viernes 30 de octubre de 2020
Economía | Agricultura | Fuerzas Armadas |

Los campos militares volverán a ser utilizados para la producción agropecuaria

Es a partir de una decisión del Gobierno de generar un acuerdo entre los ministerios de Defensa y Agricultura para incentivar la producción agropecuaria.

Los campos militares que son propiedad de las Fuerzas Armadas volverán a ser utilizados para la producción agropecuaria, tras la decisión del Gobierno nacional de avanzar en un acuerdo entre los Ministerios de Defensa y de Agricultura, lo que busca dejar atrás una medida implementada por la anterior administración, cuando "se vendían" esos predios.

Luego de la firma del acuerdo de cooperación interministerial realizado el pasado martes en la sede de la Dirección de Remonta y Veterinaria, dependiente del Ejército, los terrenos productivos de las Fuerzas Armadas contarán con un mayor desarrollo agrícola-ganadero.

En ese punto, el ministro de Defensa, Agustín Rossi, sostuvo que con este acuerdo "se ha retomado el método de acción que teníamos en la gestión durante la presidencia de Cristina (Kirchner) y revertimos así la política de venta de campos militares de (el expresidente) Mauricio Macri".

También recordó que, al asumir como ministro "hubo que impedir diversos remates de inmuebles bajo la órbita del Ministerio de Defensa, y lo que hicimos fue frenar el remate inescrupuloso que se llevaba en la gestión anterior, al convertir todas las tierras del Ejército y de Defensa en negocios inmobiliarios".

Rossi detalló que "una parte de esas tierras tienen un objetivo militar, ya que se utilizan para la instrucción del personal; otras tienen objetivos productivos que utiliza el Ejército, como la cría de caballos y para la alimentación de esos animales; y en otras de ellas estamos buscando distintos objetivos".

Sobre esos objetivos que mencionó el titular de la cartera de Defensa, el secretario de Estrategia y Asuntos Militares, Sergio Rossi, precisó a Télam que "en algún momento se pensó" algún programa para que miembros de la agricultura familiar participen, pero implementar un plan así "es muy complejo" porque "hay trabas legales y además porque esos terrenos no dejan de ser parte de una zona militar, con reglas de seguridad nacional".

Una de las alternativas posible sería la implementación del programa 'Pro Huerta' en las parcelas de la medianera lindante con el exterior de aquellos establecimientos militares que tengan tierras fértiles, porque "también aportaría a la seguridad, ya que ahora muchas de las bases han quedado en zonas urbanizadas donde por sus límites circulan los vecinos".

Sin embargo, Sergio Rossi aclaró que "por ahora no hay nada definido en ese sentido" y lo que sí se sabe es que "las Fuerzas Armadas utilizarán parte de esos campos para la producción de alimento para abastecimiento de sus animales".

FUENTE: Télam.