Créditos UVA: por qué el congelamiento de las cuotas no resuelve el problema de fondo

Los grupos de Hipotecados UVA de las distintas provincias se organizan frente al paquete de medidas económicas anunciadas por el gobierno de Mauricio Macri. “No pedíamos un congelamiento de las cuotas sino un congelamiento de las UVAs”, reclaman.


Redacción Aire Digital

“Queremos #PagarNuestrasCasas, la vivienda es un derecho”, escriben en el grupo de Facebook Hipotecados UVA Autoconvocados. Y es que luego de que el Gobierno Nacional anunciara el paquete de medidas con respecto al congelamiento de las cuotas, los distintos grupos regionales reforzaron su reclamo por una Ley de Emergencia.

Lo que reina es la incertidumbre. Son muchas las familias que reclaman cambios en la metodología de actualización de las cuotas de los créditos hipotecarios UVA. Un comunicado del colectivo nacional expresaba que “en una economía bimonetaria como la que padece la Argentina, una suba descontrolada en el valor del dólar implica una explosión de los precios, es decir de la inflación. Al ser créditos indexados por inflación, toda suba de precios se traduce en una suba en el valor de la cuota y en un crecimiento exponencial del capital adeudado. Nuestros ingresos no acompañan la suba de los precios, y asistimos a un deterioro espeluznante en nuestra calidad de vida”.

Julia Irazoqui es abogada de los Autoconvocados UVA Córdoba. “En primer lugar, estos son comunicados de prensa. No hay ninguna medida oficial, ni siquiera fue agregado en el Boletín Oficial o en un comunicado del Banco Central de la República Argentina. De cualquier forma, el congelamiento de la cuota no claudica o no ayuda con respecto al congelamiento del capital -que es lo que en definitiva se está solicitando desde hace mucho tiempo”, explicó a Aire de Santa Fe.

La preocupación central reside en qué sucederá en enero 2020. Irazoqui opinó que “este congelamiento de cuota lo que hace es darle una aspirina a un enfermo de cáncer. Si yo congelo una cuota en $15.000 para Septiembre-Diciembre con una deuda de un millón de pesos, al cabo de cuatro meses la deuda que va a tener ese tomador de crédito UVA es de $1.350.000. Significa que se va a actualizar a $350.000 más en solo cuatro meses y el “ahorro” entre comillas que va a tener por cuota será entre $1.400 y $1.600. Eso no resuelve en absoluto la situación y al ir atado a un índice de inflación, va copiando de manera exacta las bruscas subidas del dólar”.

Leer más ►Piden congelar la cuota de los créditos UVA: en Santa Fe hay 16.000 afectados

Gustavo Baranovsky forma parte de los referentes en Salta. “Se está convirtiendo en una deuda que es imposible de pagar, a diferencia de un crédito tradicional que con el tiempo se va disminuyendo. Que se congele el UVA no es lo mismo que congelar la cuota. Al congelar el UVA te quedas con una cuota estabilizada, con intereses estabilizados y, sobre todo, con el capital adeudado estabilizado. La situación se mantiene en un status quo. Pero esto se va actualizando y siempre debes mucho. Es como si estuvieras en una cinta de correr de gimnasio: corrés y corrés pero no llegás a ningún lado”, explicó.

El colectivo de hipotecados UVA es muy diverso: hay gente que sacó de forma particular en 2016 (entonces tiene una mayor cantidad de UVA porque estaba más bajo), hay gente de distintas líneas de Procrear donde varían las tasas de interés y/o las entidades bancarias. A la hora de evaluar las medidas y el impacto, hay que entrar a ver una serie de particularidades para saber si a la mayoría le favorece”, reflexiona al respecto Baranovsky.

Romina Medina pertenece al colectivo Hipotecados UVA Tucumán. “Nos seguimos endeudando pasivamente. Tucumán es una de las provincias que más bajo tiene los sueldos. Las cuotas que se proponen absorben el 70% del salario. Y por ahora no hay órdenes de desalojo, pero sí intimidaciones por parte de los bancos. Lo que queremos es algo más idóneo: un tope al capital. No pedíamos un congelamiento de las cuotas sino un congelamiento de las UVAs”, agregó desde su provincia.

La referente dejó en claro que Tucumán repudia las medidas de Mauricio Macri. “No tenemos nada oficial firmado, no hay un DNU confirmado como fue con la nafta. Acá en Tucumán presentamos un proyecto de ley en la Legislatura provincial para declarar una Ley de Emergencia que prohíba los desalojos por un año porque nos tenemos que resguardar de lo que pueda pasar después de octubre”.

El pasado 17 de agosto, Mendoza se manifestó en la Legislatura provincial para dejar en claro su descontento por el aumento de las cuotas y capital. Hoy es el turno de Mar del Plata bajo la convocatoria #19ª, en el Monumento San Martín. El grito en común es exigir medidas concretas.

 

“A nivel nacional seguimos en la lucha, acoplándonos a las otras provincias para pedir una solución de fondo”, concluyó la referente de Hipotecados UVA Tucumán.

NOTICIAS DESTACADAS