menu
search
Espectáculos Las Trillizas de Oro |

A los 63, las Trillizas de Oro posaron con transparencias y se les vio todo

Las Trillizas de Oro pasearon por José Ignacio con unos vestidos sensuales, pero traslúcidos. "La actitud es lo que vale", dijeron.

Las Trillizas de Oro jugaron a ser adolescentes a los 63. Así titularon en la revista ¡Hola!, donde se animaron a hacer una divertida sesión de fotos que incluyó transparencias y trajes de baño de dos piezas de color negro.

Desde José Ignacio, Uruguay, las hermanas reconocieron que se llevan muy bien con el paso del tiempo. "En lo personal me siento tranquila, tengo un marido que me acompaña mucho, unos hijos divinos y tres nietos bárbaros", sostuvo María Eugenia.

Por su parte, María Emilia agregó: "Como me dijo una amiga cuando cumplí los 60: 'Preparate porque empieza otra vida'. Los 50 te tocan de otra manera, en mi caso mis hijos se fueron casando y fui abuela. Pero a los 60 vas de la mano con tu nieta y sos eso, la abuelita. Amo ser abuela, tengo nietos increíbles y aprendo de ellos. Escucho Radio Disney, me gusta que me actualiza, y la más chiquita canta conmigo. Después pienso: 'Menos mal que esta chica no sabe lo que dicen algunas letras'… Todo eso te hace más joven. Cuando los nietos vienen y me dicen 'Memeeee', y me buscan, me encanta".

trillizas2_.JPG
Las Trillizas de Oro, diosas a los 63.

Las Trillizas de Oro, diosas a los 63.

La última en hablar fue María Laura, quien expresó: "El paso del tiempo lo tenemos de nuestro lado. Nos cuesta a veces parecer de 63, que es la edad que tenemos. Personalmente, la imagen que me devuelve el espejo está bárbara. Sé que hay cosas que no puedo usar más y otras que me importa nada lo que opina el otro. Por ejemplo, el bikini. Me asombró para bien ver en la playa mujeres divinas, de todos los tamaños y edades, usando lo que se les daba la gana. Y yo estoy dentro de esa ola, si me gusta me lo pongo. Mamá tiene un físico privilegiado, algunas cosas las heredamos de ella, otras las trabajamos y otras se han caído. Pero cada vez me importa menos. Me gustan mis arrugas, no tenemos canas, que es algo que heredamos de papá. También heredamos de él las bolsas en los ojos, que yo me operé a los 29 pero me volvieron a crecer y ahí quedaron. La actitud es lo que vale".

trillizas.JPG
Las Trillizas de Oro, en bikini por José Ignacio. Foto: revista ¡Hola!

Las Trillizas de Oro, en bikini por José Ignacio. Foto: revista ¡Hola!