lunes 13 de septiembre de 2021
Economía

Lo que está en juego con las propuestas de reemplazar las indemnizaciones por despido por un Seguro o Fondo Indemnizatorio

Durante las últimas semanas circularon una serie de propuestas que tienen como objetivo determinar si es viable un nuevo sistema de indemnizaciones por despidos. Empresarios y representantes del sector público analizan la situación.

En los últimos días se han lanzado diversas propuestas para reemplazar el actual régimen de indemnizaciones por despidos, y también la Prestación por Desempleo, por un Seguro Indemnizatorio a través de un Fondo de Desempleo financiado con aportes patronales y administrado en principio por Anses, con o sin otros organismos como el Banco Central.

Las empresas aportarían una cuota de hasta el 8,33% de la nómina salarial (el equivalente a un mes por año) a un Fondo de Garantía de la Indemnización. Y si los trabajadores renuncian, son despedidos, o se jubilan percibirán de ese Fondo una cuota mensual equivalente al último salario según la cantidad de años trabajados. Esos pagos mensuales cesarán cuando superen los meses que correspondan a los años trabajados o el trabajador encuentre un nuevo empleo.

jubilados-anses-bono.jpg

En la actualidad, la indemnización solo se aplica para los despidos sin causa. Así con estos proyectos, el beneficio es más amplio porque el trabajador cobrará el seguro si se jubila y formará parte del acervo sucesorio, aunque otras iniciativas aclaran que “no se cobrará el Seguro de Garantía de Indemnización en caso de cambios de una actividad laboral o empleador por otro”. En tanto para las empresas, al eliminarse el costo de despedir las relaciones laborales se tornan flexibles.

Así por ejemplo, cuando el trabajador alcanza cierta edad -más de 50 años- y acumula una gran antigüedad en la empresa, en la actualidad el costo del despido -preaviso más un sueldo por año de antigüedad- actúa como un disuasivo para la cesantía.

Leer más ► Los peligros de la nueva forma en que se endeuda el Estado

Con el Fondo ese costo se constituye con cada trabajador desde el inicio de la relación laboral y en consecuencia el empleador no tiene el dilema de despedir o no porque queda eliminado el costo al momento del despido.

De esta manera para los trabajadores aumenta la posibilidad del despido. Y el reemplazo de esos trabajadores por gente más joven, con menores salarios ( además, por ejemplo, por el no pago del plus por antigüedad y también porque al mismo tiempo se promueven modalidades de contratos para jóvenes, con menores salarios y derechos laborales).

Al interior de las empresas, el Fondo actúa en detrimento de los de mayor edad y antigüedad y su reemplazo por los más jóvenes, flexibilizando las relaciones laborales.

Leer más ► Radiografía de la economía informal en Santa Fe

Un tema clave es la alícuota del aporte patronal. Una de las iniciativas es que el empleador pague mensualmente en base a la antigüedad promedio de sus empleados. El piso es del 2% para las empresas que tengan un promedio de antigüedad más alto y un techo del 8,33% para las que roten su personal más seguido.

En consecuencia, no hay para el empleador un encarecimiento del costo laboral porque esas alícuotas equivaldrían al costo promedio actual de las indemnizaciones según el historial de despidos de cada empresa.

portal-empleo-trabajo
Con el Fondo ese costo se constituye con cada trabajador desde el inicio de la relación laboral y en consecuencia el empleador no tiene el dilema de despedir o no porque queda eliminado el costo al momento del despido.

Con el Fondo ese costo se constituye con cada trabajador desde el inicio de la relación laboral y en consecuencia el empleador no tiene el dilema de despedir o no porque queda eliminado el costo al momento del despido.

Es evidente que si los aportes empresarios son inferiores al 8,33% esas alícuotas no alcanzan para financiar un seguro que debe abonar al trabajador un mes de sueldo por año de antigüedad que representa un 8,33% ( un salario sobre 12 meses). Queda entonces el interrogante: ¿tendrá que cubrir Anses la diferencia?

Otros proyectos plantean entonces que el Seguro se conforme “en base a los conceptos patronales incluidos en la nómina salarial y los aportes vigentes por parte de cada trabajador sin poder para ello añadir ni incrementar conceptos ni puntos a los ya vigentes”. ¿Eso significa que el trabajador financiará parcialmente su propio despido?

En la misma línea asesores empresarios plantean eliminar la actual Prestación por Desempleo que cobra el trabajador despedido sin causa –que puede cobrar hasta 12 meses según la cantidad de aportes registrados en la empresa. Y eliminar el aporte de las empresas que financia esa Prestación.

También las rentabilidades de las inversiones del Fondo son decisivas porque la experiencia en la Argentina es que por la alta inflación y la devaluación del peso esos Fondos se licuan y no pueden afrontar luego los compromisos asumidos con el consiguiente perjuicio para el beneficiario. ¿O la Anses que debería cubrir la diferencia? Algunos proyectos plantean que “el dinero depositado en dicho fondo se ajustará por inflación”.

Otro punto es que en la actualidad la indemnización se abona en un pago único y bajo el sistema del Fondo se abona en mensualidades. Un trabajador con 15 años de antigüedad tardará esa cantidad de meses para cobrar el total.

Finalmente, el cambio en el régimen de indemnizaciones puede formar parte de las condiciones que pueda plantear el FMI en las negociaciones con la Argentina.