domingo 9 de enero de 2022
Economía Comercio exterior | precios | importaciones

Presión inflacionaria: en un año se duplicaron las tarifas de los fletes del comercio exterior

El aumento en las tarifas del transporte internacional incrementa el precio de la energía y los alimentos, entre otros productos. Este escenario genera dificultades en la incipiente recuperación de la industria, la construcción y los sectores de servicios.

La disparada del precio del transporte internacional —en un año el valor del flete se duplicó— está encareciendo aún más lo que la Argentina compra del exterior metiendo más presión a la inflación interna, mientras siguen trepando los valores internacionales de la energía y de los alimentos.

Para la Argentina es un contexto más que adverso por la inflación interna, la fuerte suba del “riesgo país”, la disparada de los dólares alternativos y las “correcciones” devaluatorias que podrían incluir algún acuerdo con el FMI, mientras se aguarda el proyecto de ley con los avances en la negociación con el organismo internacional, tal como prometió el presidente Alberto Fernández luego de las elecciones legislativas.

Todos estos factores, en momentos en que hay una recuperación en la industria, la construcción y muchos sectores de servicios, ponen un límite al desenvolvimiento futuro de la economía.

Dólar hoy: cotización del dólar, dólar blue y precios
El precio de los dólares

El precio de los dólares "alternativos" se desparó en el mercado argentino.

El Indec informó que “desde fines del 2020 la evolución del costo del transporte internacional evidenció un aumento. En octubre de 2021 con relación a igual mes del año anterior, el fl­ete internacional se incrementó 97,7%, al pasar de un valor unitario de 57,3 dólares la tonelada, a 113,3 dólares por tonelada. Si se compara respecto a octubre de 2019, el costo del fl­ete internacional aumentó 51,8%, puesto que en ese mes el precio fue de 74,6 dólares la tonelada”.

El Informe del Indec agrega que “para las importaciones argentinas las mayores tasas estuvieron asociadas con los orígenes China, Unión Europea, Usmca (Estados Unidos, México, Canadá) y Mercosur, que en conjunto representaron el 70,9% del total del ­flete. El costo del fl­ete de China aumentó 180,2% respecto a octubre del año anterior y 152% respecto al mismo mes de 2019. En relación con el valor FOB de la importación, cada 100 dólares FOB importados en octubre de 2021, se pagaron 9,7 dólares de flete, mientras que en octubre de 2020 el costo fue de 4 dólares y en igual mes de 2019 fue de 4,8 dólares”.

Por su parte, un Estudio del FMI reconoce “en el primer año de la pandemia, la inflación media en Brasil, Chile, Colombia, México y Perú (AL-5) estaba por debajo del promedio de otras economías de mercados emergentes. Ahora es más alta, con un promedio interanual de 8% en octubre, y de más de 10,5% en el caso de Brasil”.

El Informe agrega que este “aumento obedece en parte a la escalada de los precios de los alimentos. Empezaron a subir incluso antes de la pandemia y han aumentado más de 18% en promedio en los países de AL-5 desde enero de 2020. En América Latina, los precios de los alimentos representan casi una cuarta parte de la cesta de consumo media. Los precios de los alimentos en el mundo aumentaron considerablemente alrededor del 40% durante la pandemia, lo que plantea un gran desafío para los países de bajo ingreso donde tales compras representan una gran proporción del gasto de consumo”.

Así, el estudio del FMI admite que “para los hogares que aún están recuperándose de la crisis del coronavirus, la carestía de los alimentos deja menos recursos para gastar en otros bienes. En una región que tiene los mayores niveles de desigualdad del ingreso, la carga es más pesada para los hogares de bajo ingreso, que destinan una mayor proporción de sus ingresos a alimentos. Incluso la inflación subyacente, que excluye los precios de los alimentos y la energía, ha rebasado la tendencia previa a la pandemia este año, y en octubre registró un promedio interanual de 5,9%”.

importaciones.jpg
En el encarecimiento de los fletes globales influye las dificultades que enfrenta toda la cadena internacional de suministro de mercaderías.

En el encarecimiento de los fletes globales influye las dificultades que enfrenta toda la cadena internacional de suministro de mercaderías.

Por su parte, con base en los datos del Indec, la consultora Abeceb sostiene que las importaciones “evidenciaron en octubre un incremento del 31% respecto a igual mes del año previo (más U$S 1.243 millones), como consecuencia de mayores aumentos en los precios (más 17,9% interanual) más que en las cantidades ( más 11,1%) debido fundamentalmente a la fuerte escalada alcista de los fletes marítimos generada a partir de la reactivación del comercio postpandemia que impulsa al alza los precios, mientras que las cantidades importadas aumentan en forma “contenida” producto de las restricciones oficiales“ .

Abeceb agrega que para 2022 “los problemas en las cadenas de suministro internacionales continuarán afectando la dinámica de los flujos de comercio exterior, al menos hasta mediados del año próximo, pudiendo incluso haber en algunos rubros cuellos de botella en la oferta hasta fin del año próximo. El incremento en el costo de los fletes, implícito en el valor de importaciones, aumentó cerca de un 100% en un año, especialmente desde China, epicentro de las demoras y problemas en torno a la normalización del comercio marítimo. Las dificultades en la producción automotriz de Brasil por la falta de normalización en el flujo de chips también continuarán influyendo sobre las exportaciones de autopartes al vecino país”.