menu
search
Narcotráfico en Rosario | Fantasma Paz | Los Monos

El amigo del Fantasma Paz que tejió un puente para abastecer de drogas a dos ciudades: Santa Fe y Paraná

Germán Velázquez fue amigo del Fantasma Paz, asesinado en el 2012, y se lo investiga cómo uno de los principales proveedores de droga de Luis Paz. Desde su base en Paraná, se convirtió en un engranaje clave del narcotráfico en Santa Fe.

La historia de Germán Ezequiel Velázquez muestra cómo se mueven y reciclan los engranajes que articulan la provisión de estupefacientes desde las fronteras. Este hombre oriundo de Rosario, que vivía en Paraná, donde tenía vínculos estrechos con el clan Bassi, se trasladó a la capital santafesina para escapar de la venganza de Los Monos y se recicló como uno de los principales proveedores del narco Luis Paz, ex manager de boxeo.

En la investigación que llevó adelante el fiscal federal Walter Rodríguez se detectó que Velázquez podría haber sido uno de los proveedores de droga de Paz, que traía desde Paraguay. Esa sospecha se desprende de los viajes de Velázquez habría hecho en los últimos años, según el análisis de dos celulares que usaba. Este hombre fue además empleado de Paz entre julio y octubre de 2013 en la empresa de transporte Paz SRL, según un informe de la AFIP.

German Velazquez.jpg
A Germán Velázquez se los investiga bajo la sospecha de que es una de los principales proveedores de droga en la región.

A Germán Velázquez se los investiga bajo la sospecha de que es una de los principales proveedores de droga en la región.

Ahora la causa, que tiene a Velázquez como principal acusado, fue elevada a juicio por el fiscal Rodríguez, que aportó en el dictamen el contexto de cómo este hombre vinculado a Paz era uno de los engranajes del narcotráfico en Santa Fe, después de “huir” de Rosario, tras la llamada guerra narco que protagonizaron Los Monos y sicarios vinculados al padre de Martín Paz, alias Fantasma, asesinado el 8 de setiembre de 2012.

Entre los datos que surgen en el documento figura que Velázquez era “amigo” de Fantasma. Se presume que a partir de esa relación se vinculó luego a su padre, que quedó con parte del negocio narco que luego trasladó a la capital provincial. Según una comunicación que Paz mantuvo con su pareja Ana María Ferrari el 26 de febrero de 2018, ofrecían (Los Monos) 2.000.0000 de pesos por “la cabeza del ciudadano Paz”.

Velázquez se entregó a la justicia el 12 de noviembre pasado, tras estar prófugo desde el 22 de febrero de 2019, cuando el fiscal Rodríguez ordenó su detención. Está acusado de ser el proveedor de un cargamento de 146 kilos de marihuana que entregó a Luis Paz –condenado a 13 años de prisión- y a su socio el arquitecto Andrés Cantelli el 12 de noviembre de 2018 en el parking de una estación de servicio Axion Energy, ubicada en la ruta 168, que une Santa Fe con Paraná.

Ese cargamento tenía como destino final la ciudad de Rosario. Se sospecha que en esa ciudad familiares de Paz actuaban de intermediarios para la provisión de marihuana y cocaína a los búnkeres.

El 4 de septiembre de ese año Paz había transportado hasta Rosario otro cargamento de marihuana que tenía como destino un departamento en el Fonavi de calle Derqui al 7700, donde Lautaro Reynoso, el hijo de su pareja, tenía aceitada una red de distribución.

LOS MONOSARIEL GUILLE CANTERO.jpg
El asesinato del Fantasma Paz en el 2012 desató una guerra narco con Los Monos en Rosario.

El asesinato del Fantasma Paz en el 2012 desató una guerra narco con Los Monos en Rosario.

Diez días después de esa entrega surgieron problemas porque el cannabis estaba en mal estado. Los vendedores de la droga advirtieron que los panes estaban podridos, algo que ocurre seguido, según los investigadores, con la marihuana paraguaya, que se prensa cuando las flores aún están húmedas y en poco tiempo entran en descomposición.

Ese incidente desató una serie de recriminaciones cruzadas que algunas tuvieron como destino a Velázquez, quien presuntamente era el que traía la droga de Paraguay. Las discusiones provocaron que este hombre de 36 años se descuidara y hablara con mayor frecuencia por teléfono. Esto fue clave para la investigación porque a través de esas peleas lograron reconstruir la estructura de la organización.

Paz y Cantelli fueron detenido el 10 de diciembre de 2018. La detención del exmanager de boxeo tuvo un fuerte impacto en la geografía narco. La banda de Los Monos aseguró desde un principio que este hombre que también tenía empresas de transporte se había transformado en uno de sus enemigos y pretendía quedarse con el negocio de la droga en Rosario.

Paz se había instalado en Santa Fe, donde vivía en el country Los Molinos, protegido por séquito de guardias de seguridad, algunos de ellos policías. También trascendieron detalles de la estrecha relación que tenía Paz con el juez Juan Carlos Vienna, que llevó adelante la instrucción contra el clan Cantero, como dos viajes a Las Vegas a ver dos peleas de box.

El crimen de su hijo Martín, conocido como Fantasma, el 8 de setiembre de 2012 había activado la llamada guerra narco en Rosario. Paz, en ese momento ajeno al mundo de la venta de drogas, fue quien siguió con el negocio de su hijo y también se alió con Luis Bassi, alias Pollo, para vengar la muerte de su hijo, cuyos autores intelectuales nunca fueron descubiertos, pero se sospecha que fueron Los Monos. El homicidio de Fantasma derivó en una venganza que fue una bisagra en la historia reciente de la violencia en Rosario: el asesinato de Claudio Cantero, alias Pájaro, que murió el 26 de mayo de 2013.

Germán Velázquez se instaló en Paraná, lejos de las balas que "zumbaban" en Rosario.

Como su cabeza tenía precio, Paz se trasladó a Santa Fe, junto con otros miembros del clan Bassi, entre ellos el sicario Milton Damario y Germán Ezequiel Velázquez. Ambos fueron detenidos el 11 de setiembre de 2013 en una estación de servicio de Santo Tomé.

Velázquez salió a los pocos días en libertad porque la orden de captura era contra Damario, quien luego junto con Bassi y Facundo “Macaco” Muñoz, fueron absueltos en marzo de 2017 por el crimen de Pájaro. En uno de los traslados previos a los tribunales de Rosario desde Coronda la combi del Servicio Penitenciario sufrió una emboscada pero los atacantes no lograron matar a Macaco, Milton Damario y Pollo Bassi.

Velázquez, quien aparece en el quinto cuerpo del expediente 818/13, en la que se investigó el homicidio de “Pájaro” Cantero, se instaló en Paraná, lejos de las balas que zumbaban en Rosario, donde ese año se produjeron 264 homicidios. En esa la capital entrerriana, donde vivía en una casa en Juan Manuel de Rosas 253, ganó peso en el negocio de la droga como proveedor de estupefacientes, tanto de un lado como de otro del túnel subfluvial.

Velázquez apareció luego con más nitidez en su nexo con Paz, más allá de lo afectivo. Es padrino de una de las nietas del “empresario” de boxeo. Una de las camionetas en las que se movía el exmanager de box, una Honda CR-V, estaba a nombre de la pareja de Velázquez y él figuraba como empleado de la firma Paz SRL, radicada en Sauce Viejo.