viernes 26 de febrero de 2021
Economía pobreza | Rosario | Santa Fe

Más de la mitad de los chicos de Rosario y Santa Fe viven en hogares pobres

En el Gran Rosario hay 450.000 personas que están por debajo de la línea de pobreza (130.000 chicos) y en el Gran Santa Fe son algo más de 200.000 (67.000 chicos). La tasa de desocupación oscila cerca del 10%.

Por la pandemia, la cuarentena y la recesión, en 12 meses la pobreza aumentó del 29,9% a 34,2% en Rosario y alrededores (Gran Rosario) y del 35% al 38,1% en el Gran Santa Fe. En tanto, por edades, sobresale la pobreza entre los menores de 14 años: 50,7% en el Gran Rosario y 53,7% en el Gran Santa Fe.

Estos datos – que surgen de las bases de microdatos de la Encuesta Permanente de Hogares (EPH) del tercer trimestre 2020 que distribuyó el Indec- indican que en Rosario y alrededores hay 450.000 personas que viven por debajo de la línea de pobreza y en el Gran Santa Fe poco más de 200.000. Y que en el Gran Rosario hay más de 130.000 chicas y chicos pobres y en el Gran Santa Fe más de 67.000

Así, más de la mitad de los chicos de esos dos grandes centros urbanos santafesinos viven, se alimentan y se desarrollan en hogares con ingresos que, descontando que no pagan alquiler, no les alcanzan para adquirir una canasta de alimentos y gastos generales básicos. Y constituye un factor reproducción de la pobreza. Estas cifras son menores a las del segundo trimestre 2020 -los meses más duros de la cuarentena- pero superiores a los trimestres anteriores a la pandemia.

Barrio Loyola - _MG_0841-MTH.jpg
En el Gran Santa Fe, el 53% de los chicos menores de 14 años son pobres.

En el Gran Santa Fe, el 53% de los chicos menores de 14 años son pobres.

Esos números impactan porque estas familias recibieron en el tercer trimestre del año pasado diversas ayudas, como el IFE (los bonos de $ 10.000), AUH, planes sociales que, a la luz de estos datos oficiales, marcan que fueron insuficientes para amortiguar la pobreza. Además, en ese trimestre, la medición oficial considera el cobro del medio aguinaldo de los asalariados registrados.

Como se mencionó, estas cifras surgen de las bases de microdatos de la Encuesta Permanente de Hogares (EPH) que distribuyó el Indec. El instituto no difunde las cifras de indigencia y pobreza por la alteración que provoca en la medición trimestral el cobro del medio aguinaldo, en junio y diciembre. Por eso el Indec da a conocer las cifras de indigencia y pobreza cada seis meses, tomando en cuenta los meses enero-junio y julio-diciembre.

No obstante, con esta aclaración, los especialistas que manejan ese programa del Indec pueden calcular esos dos indicadores claves.

También las cifras oficiales dicen que en el Gran Rosario la tasa de desocupación subió del 8,7% al 11,1% y en el Gran Santa Fe del 5% al 9,5%. Y disminuyeron la tasa de actividad y de empleo.

Por la flexibilización de la cuarentena posterior a la medición de esos indicadores, hay en la actualidad una mayor actividad y mucha gente que cayó en la inactividad en los meses más duros de la cuarentena volvió a contar con un ingreso. Pero al mismo tiempo, la inflación pegó un salto al 4% mensual y la inflación de los pobres (suba del valor de las canastas básica de indigencia y pobreza) aumentó aún más y ya no está vigente el IFE, que llegó a beneficiar a 9 millones de personas.

Leer más ► Alquileres: las claves del nuevo registro de contratos en Afip y el impacto en el mercado inmobiliario

Por su parte, el aumentó trimestral de las jubilaciones y pensiones (5% en diciembre 2020 y 8,1% a partir de marzo) representa en 6 meses una suba acumulada del 13,5% cuando, con un 4% de suba de los precios en diciembre y en enero, en ese período la inflación podría rondar un 20% o más.

Además, en los últimos meses, tanto los valores de la canasta de indigencia como de pobreza aumentaron por encima de la inflación promedio, en especial en el NOA y NEA.

Por ejemplo, en Tucumán los datos oficiales de la Dirección Provincial de Estadística marcan que en diciembre la canasta básica de alimentos subió el 8,79% y el 5,65% en enero y la canasta de pobreza aumentó el 5,45% en diciembre y 6,61% en enero.