miércoles 23 de septiembre de 2020
Gritos de la Tierra | Greenpeace | deforestación | Salta

Salta, al tope de las provincias que más deforestaron durante la cuarentena

Desde la ONG Greenpeace piden que el gobierno de esa provincia actúe de forma urgente. También hubo desmonte en Chaco, Salta y Santiago del Estero.

Solo en los últimos tres meses, período durante el cual todo el país estuvo bajo el aislamiento social preventivo y obligatorio, en la provincia de Salta se deforestaron 3.000 hectáreas de bosques nativos. Así lo denunció la organización ambientalista Greenpeace, que puso el foco de responsabilidad en el gobernador Gustavo Sáenz (peronismo) “por la ausencia total de controles y sanciones”.

El avance de estas prácticas extractivistas en plena pandemia refuerza la idea de la ausencia total de control estatal sobre estas maniobras asociadas a la expansión de la frontera agropecuaria, que busca “limpiar” el territorio para ganadería y cultivos. La situación es grave ya que una de las lecciones de la pandemia es que la intrusión humana en territorios naturales no es gratis: de esa interacción, por ejemplo, salió el coronavirus, que “saltó” de los animales a los humanos tras haber permanecido durante décadas contenido en un ambiente no intervenido.

Deforestación Salta aérea.jpg
En 20 años, la provincia de Salta perdió 1,4 millones de hectáreas de bosque nativo.

En 20 años, la provincia de Salta perdió 1,4 millones de hectáreas de bosque nativo.

El monitoreo de deforestación en el norte de Argentina que realiza Greenpeace mediante la comparación de imágenes satelitales reveló que entre el 15 de marzo y el 15 de junio en Salta se deforestaron 2.902 hectáreas. “El gobernador Sáenz mira para otro lado mientras siguen los desmontes. Resulta evidente la complicidad del gobierno salteño, ya que no realizan controles, no sancionan, ni denuncian a los productores agropecuarios que arrasan bosques nativos a pesar de la cuarentena”, señaló Hernán Giardini, coordinador de la campaña de bosques de Greenpeace.

Leer más ► El mismo día que terminó la epidemia de dengue, la Legislatura de Santa Fe declaró la Emergencia

La organización ecologista pudo descubrir que algunos de los empresarios que deforestaron durante la cuarentena son: Ignacio García del Río, presidente de la Sociedad Rural Salteña, (desmontó 135 hectáreas en finca San Francisco); Fernando Fortuny, presidente de Las Lajitas S.A. e integrante del directorio de la Sociedad Rural Salteña (617 hectáreas en Las 86 Leguas); y Bruno Mauricio Varela Marín, empresario ganadero uruguayo (desmontó 351 hectáreas en la finca La Peregrina).

A fines de 2018, Varela Marín ya había sido multado por el desmonte ilegal de 540 hectáreas, luego de una denuncia de Greenpeace.

El desmonte, una epidemia argentina

Según datos oficiales, Salta es una de las provincias con más deforestación de las dos últimas décadas: entre 1998 y 2018 perdió 1.425.493 hectáreas de bosques nativos, más que nada por el avance de la frontera agropecuaria para desarrollar ganadería y cultivos de soja. “Más desmontes significan más inundaciones y más enfermedades. Destruir bosques es un crimen y no podemos perder ni una hectárea más”, afirmó Giardini.

Leer más ► El impenetrable en peligro

Greenpeace está impulsando una petición para que los gobernadores de Salta, Gustavo Sáenz, Santiago del Estero, Gerardo Zamora; Chaco, Jorge Capitanich y Formosa, Gildo Insfrán, declaren la emergencia forestal y prohíban los desmontes.

Dejá tu comentario