, tiene claro que proyectar un proyecto de este calibre en la Venezuela actual hubiera sido imposible, “por los costes que tuvo el dragado y la obra de ingeniería”.

Pero El Morro fue construido en tiempos de bonanza petrolera. Hace años, la costa del estado Anzoátegui fue un centro de producción de petróleo que daba la bienvenida a todos los empleados de compañías extranjeras que explotaban la zona. 

Sus playas caribeñas y el Parque Nacional Mochima, una de las zonas más hermosas del litoral venezolano, recibían centenares de turistas cada año. Ahora las visitas de extranjeros son escasas y el entorno se volvió hostil. Sin embargo, El Morro se mantiene como una burbuja ajena al contexto que la rodea.

La idea de construir una ciudad entre canales era emular la italiana Venecia. En la década de los 70, el arquitecto Daniel Camejo se puso al frente de una obra pensada para atraer a venezolanos y extranjeros adinerados, como primer paso para la explotación turística de la zona

Eran los años del primer gobierno de Carlos Andrés Pérez (1974-1979), cuando la nacionalización de la industria petrolera propició una época de expansión económica en Venezuela y se pusieron en marcha ambiciosos proyectos.

Venezuela

 

Tras una época de auge y a pesar de la supervivencia del complejo en la complicada coyuntura en la que se encuentra Venezuela, los servicios cada vez llegan con más dificultad. Como tantos otros venezolanos, los habitantes de El Morro han tenido que acostumbrarse a las fallas en el suministro de agua y de electricidad.

Los repuestos también escasean y cada vez es más difícil poder arreglar las embarcaciones que se averían. Mantener las mansiones en buen estado tampoco es sencillo. Y la inseguridad también se hace notar, mientras aumentan los robos en las instalaciones, casas, restaurantes y comercios del complejo.

Unos pocos vecinos emigraron, huyendo de la inestabilidad. Pero la mayoría continúan viviendo en la “burbuja”, un lugar desde donde la vida en Venezuela es mucho más sencilla.

Temas

Dejá tu comentario