lunes 24 de enero de 2022
Gritos de la Tierra Conferencia de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático de 2021 | Cambio climático |

Cumbre del clima en Glasgow: los nuevos compromisos suenan a viejas promesas y a mucho "bla, bla, bla"

La deforestación y la reducción de emisiones contaminantes vuelven a estar en el centro del debate, pero hay muchas dudas sobre el compromiso real de algunos países, como Estados Unidos, China y la India, para mitigar el calentamiento global.

A una semana de su comienzo, la cumbre mundial por el clima que se desarrolla en Glasgow (Escocia) dejó nuevos acuerdos para limitar o detener procesos como la deforestación y el uso de combustibles fósiles, al mismo tiempo que abrió nuevos interrogantes sobre la real voluntad de algunos países para comprometerse en la lucha contra el calentamiento del planeta.

Para Enrique Viale, el presidente de la Asociación Argentina de Abogados Ambientalistas, cada cumbre significa “sensaciones encontradas”, ya que mientras sirve para renovar el debate público internacional e intentar forzar compromisos reales, también es un tiempo y un lugar “de mucho bla-bla-bla, muchas palabras y muchas promesas”. “El mundo está viviendo un colapso ecológico y climático que requiere medidas concretas y deforestación cero, pero ya, ahora, así como una reducción de emisiones contaminantes. No se puede esperar”, agregó.

Existe consenso científico sobre la urgencia de que la suba global de la temperatura no supere los 1,5 grados por encima de los niveles preindustriales, una cifra que ahora ya es de 1,2 grados. Ese fue el espíritu y el compromiso del Acuerdo de París del 2015. Según una estimación hecha por la Agencia Internacional de la Energía, si los compromisos acordados hasta ahora en Glasgow se cumplen a tiempo, el calentamiento planetario podría limitarse a 1,8 grados, peor que lo acordado en París, pero “mejor” que lo estimado el mes pasado por Naciones Unidas, que estimaba (antes de estos nuevos acuerdos) una suba de la temperatura global de hasta 2,7 grados.

Argentina Subio la deforestacion y preocupa la baja partida a la proteccion de bosques en el nuevo Presupuesto_full.jpg
La deforestación agrava el impacto del cambio climático y el calentamiento del planeta.

La deforestación agrava el impacto del cambio climático y el calentamiento del planeta.

Por su parte, Arístides Pochettino, el director de la Plataforma de Estudios Ambientales y Sostenibilidad de la UNR, destacó que si bien siempre es positivo que existan estos encuentros porque “hay que insistir”, también es cierto que a pesar de la abrumadora cantidad de conocimiento científico acumulado “aún debe haber mucha más acción en el campo concreto”.

Parar el desmonte es clave para limitar el calentamiento de la Tierra, ya que bosques, montes y humedales son grandes aliados a la hora de absorber dióxido de carbono

Nuevas metas de deforestación

Una de las noticias más importantes de la semana fue el acuerdo al que llegaron un centenar de líderes globales para comprometerse a acabar con la deforestación para el 2030, un pacto incluso firmado por Brasil, muy afectado por el desmonte de la selva amazónica sobre todo desde la llegada al poder de Jair Bolsonaro. Argentina, después de una primera omisión, finalmente también se plegó a este acuerdo, que incluye una financiación de cerca de 19.000 millones de dólares por parte de fondos privados y públicos que se destinarán a países en desarrollo para que puedan restaurar las tierras afectadas por la deforestación, acabar con los incendios forestales y apoyar a las comunidades indígenas que protegen estos territorios.

El lado B de este anuncio es que un acuerdo similar ya había sido firmado en 2014, sin grandes éxitos hasta el momento. En ese punto, Viale dijo que este acuerdo es un ejemplo “de bla-bla-bla”. “Dicen que hay que detener la deforestación en 2030, quedan nueve años para que el agronegocio acelere y destruya todo lo posible, es una locura la propuesta. Hay que detener la deforestación ya”, advirtió. Además, se trata de acuerdos no vinculantes (no obligatorios): “El acuerdo de París había cambiado eso porque obligaba a los países a comprometerse, pero ahora estamos volviendo a la vieja práctica de lo no vinculante, es preocupante”, dijo el abogado.

Parar el desmonte es clave para limitar el calentamiento de la Tierra, ya que bosques, montes y humedales son grandes aliados a la hora de absorber dióxido de carbono, uno de los gases que genera el efecto invernadero. Los países que suscribieron este acuerdo incluyen, entre otros, a Canadá, Brasil, Rusia, Colombia, Bolivia, Chile, Estados Unidos y la República Democrática del Congo. En total, significa el 85% de los bosques que hay en el planeta.

bajante rosario fotos UNR 002 _9x16.jpg
La Argentina enfrentó en los últimos dos años la bajante más importante en la cuenca del río Paraná en medio siglo. Algunos científicos advierten que las sequías e inundaciones serán más severas por el calentamiento global.

La Argentina enfrentó en los últimos dos años la bajante más importante en la cuenca del río Paraná en medio siglo. Algunos científicos advierten que las sequías e inundaciones serán más severas por el calentamiento global.

Menos metano, menos carbón

Otro de los acuerdos importantes tiene que ver con el compromiso de 80 países de reducir un 30% sus emisiones de gas metano, uno de los elementos que causan mayor efecto en el calentamiento global. Esto incluye a los países miembros de la Unión Europea, Canadá y Estados Unidos. Las principales fuentes de metano incluyen la agricultura, la producción de petróleo y gas y los vertederos industriales.

46 países se comprometieron durante esta COP26 a eliminar gradualmente el uso de carbón, uno de los combustibles fósiles más contaminantes y que más dióxido de carbono emite.

Entre las naciones que se adhirieron al compromiso hay grandes consumidores de este combustible fósil, como Polonia, Vietnam y Chile, pero faltan los grandes contaminadores, como China, Estados Unidos, Australia e India. Los países más ricos se comprometieron a eliminar gradualmente ese tipo de energía durante la década de 2030.

La deuda ecológica

Uno de los conceptos más importantes en torno al debate ambiental es el de deuda ecológica por parte de los países del norte hacia las naciones del sur. “Esto debe ponerse en debate, es clave que los países del sur pongan sobre la mesa al más alto nivel el tema de la deuda climática porque los verdaderos responsables del cambio climático deben responder y hacerse cargo. Eso es algo que deberíamos liderar desde Argentina”, consideró Viale.

En el mismo sentido avanzó Pochettino, para quien la Argentina no hace una diferencia en la emisión de dióxido de carbono como los países centrales, aunque está claro que también aporta. “Estamos en una etapa muy difícil y vamos a tener problemas serios que nos van a tocar de cerca, no tomamos dimensión de lo que está ocurriendo”, concluyó el especialista.