martes 12 de noviembre de 2019

Santa Fe | femicidio

El crimen de Cecilia Burgadt demostró que sigue faltando perspectiva de género en la Policía y la Justicia

A las hijas de la enfermera no les tomaron la primera denuncia, con lo que se perdieron horas muy valiosas para la búsqueda de la mujer. Como si no fuera poco, desesperadas por la inacción estatal, tuvieron que ir solas a localizar el auto de su mamá.

El calvario de las hijas de Cecilia Burgadt empezó 24 horas antes de recibir la noticia de que su mamá había sido asesinada. Ese fue el desenlace de la búsqueda, pero antes de confirmarse que el cuerpo hallado en la vivienda de 4 de enero al 8900 correspondía efectivamente a la enfermera del hospital Cullen, sus hijas vivieron un día entero de desesperación, angustia y violencia institucional.

Durante la marcha en pedido de justicia que se realizó este martes, Soledad, una de las hijas de Cecilia, dialogó con Bruno Ballesteros en el móvil de Aire de Santa Fe y contó que el viernes a las 19, cuando su mamá ya llevaba seis horas sin dar señales, se dirigieron a la Comisaría 14ª de Rincón -localidad donde viven- para reportar la desaparición pero que en el lugar se negaron a tomarles la denuncia. Finalmente, tuvieron que desplazarse a Santa Fe y recién a las 2 de la madrugada del sábado pudieron radicar la denuncia, en la Comisaría de la Mujer. Así, se perdieron horas valiosísimas en la búsqueda de Bugardt: quizás esas horas podrían haber cambiado la historia.

“Él la martirizaba día y noche, no entendía que era su expareja”, aseguró una amiga de Cecilia Burgadt

Se multiplican los testimonios que revelan la situación de violencia de género que vivía la enfermera, amenazada y hostigada por el hombre que fue detenido por el crimen y que hoy será imputado.

Las jóvenes sospecharon desde un principio de Sebastián M., el hombre que confesó la localización del cuerpo y que está detenido por su relación con el crimen. Cecilia había tenido una relación con él y, cuando ella decidió cortar con el vínculo, él no aceptó la decisión y comenzó a hostigarla. Ese día, la mujer le dijo a sus hijas que se iba a encontrar con él porque se había ofrecido a ayudarla con los arreglos del auto que había comprado hace poco. A pesar de todos estos indicios, en la Comisaría de Rincón no quisieron tomar la denuncia.

El accionar del personal de la Comisaría 14ª ve en contra de todas las normativas legales. De hecho, el propio gobierno de la Nación advierte en el sitio web www.argentina.gob.ar que “si alguien de tu familia desaparece, hacé la denuncia de manera inmediata en la comisaría más cercana. No tenés que esperar que pase un tiempo mínimo, y la comisaría está obligada a tomar tu denuncia“.

búsqueda de personas extraviadas

Fuente: www.argentina.gob.ar

Angustiadas por la inacción estatal, las hijas de Cecilia Burgadt motorizaron la difusión de la búsqueda en redes sociales y se comunicaron telefónicamente con el hombre, quien negó haber visto a la mujer y les cortó el teléfono. El sábado a la mañana decidieron ir hasta la casa del sospechoso, donde encontraron el auto de su mamá. Ahí supieron que algo no andaba bien y llamaron -otra vez- al 911. “Si no encontrábamos el auto nosotras, él se habría escapado y nunca hubiéramos encontrado el cuerpo de mi mamá”, afirmó Soledad, quien además sostuvo que la Policía y la Justicia “podrían haber actuado antes”.

Finalmente, la joven aseguró que junto a su hermana van a participar “de todas las instancias judiciales que sean necesarias” para lograr que el o los responsables del crimen de su mamá sean condenados.

En un contexto social en el que se produce casi un femicidio por día en el país, en el que se multiplican los casos de violencia hacia las mujeres y disidencias y en el que existe una ley dedicada exclusivamente a promover la capacitación en género a todos los funcionarios públicos -la Ley Micaelaresulta incomprensible que las comisarías se sigan negando a tomar las denuncias de los familiares de las víctimas, y que el Estado provincial no reaccione -ni accione- al respecto. En muchas ocasiones, unas pocas horas puede ser la diferencia entre la vida y la muerte.

Emergencia en violencia de género: hubo cuatro femicidios en 48 horas

Navila Garay de 15 años en Chascomús; Laura Cielo López de 18 años en Neuquén; Cecilia Burgadt de 42 años en Santa Fe; Vanesa Caro de 38 años en Lomas de Zamora. Si vivís alguna situación de violencia, llamá gratis al 144 o buscá algún centro de atención cercano.

Si vos o alguien que conocés vive alguna situación de violencia, llamá gratis al 144 o buscá algún centro de atención cercano.

Dejá tu comentario